El Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay se llevará a cabo entre el 13 y el 23 de agosto, con funciones en Montevideo y otras 17 localidades del país
El Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay se llevará a cabo entre el 13 y el 23 de agosto, con funciones en Montevideo y otras 17 localidades del país

El Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay (FIDAE) llega a su sexta edición de ratificando el importante desarrollo que en los últimos años ha tenido la escena uruguaya. Se llevará a cabo entre el 13 y el 23 de agosto. Si bien la mayoría de los espectáculos se presentarán en Montevideo, habrá funciones en otras 17 localidades del país. La programación ofrece al público una muestra de espectáculos nacionales e internacionales en cuatro disciplinas: teatro, danza, circo y títeres.

El teatro y la danza viven tienen un presente destacable en Uruguay, sostenido por la permanente búsqueda de los muchos creadores y por consistentes decisiones de políticas públicas. El circo moderno y los títeres, que ya han ganado un lugar en el universo de las Artes Escénicas, están comenzando a desarrollarse.

Teatro uruguayo: tradición y novedad

El gran momento del teatro uruguayo tiene una genealogía muy rica. La vertiente del teatro político y social, con presencia de importantes grupos independientes, se nutre también de tradiciones como el humor absurdo, la libertad poética de muchos de sus escritores y una identidad cultural muy fuerte, que no necesariamente se conoce bien fuera del país. Así se ha consolidado en el país y ha logrado una notoria presencia internacional, sostenida en la actualidad gracias a una generación de autores aún jóvenes que se destacan en todo el mundo.

ergio Mautone, director Nacional de Cultura de Uruguay
ergio Mautone, director Nacional de Cultura de Uruguay

A este movimiento creativo se le suman 15 años de políticas públicas coherentes. Para Sergio Mautone, director Nacional de Cultura de Uruguay, la mirada institucional respecto de la cultura ha cambiado en los últimos 15 años. "La cultura viene desarrollándose a partir de algunas políticas", afirmó en diálogo con Infobae Cultura. "La primera es la conformación de cierta institucionalidad en la que se sumó instituciones tradicionales del Uruguay otras nuevas de un carácter más actual". Mautone destacó que para las artes escénicas fue muy importante "el desarrollo de infraestructuras culturales y la aparición de distintos programas de fomento, tanto a la producción como a la circulación".

En el mismo sentido se expresó Sofía Etcheverry, autora y directora de La tundra y la taiga, una de las obras nacionales seleccionadas para esta edición del FIDAE. Para ella, el momento que vive la escena uruguaya "es producto también de políticas culturales públicas que se vienen llevando a cabo desde 2005 para fomentar la autoría nacional. La creación de la Maestría en Teatro de la Facultad de Humanidades también ha incidido. Y ahora la tecnicatura en dramaturgia también está siendo un gran aporte".

La tundra y la taiga
La tundra y la taiga

A los nombres internacionalmente consagrados se le suman dramaturgos aún más jóvenes como Florencia Caballero Bianchi, Josefina Trías, Sebastián Calderón, por nombrar algunos. Además de destacarse la juventud debe señalarse la presencia dominante de las mujeres: las reconocidas Marianella Morena y Mariana Percovich fueron las primeras de una lista de creadoras que son centrales para la vitalidad de la escena uruguaya. En el FIDAE esto queda de manifiesto: de los 10 espectáculos uruguayos seleccionados 6 son dirigidos por mujeres. De las 5 obras de teatro, 4 son dirigidas por mujeres y 3 son trabajos de dramaturgas.

A esto también se refirió Etcheverry: "Con Mariana Percovich, Marianella Morena se abrió un camino para las que llegamos después. Celebro la decisión de quienes seleccionaron los proyectos de haber apostado en este sentido, porque que 4 de las 5 obras nacionales teatrales sean de directoras, y que en 3 de ellas también seamos dramaturgas las autoras me parece más que justo".

La Danza en el escenario público

Creado en 1935 el Ballet Nacional del Sodre (Servicio Oficial de Difusión, Representaciones y Espectáculos instituto dependiente del Ministerio de Educación y Cultura) es el bastión de la danza en Uruguay. Si bien su origen está asentado en el estilo clásico, en su historia ha abierto espacios a diferentes expresiones y a la creación de espectáculos diversos a partir del trabajo con grandes coreógrafos. En 2010 la incorporación de Julio Bocca como director artístico dinamizó la búsqueda artística y el intercambio internacional. Actualmente es dirigido por el maestro español Igor Yebra, que aporta una gran versatilidad a las búsquedas del elenco.

Igor Yebra
Igor Yebra

Según explicó para esta nota Martín Inthamoussú, director de las Escuelas de Formación Artística del Sodre, si bien Uruguay tiene un solo elenco estable de danza que está dedicado centralmente a la danza clásica, hay un importante desarrollo de otros géneros y esto está ha sido impulsado por el crecimiento de la enseñanza en instituciones públicas. "En este momento tenemos cerca de 560 estudiantes de danza entre contemporáneas, ballet clásico, folklore, candombe y tango" detalló.

"El panorama actual es que tenemos un montón de interés por la danza, no solo en los públicos sino también en las personas que quieren dedicarse a esto profesionalmente. Hay gente, hay público, se puede seguir pensando en políticas que ayuden a responder a la demanda profesional", explicó. Respecto de la presencia de bailarines formados en las instituciones estatales en esta edición del FIDAE aseguró que "en las obras de danza que se presentan veo estudiantes, egresados y también profesores nuestros. Es muy lindo agarrar un programa y ver todos los que están allí llevando la presencia de la escuela a nivel profesional en un festival como este".

El movimiento de la danza uruguaya también ha tenido un fuerte impulso desde lo público. Los grupos independientes, muchos de ellos salidos de las escuelas del Sodre, crean sus espectáculos gracias a las políticas de fomento. Resta que los elencos juveniles –que no son ni profesionales ni estables- continúen creciendo hasta consolidarse. "Creo que tenemos en el debe la creación de una compañía que tenga un repertorio contemporáneo. Es una discusión que está vigente ¿se necesitan más cuerpos estables o hay que potenciar aquellas estructuras que ya existen? Es una discusión que se tiene que dar y que enriquece a todo el mundo. Ahora que tenemos tantos egresados es un buen momento para pensar todas estas cosas", finalizó.

José Miguel Onaindia, director artístico del festival
José Miguel Onaindia, director artístico del festival

En esta edición del FIDAE el Ballet Nacional presentará un homenaje a coreógrafos franceses como función especial dentro del Festival. Según explicó José Miguel Onaindia, director artístico del festival "este elenco siempre convoca a muchos espectadores y por eso queremos que la danza neo clásica esté programada, porque tiene una gran aceptación popular".

Los elencos oficiales uruguayos tendrán un lugar en la programación de danza del FIDAE. El Ballet Folclórico Juvenil presentará De puentes y caminos, espectáculo creado a partir de ritmos nacionales y de América Latina. El más importante de los elencos oficiales, el Ballet Nacional del SODRE, se hará presente con un espectáculo que bajo el nombre De Francia a Uruguay, presentará en la misma función un doble programa: Suite en Blanc, pieza de estilo neoclásico y Zitarrosa en todos, que explora el arte del gran cantautor uruguayo.

Las escuelas artísticas participarán con la presentación de Doble corchea del prestigioso coreógrafo venezolano Vicente Nebrada, del que participarán alumnos de la Escuela Nacional de Danza con el acompañamiento en vivo de la Orquesta Juvenil del Sodre.

Recorriendo la programación

34 espectáculos de 11 países. 71 funciones en 18 localidades diferentes. Estos son los números que nos trae el FIDAE a la hora de organizar nuestra grilla como espectadores.

Entre los objetivos del FIDAE está presentar una selección representativa de la escena uruguaya y es parte de la política de internacionalización de estas artes. "En un mundo global como en el que vivimos, creemos que las industrias creativas están teniendo una enorme oportunidad de potenciación", explicó Sergio Mautone.

Columna Durruti
Columna Durruti

Otro de las búsquedas de los organizadores es abrir las puertas de las salas a quienes habitualmente no concurren al teatro. "El Festival está pensado para atraer público no habitual de las artes escénicas", aseguró Onaindia. "No es un festival de 'capilla'; no es un festival donde queramos satisfacer el gusto y las inquietudes solamente de la comunidad que va al teatro". Analizando la programación no quedan dudas de que todos los públicos pueden encontrar espectáculos con los cuales se sentirán a gusto. Algunos más convencionales y otros que reclaman del espectador de una actitud más activa.

Las obras de teatro uruguayas que formarán parte del FIDAE fueron seleccionadas por un jurado internacional. Son Cheta, de Florencia Caballero Bianchi; Ella sobre ella, de Marianella Morena; If, festejan la mentira, de Gabriel Calderón; La incapaz, de Carlos María Domínguez; y La tundra y la taiga, de Sofía Etcheverry.

También se presentará La reunificación de las dos Coreas, versión de la Comedia Nacional sobre la obra de Joël Pommerat, dramaturgo francés invitado especial de esta edición. De este autor también se verá su puesta de Caperucita Roja, en la versión original en francés. Otra pieza uruguaya que se verá en el marco del festival será Cuando pases sobre mi tumba, de Sergio Blanco, que tendrá función especial el 22 de agosto.

37 Guernica 17
37 Guernica 17

La obra de Blanco es de lo más esperado, ya que el autor tiene una obra muy reconocida y cuenta con seguidores tanto en América como en Europa. Cuando pases sobre mi tumba es parte de sus trabajos de autoficción. "Toda escritura autoficcional siempre parte de un yo, de una experiencia personal, pero para ir más allá de ese sí mismo, es decir, para poder ir hacia otro", explicó oportunamente Blanco. Esta puesta cuenta con la actuación del destacado intérprete uruguayo Alfonso Tort, lo que agrega interés al espectáculo.

Tres dramaturgas son las elegidas para presentar sus obras en el Festival. Las tres dirigen además las puestas. "Estar en el Fidae y haber sido seleccionada por un jurado internacional, es un muy buen reconocimiento", contó Etcheverry a Infobae Cultura. La dramaturga, que forma parte de una generación intermedia entre las pioneras y las creadoras más jóvenes, presenta La tundra y la taiga, obra en la que el saber, la otredad, los cuerpos y las sexualidades son puestos en cuestión a partir de una historia familiar durante la epidemia de fiebre amarilla en Montevideo. Esta es su quinta obra y no es su primera participación en el Festival. "En la primera edición, en 2009, gané una convocatoria para reescribir Un buen negocio de Florencio Sánchez. La obra se llamaba Aversión y la estrenamos en la Sala Experimental de Malvin".

Cheta
Cheta

Como la obra de Etcheverry, Cheta también trae la visión de dramaturgas que experimentan en los espacios, los lenguajes, el trabajo de los cuerpos en la escena y la sexualidad como forma de repensar lo real. Cheta, que se presentó en diferentes escenarios de la región, es un imperdible trabajo sobre la adolescencia en tiempos de la crisis del año 2001. Caballero Bianchi articula lenguajes escénicos y visuales con una gran sensibilidad para construir personajes, contando con mucha sencillez las reconfiguración de las relaciones entre adolescentes en un barrio montevideano.

Otra propuesta destacable llegará desde Bélgica. Se trata del musical El hombre de La Mancha (L'homme de La Mancha), basada en la versión que Jacques Brel realizara en 1968. En este trabajo, gracias a un acuerdo entre el FIDAE y el Teatro La Monnaie de Bruselas, se suma al elenco el murguista uruguayo Eduardo "Pitufo" Lombardo que presenta un tema propio escrito especialmente para esta versión.

Francia será el país invitado. Además de la presencia de las obras de Pommerat ya mencionadas, con El retrato de Raúl (Portrait de Raoul) y El uruguayo (L'uruguayen) estará presente el espíritu de Copi (Raúl Damonte Botana), aquel artista inabarcable que nació en Buenos Aires, pero fue también de Montevideo y París, donde se radicó hasta su muerte.

El retrato de Raul( Jean Louis Fernandez)
El retrato de Raul( Jean Louis Fernandez)

España también llevará al FIDAE varias propuestas destacadas. Jauría, con dramaturgia de Jordi Casanovas, está basada en palabras textuales del juicio contra el grupo de violadores conocido como La Manada, cinco hombres que en julio 2016 violaron a una joven de 18 años. En el juicio la denunciante fue obligada a dar más detalles de su intimidad personal que los denunciados. Por otra parte la maravillosa actriz Blanca Portillo protagonizará la puesta de Mrs. Dalloway, sobre la obra de Virginia Woolf.

Además de estas dos propuestas, España presentará una coproducción entre el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, el Estudio Hernán Gené de Madrid y el FIDAE. Se trata de una de las piezas menos representadas de William Shakespeare: Pericles, Príncipe de Tiro. En una versión con notable despliegue físico sobre el escenario, la puesta permite pensar cómo se articulan ciertos dispositivos de la teatralidad moderna con los textos clásicos. En materia de danza, el coreógrafo Fernando Hurtado hace bailar a los personajes del cuadro más emblemático de Pablo Picasso en el espectáculo 37 Guernica 17. América Latina tendrá presencia de espectáculos de Argentina, Brasil, Chile y Perú.

Hidalgo
Hidalgo

Desde Argentina llegan varias obras. Airefuego con Thelma Biral y Francisco Pesqueira, un espectáculo hecho de textos y canciones que fueron parte de la larga carrera de la actriz, nacida en Buenos Aires pero criada y formada en Montevideo. Hidalgo, de María Marull propone el encuentro con intereses opuestos entre dos personajes desplazados: una mujer adulta, agente inmobiliaria, que necesita alquilar la vivienda para resolver su situación económica y un adolescente desclasado y algo perdido para quien ese es su único lugar para vivir. El conflicto se resuelve en pequeños detalles y en los espacios que quedan vacíos entre las pocas certezas. El joven Agustín Daulte con su trabajo aporta vacilación a cualquier verdad posible. Fuera de este teatro más tradicional, con dramaturgia y dirección de Emilio García Wehbi, se presenta La columna Durruti donde se unen tres performances protagonizadas por el autor junto a Maricel Álvarez.

La puesta peruana de la obra Solo cosas geniales será la que más presentaciones tendrá. Además de presentarse en Montevideo, estará en escenarios de San José, Treinta y Tres, Rocha, Minas y Florida. La actriz Norma Martínez adaptó el texto cargado de humor y en explota su trabajo escénico a partir de una relación directa con el público que es convocado a participar activamente.

Solo cosas geniales
Solo cosas geniales

Como en varios escenarios de América y Europa, esta edición del FIDAE contará con la obra Estado vegetal, de la dramaturga chilena Manuela Infante. La obra que se estrenó en Santiago de Chile y se presentó en escenarios de Sudamérica, Norteamérica, Europa y Asia. Durante estos días Infante es la única dramaturga latinoamericana invitada a la Bienal de Teatro de Venecia a donde también lleva esta obra. Aquí construye una suerte de manifiesto personal sobre el poder, la futilidad de lo humano y la inteligencia de las plantas, su vitalidad y autonomía. La materialidad de voz y la palabra más la iluminación construyen un espacio hiperreal y relativizan el tiempo.

Imperdible, por sus reconocimientos internacionales y por la libertad creativa y la potencia visual, es la propuesta de danza brasilera Cão Sem Plumas de Deborah Colker, premiada por este trabajo. "El espectáculo es sobre cosas inconcebibles, que no deberían ser permitidas. Es contra la ignorancia humana. Destruir la naturaleza, los niños, lo que es lleno de vida", afirmó la directora y coreógrafa, que es responsable también de Ovo, el espectáculo presentado en el último año por el Cirque du Soleil.

Fuera de los escenarios pero dentro del FIDAE, el 19 de agosto se presentará en carácter de estreno la película Que sea ley del argentino Juan Solanas. El film cuenta la lucha por el aborto legal en la Argentina. La película, que se presentó en el Festival de Cannes, es parte de la colaboración entre Francia y el Festival y es una de las actividades más esperadas por los espectadores.

SIGA LEYENDO