Más de 26 mil estudiantes se trasladaron de colegios privados a públicos durante la pandemia

La migración se habría dado por el impacto que tuvo la emergencia sanitaria en la economía de los hogares colombianos.

Regreso a las clases en alternancia en colegios privados de Bogotá. Foto: Colprensa - Álvaro Tavera.
Regreso a las clases en alternancia en colegios privados de Bogotá. Foto: Colprensa - Álvaro Tavera.

La pandemia por el coronavirus afectó diferentes sectores de manera negativa, entre ellos también está la educación en el país. Los estudiantes colombianos no solo se vieron impactados por el paro de las clases presenciales y el inicio de unas clases virtuales a las que muchos no podían acceder, especialmente en zonas rurales del país, otros también se vieron en la obligación de cambiar de institución educativa ante las dificultades económicas en los hogares colombianos.

Según un análisis realizado por el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, más de 26 mil estudiantes se pasaron de un colegio privado a uno público en lo que va de la pandemia, esto quiere decir que 1 de cada 33 estudiantes de colegios privados tuvieron que cambiar a una institución educativa oficial por temas oficiales.

A lo largo de la pandemia se estima que 240 mil estudiantes abandonaron los estudios y otros se vieron obligados a pasarse a colegios públicos ante las dificultades dentro de los hogares. Estos datos los conocieron en este análisis tras solicitar los datos a las 96 Secretarías de Educación del país, de las cuales recibieron respuesta de 33.

Con este análisis los investigadores buscaron establecer el impacto que la emergencia sanitaria tuvo en los ingresos de los colegios privados, luego de que se evidenciara un panorama de deserción en estas instituciones por la disminución de los ingresos económicos en los hogares colombianos. Con la información que les fue entregada por 33 secretarías de educación, determinaron que 26.521 estudiantes se han cambiado de colegio privado a uno oficial.

Cabe resaltar que la cifra debe ser mucho mayor, pues faltan los datos de 63 secretarías de educación del país. Por ahora, las regiones en las que registraron mayor número de este fenómeno fueron Barranquilla (con 4.148), Bucaramanga (3.573 traslados) y Cartagena (3.462 traslados).

Luz Karime Abadía, codirectora del LEE, señaló que es importante que “tanto a nivel nacional como local se haga una buena medición de este fenómeno y se identifique a los nuevos estudiantes que ingresan al sistema oficial, de manera que puedan ser acogidos en las instituciones educativas con altos estándares de calidad”, citó El Tiempo.

En Bogotá, por ejemplo, aunque es la ciudad que reporta tener más estudiantes en todo el territorio nacional, solo reportaron 1.243 traslados del sector privado al oficial.

Los investigadores, además, señalan que estos traslados también tienen importantes efectos en la educación del país y en las instituciones. El primero de ellos es el número de estudiantes que deberá atender cada profesor, especialmente en las instituciones públicas, las cuales se caracterizan por tener mayor número de estudiantes en una sola aula que en los colegios privados.

Desde el LEE resaltan que esto puede traer problemas en los niveles de calidad de la educación. “El número de estudiantes por salón es mayor en las sedes oficiales, con respecto a las no oficiales (30 vs. 20). Además, para el 2018, la proporción de estudiantes por docente era de 18 en las sedes educativas oficiales y de 15 en las privadas. Con base en esos datos, es fundamental que se acompañe esta migración de estudiantes con un aumento de los recursos por parte de las Secretarías a las instituciones de educación oficiales, con el fin de atender una mayor demanda y no afectar la calidad de la educación”, destacaron en los resultados.

En segunda medida, hicieron referencia a un impacto que llamaron ‘efecto pares’ el cual está visto desde dos perspectivas posibles. La primera es que los estudiantes que vienen de los colegios privados pueden transmitir conocimientos a sus compañeros de colegios privados, pero en otro sentido, también es posible que los estudiantes bajen su rendimiento en el cambio de colegio.

SEGUIR LEYENDO: