El icono de la UFC, Conor McGregor, se hizo presente en el Fight Night 118 de Polonia para apoyar a su compañero Artem Lobov, con el cual comparte gimnasio. A pesar de su eufórico aliento, el ruso terminó cayendo ante Andre Fili.

Las cámaras, que siguieron los movimientos del irlandés en toda ocasión, captaron el momento en el que  "The Notorius" intentaba consolar al peleador a base de insultos homofóbicos en contra del estadounidense.

Después de caer derrotado por decisión unánime en el Arena Gdansk, Artem Lobov se retiró junto a Conor McGregor, con quien comparte tiempo en el Straight Blast Gym. Al salir del recinto

"Pensé que ibas a dormirlo", exclamó McGregor. "Todo lo que digo es que un marica", fue una de las frases que lanzó el peleador de artes marciales mixtas sin darse cuenta que estaba siendo grabado. Posteriormente desaparecieron detrás de un telón negro.

Aquellos insultos fueron solo para los oídos de Lobov. Sin embargo, al viralizarse el video, el cual se borró de las cuentas oficiales de BT Sport y UFC, las declaraciones terminaron volviéndose públicas.

Fabricio Werdum, ex campeón de peso pesado de UFC, fue sancionado por comentarios similares hace un mes atrás y terminó disculpándose con la comunidad LGBT.

El luchador irlandés se mostró exaltado durante toda la velada a tal punto que debió ser calmado por uno de los jueces a causa de los constantes gritos y desmanes que causó al costado de la jaula. Hasta el momento, McGregor continúa disfrutando de su tiempo libre tras la pelea que protagonizó frente a Floyd Mayweather

LEA MÁS