Conmebol asignó un partido más a Bogotá en la Copa América, pero no será el del debut de la Selección Colombia

El anuncio lo dio la Conmebol tras la solicitud de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y del Gobierno nacional, el pasado 15 de marzo.

Foto de archivo. Panorámica del exterior del estadio El Campín, en Bogotá, Colombia, 10 de junio, 2020. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Panorámica del exterior del estadio El Campín, en Bogotá, Colombia, 10 de junio, 2020. REUTERS/Luisa González

El pasado lunes 15 de marzo, la Conmebol —Confederación Sudamericana de Fútbol— dio a conocer que el debut de Colombia contra Ecuador en la Copa América no se disputaría en Bogotá, sino en Barranquilla, ciudad que acogerá la final del certamen.

Horas después, el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, pidió a la Conmebol que no le retirara a Bogotá el único partido de la Selección Colombia que tenía programado inicialmente. También lo hizo la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).

“Trabajamos de la mano con la Federación Colombiana de Fútbol para solicitar a la Confederación Suramericana de Fútbol la posibilidad de tener a nuestra selección Colombia jugando en Bogotá en la Copa América”, escribió en su cuenta de Twitter el ministro.

Producto de la solicitud, este 16 de marzo, la Conmebol dio a conocer que en Bogotá se desarrollará un partido más de la Copa América, aunque no necesariamente juegue la Selección Colombia:

“Tras estudiar la solicitud de la Federación Colombiana de Fútbol, la Conmebol ha decidido modificar<b> </b>la sede del partido que por los cuartos de final deban disputar los equipos 1B vs. 4A, inicialmente prevista para la ciudad de Barranquilla, siendo la ciudad de Bogotá la nueva sede de dicho partido”, informó la Conmebol en un comunicado de prensa.

Con el cambio, en la capital del país se jugarán los partidos Venezuela vs. Ecuador, Brasil vs. Ecuador, el duelo por el tercer puesto y el mencionado partido de cuartos de final, aunque en este no se confirma la participación del combinado Tricolor, pues tendría que avanzar como primero del grupo B.

Cómo se jugará el torneo

Nueve días después de que se oficializara la suspensión de la doble fecha de Eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Catar 2022, que se iban a llevar a cabo a finales de este mes de marzo, se oficializó, por ahora, que el torneo que será disputado por 10 selecciones se jugará entre el 13 de junio y el 10 de julio.

El partido inaugural se jugará el domingo 13 en el Estadio Monumental de Buenos Aires entre Argentina y Chile y, un día después, Colombia hará su debut en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla, cuando reciba a Ecuador.

Como estaba estipulado desde el principio, la Copa América estará dividida en dos zonas de cinco equipos. En la primera fase de grupos se definirá la salida de un único equipo por zona para que sean ocho los que hagan presencia en las fases definitivas. Cabe destacar que de 12 equipos se pasó a 10 puesto que Catar y Australia, selecciones invitadas, no estarán presentes debido a la situación que vive el continente en cuanto a la pandemia del covid-19.

“Con la ausencia de selecciones invitadas, la CONMEBOL reprogramó los partidos y sedes, con la finalidad de mantener el alto nivel de competitividad y ofrecer un torneo histórico a millones de hinchas alrededor del mundo”, destaca el comunicado.

La selección dirigida por Reinaldo Rueda jugará sus partidos en tres sedes durante la fase de grupos. En Barranquilla contra Ecuador; en Medellín ante Venezuela; en Cali ante Perú; y ante Brasil nuevamente en ‘la arenosa’. Para que la ‘Tricolor’ continúe jugando en territorio nacional, es necesario que clasifique primera o segunda del grupo, de lo contrario, tendrá que viajar a Argentina para disputar los cuartos de final.

“La CONMEBOL Copa América no solo es la oportunidad para los seleccionados de alcanzar la gloria continental, sino que se presenta también como una inmejorable instancia de preparación de los equipos de cara a las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo Catar 2022. Con un buen ritmo de alta competición, los países sudamericanos aumentan sus chances de llegar con equipos sólidos y afinados a esos compromisos internacionales, señaló la Conmebol.

SEGUIR LEYENDO: