Encuestas del Centro Democrático, aseguran que las cuentas no dan

El partido liderado por el expresidente Álvaro Uribe realizó dos encuestas entre sus militantes para elegir el candidato único que los representará en las próximas elecciones presidenciales

El Centro Democrático presenta su candidato presidencial que será Óscar Iván Zuluaga. (Colprensa-Sergio Acero)
Colprensa
El Centro Democrático presenta su candidato presidencial que será Óscar Iván Zuluaga. (Colprensa-Sergio Acero) Colprensa

Las encuestas que erigieron a Óscar Iván Zuluaga como el candidato presidencial del Centro Democrático no han dejado de casuar suspicacias entre los militantes, incluso entre los críticos, del partido. Ni siquiera revelar los resultados de la medición mermó la situación, debido a que las cuentas no daban y al sumar los resultados de cada uno de los candidatos, sumaban en total 101.

Inicialmente se había acordado entre los candidatos que solo se daría el nombre del ganador, y el pasado 22 de noviembre se anunció oficialmente que el mecanismo había dado como ganador a Óscar Iván Zuluaga. El resultado ya lo conocían al interior de la colectividad, pues se tenía listo un atril con su nombre y llegó a la tarima con un discurso impreso.

Pero tras anunciarse, la senadora María Fernanda Cabal cuestionó el resultado y solicitó que todo se hiciera público, con los datos recaudados y pidió incluso 3000 encuestas que fueron desechadas por no cumplir con los criterios de validez y el resultado se tomó únicamente con base en unas 1000 respuestas.

Al revelarse los resultados, se conoció que Zuluaga fue elegido candidato del partido con 43% de la votación, María Fernanda Cabal con 22%, Paloma Valencia con el 13% Alirio Barrera con el 12% y Rafael Nieto Loaiza con el 11%.

Los usuarios en redes sociales hicieron las cuentas y se sorprendieron con el resultado de la sumatoria del consolidado que daba un total del 101%, lo que parecía advertir un error en los valores asignados a los candidatos y que dio para hablar nuevamente de una supuesta alteración o manipulación de las encuestas.

Con la duda ya difundida, y nuevamente los seguidores del partido cuestionando el resultado, las directivas y las encuestadoras se pronunciaron para explicar por qué el resultado consolidado no cerraba en 100% como debería al ser la totalidad de los votos.

En un comunicado compartido por el diario El Tiempo, el Centro Nacional de Consultoría y la empresa Yanhaas, que fueron las encargadas de realizar las mediciones, explicaron que la anomalía se debía al redondeo de las cifras que había hecho caso omiso de los decimales.

“Los resultados de las encuestas se presentan sin números decimales debido a que la medida no tiene la precisión para incluirlos. Poner decimales da la falsa ilusión de que un candidato que tiene 12.34% está por encima de uno que tiene 12.18%, cuando esto no es así. La medición no tiene la precisión para establecer estas diferencias, a esto se le conoce como el convenio de cifras significativas”, señalaron las encuestadoras.

Esto, debido a que Óscar Iván Zuluaga obtuvo realmente el apoyo del 42,750% de los encuestados, María Fernanda Cabal el 22,0%, Paloma Valencia el 13,0%, Alirio Barrera 11,625% y Rafael Nieto 10,625% que sumados dan el 100% de las encuestas.

Para ofrecer un resultado más claro y generar las piezas, las cifras fueron redondeadas hacia arriba, es decir hacia el número entero más cercano, por lo que Zuluaga, Barrera y Nieto aumentaron unos decimales para el consolidado, lo que daba como resultado 101%, pero no por un error de la medición, sino por un error en la presentación de los resultados.

La empresa Tempo, que fue contratada para adelantar la auditoria del proceso de medición, también se pronunció. “El proceso contratado fue desarrollado con total transparencia. Los controles de calidad exigidos fueron cumplidos rigurosamente, mediante la aplicación de 3 métodos de verificación de la información en el 100% de las encuestas telefónicas y presenciales realizadas: 1. Escucha de audios de dichas encuestas, con el fin de constatar la coincidencia entre el registro del cuestionario y el audio de respaldo; 2. Llamadas telefónicas a los encuestados para validar su participación en la encuesta y la veracidad de sus respuestas. 3. La ubicación de los encuestados arrojada por el sistema GPS”, aseguraron.

Así mismo, señalaron que las encuestas invalidadas fueron definidas por las mismas encuestadoras en un proceso interno porque consideraron que no cumplía con los criterios necesarios, debido a que los encuestados rechazaron responder, suspendieron sin terminar, u otras situaciones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR