Contratista de la empresa de seguridad que llevó a colombianos a Haití dice que el presidente ya estaba muerto

El venezolano Antonio Intriago habló a través de sus abogados y dijo que él no entrenaba mercenarios y que solo maneja servicios privados de seguridad

Antonio Intriago, uno de los señalados responsables de idear el plan contra el presidente de Haití, Jovenel Moise, habló recientemente mediante sus abogados. El venezolano que funge como contratista de la empresa CTU Security, dijo que los colombianos capturados llegaron cuando el mandatario ya estaba muerto.

Esa empresa fue la que contrató a los exmilitares colombianos que llegaron a Haití a inicios de julio y por ahora se investiga su responsabilidad en este caso. Intriago entonces señaló, a través de sus abogados, que los colombianos acompañaban a la policía de Haití para efectuar una orden de captura contra el presidente, pero que cuando entraron a su casa ya estaba muerto.

Por esto Intriago dijo que fue víctima en un plan para “asumir el poder en Haití”, el cual desconocía y dijo que para él fueron los mismos guardaespaldas de Moise quienes lo traicionaron.

Los representantes del venezolano agregaron que este no entrenó a mercenarios como se ha dicho y que, por el contrario, son soldados retirados que trabajan como “contratistas para servicios privados de seguridad”. También señalaron que el mismo gobierno de Estados Unidos “sabía lo que estaba pasando en Haití”, según afirmaron en un comunicado de prensa.

Por ahora Intriago y su defensa solicitaron una copia de la orden de arresto que se tenía contra el mandatario y la cual es parte de las pruebas que recogen para demostrar la presunta inocencia del señalado. Luego reiteraron que él no sabía de ningún complot o plan en contra de Moise, quien murió el pasado 7 de julio.

Situación de los colombianos

Tras la visita de la comisión humanitaria de la Cancillería colombiana y la Defensoría del Pueblo, se conoció a través de un informe que tres de ellos, presentan lesiones de consideración. De acuerdo con el documento, los excombatientes se encuentran aislados y hacinados, duermen en el piso, solo comen dos veces al día y el agua para tomar es limitada. Asimismo, durante la visita se evidenció que carecen de garantías procesales en los trámites judiciales de los que son objeto de investigación.

Sin embargo, este miércoles 4 de agosto se conoció que los detenidos fueron trasladados a un centro penitenciario en la capital del país, donde permanecerán mientras se aclara su situación judicial. La noticia fue confirmada por Julio Santa, cónsul colombiano en Puerto Príncipe, Haití.

“La noticia del traslado de los connacionales a una cárcel es muy dura. Esta sería una de las etapas del proceso que más les generaba temores a los colombianos, ya que allí no gozarían de la suficiente seguridad y garantías para su vida e integridad”, manifestó Luis Andrés Fajardo, vicedefensor del pueblo, a El Heraldo.

Cabe recalcar que, durante la visita de los funcionarios colombianos, algunos exmilitares manifestaron su deseo por ser extraditados a Estados Unidos, según reveló La FM. De hecho, los capturados ya han sido interrogados por el FBI en varias ocasiones.

Los mercenarios se reunieron por casi cuatro horas con el vicedefensor del Pueblo, un abogado de la Defensoría Pública y el jefe de colombianos en el extranjero, quienes conforman la Comisión. El encuentro se dio de a dos personas.

“Algunos detenidos se quejaron de haber sido golpeados, aunque al preguntárseles concretamente, no supieron distinguir con claridad si se trataba de los golpes recibidos al momento de la captura. Por su parte, varios de ellos afirmaron estar sanando de los golpes durante la captura”, se lee en el documento.

SIGA LEYENDO