Reportan derrame de crudo en el oleoducto Caño Limón-Coveñas

La emergencia ambiental se registró en el municipio de Tibú, departamento del Norte de Santander, debido a la conexión de válvulas ilícitas en la infraestructura.

En la imagen, las válvulas ilícitas detectadas en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en la vereda San Miguel, en el municipio de Tibú. Foto: Corponor.
En la imagen, las válvulas ilícitas detectadas en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en la vereda San Miguel, en el municipio de Tibú. Foto: Corponor.

NotiCentro1 CM& conoció que, en las últimas horas, se presentó un nuevo ataque en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en la región del Catatumbo, lo que ocasionó un derrame de crudo en la zona, generando una emergencia ambiental.

Según conoció el medio, los hechos ocurrieron en la vereda San Miguel en Tibú, donde la conexión de dos válvulas ilícitas para el robo de crudo generó el derrame del mismo, el cual se extendió hasta la quebrada Techina y el río San Miguel, causando afectaciones a los campesinos que viven en inmediaciones a estos cuerpos de agua.

La corporación una vez conoció el hecho activó el comité municipal de gestión del riesgo, comunicándonos con el municipio de Tibú para que se activara, y de la misma forma se implementó el plan de contingencia.”, explicó al noticiero bogotano, el ingeniero ambiental de la Corporación autónoma regional de la Frontera Nororiental (Corponor), César Ortega.

Respecto a la emergencia, habitantes de la zona aseguraron a NotiCentro1 CM&, que el derrame de petróleo ya había cobrado la vida de algunos animales. “La contaminación es grave porque siempre ya han muerto pescados, y afecta al ganado que toma el agua de aquí.”, contó al mismo medio Arnulfo Caselles, un campesino que vive en el lugar.

En el momento, la compañía Cenit, filial de Ecopetrol puso en marcha el plan de contingencia en dos puntos de la vereda San Miguel, con el fin de que el crudo siga avanzando y así superar la emergencia la emergencia ambiental, así lo conoció Caracol Radio.

A raíz de esta situación se coordinó con el comité de riesgos el cierre de la bocatoma del acueducto municipal para evitar un riesgo en el consumo de agua potable y adoptar todas las medidas preventivas en la zona.”, explicó a la misma emisora el representante de Cenit, Mario González.

El representante de la compañía además indicó que, con el acompañamiento de las autoridades militares, asegurarán la zona con el fin de restablecer el funcionamiento de la infraestructura petrolera.

De acuerdo con Ecopetrol, durante este 2021, en el oleoducto Caño Limón-Coveñas ya han encontrado 17 válvulas ilegales.

Cabe recordar que esta no es la primera emergencia ambiental que se presenta en la zona. El pasado 3 de junio, habitantes de la vereda El Empalme, también ubicada en el municipio de Tibú, alertaron de una explosión cerca al oleoducto Caño Limón-Coveñas, lo que ocasionó un incendio.

Luego de que se conociera la denuncia, Cenit, la compañía filial de Ecopetrol, en compañía de las autoridades locales realizaron un sobrevuelo por la zona en el cual pudieron comprobar el incendio de gran magnitud que estaba afectando los alrededores del oleoducto.

Una vez detectada la emergencia, los organismos de socorro acudieron al lugar para evitar que las llamas se extendieran, mientras que el Ejército Nacional se desplazó a la zona con el fin de garantizar la seguridad del cuerpo técnico que se encargaría de establecer cómo ocurrieron los hechos.

Al respecto, las autoridades dieron a conocer a la FM Radio, que se barajaba la posibilidad de que la explosión pudo haber sido ocasionada por miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), disidencias de las Farc o paramilitares, grupos armados ilegales que frecuentan la zona.

Para la fecha, Ecopetrol indicó al mismo medio que ya se habían reportado 8 atentados en contra el oleoducto de Caño Limón-Coveñas por parte de grupos al margen de la ley.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR