Por qué aún no se ofrece la vacuna contra el COVID-19 de Sinopharm para completar el esquema en Argentina

En CABA y en la provincia de Buenos Aires se hicieron dos ensayos para evaluar si era conveniente el intercambio. Especialistas dijeron a Infobae en qué instancia se encuentra cada estudio

Por la demora en la entrega del segundo componente de la vacuna Sputnik V desde Rusia, se decidió hacer intercambio con dosis de inoculantes diferentes (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)
Por la demora en la entrega del segundo componente de la vacuna Sputnik V desde Rusia, se decidió hacer intercambio con dosis de inoculantes diferentes (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)

A raíz de la demora en la entrega de las dosis de vacunas contra el COVID-19 que se habían comprado a laboratorios extranjeros, el Gobierno de Argentina empezó a ofrecer a la población el intercambio entre diferentes inoculantes a principios de agosto pasado. Pero se dejó de lado la combinación entre la Sputnik V con la vacuna de Sinopharm, elaborada en China. Hoy hay 7.669.953 de dosis de la vacuna Sinopharm para aplicar en la Argentina. Autoridades sanitarias y científicos que investigan el tema fueron consultados por Infobae y dieron las razones por las cuales el intercambio con Sinopharm aún no se ha propuesto a los que esperan la segunda dosis para completar el esquema. En el país, hay mayor riesgo de circulación persistente de la variante Delta del coronavirus.

El 4 de agosto pasado, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, junto a sus pares porteño Fernán Quirós y bonaerense, Nicolás Kreplak, habían anunciado que en base a los datos preliminares de los análisis interinos del estudio colaborativo de intercambiabilidad de vacunas contra el COVID-19 y la experiencia internacional, se iban a ofrecer la combinación con las vacunas de la Universidad de Oxford/AstraZeneca, del Reino Unido, y con la de Moderna, desarrollada en los Estados Unidos para las personas que ya habían recibido la primera dosis.

Desde agosto, muchas personas aceptaron combinar Sputnik V con las vacunas de la Universidad de Oxford/AstraZeneca, del Reino Unido, y con la de Moderna (REUTERS/Agustin Marcarian)
Desde agosto, muchas personas aceptaron combinar Sputnik V con las vacunas de la Universidad de Oxford/AstraZeneca, del Reino Unido, y con la de Moderna (REUTERS/Agustin Marcarian)

En ese momento, dijeron que la decisión contaba con el aval del Comité de expertos, la Comisión Nacional de Inmunizaciones y el Consejo Federal de Salud. También informaron que el estudio sobre las combinaciones de diferentes vacunas contaba con la cooperación del Fondo Ruso de Inversión Directa, y que se estaba llevando a cabo en la provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y San Luis. El objetivo era evaluar su inmunogenicidad y seguridad.

Argumentaron que al proponer la combinación, se permitiría “completar esquemas en forma más rápida, sobre todo en mayores de 50 años y aprovechar las oportunidades de vacunación en un contexto de aumento de la circulación mundial de la variante Delta que posee una gran capacidad de transmisión”, esgrimieron en un comunicado de prensa del Ministerio de Salud de la Nación. En ese momento, la combinación de Sputnik V con Sinopharm quedó descartada en la oferta de intercambio.

Uno de los estudios que hizo el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires buscó responder a la pregunta sobre si la combinación de vacunas tenía resultados no inferiores en cuanto a seguridad y al nivel de respuesta del sistema inmune respecto del esquema original de la vacuna Sputnik V. Según dijo a Infobae Daniel Ferrante, subsecretario de planificación del Ministerio de Salud porteño, el primer estudio se largó a fines de junio, y contó con la registración de 7.000 personas. Se hizo una selección y hubo 277 voluntarios que participaron. Esas personas habían recibido el primer componente de la vacuna Sputnik V un mes antes como mínimo. Una vez que se hizo la selección de los participantes, se realizó una asignación aleatorizada hacia las diferentes ramas del estudio.

En CABA, el estudio encontró que el nivel de anticuerpos cuando se recibe la combinación con la dosis de Sinopharm fue menor que con los 2 componentes de la vacuna Sputnik V (REUTERS/Matias Baglietto/Archivo)
En CABA, el estudio encontró que el nivel de anticuerpos cuando se recibe la combinación con la dosis de Sinopharm fue menor que con los 2 componentes de la vacuna Sputnik V (REUTERS/Matias Baglietto/Archivo)

Un grupo de participantes recibieron el componente 2 de la vacuna Sputnik V. Otro grupo accedió a la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca del Reino Unido, y un tercer grupo recibió la vacuna de Sinopharm de China. Los participantes aceptaron hacerse análisis de sangre a los 14 y a los 28 días de haber recibido la segunda dosis.

“Con el primer estudio, observamos que la seguridad de las tres combinaciones de vacunas era aceptable”, contó el doctor Ferrante. Cuando se analizó qué pasó en los casos en que los voluntarios recibieron la combinación del componente 1 de Sputnik V con la dosis de Sinopharm, “el resultado no fue concluyente”, dijo el doctor Ferrante.

En algunas personas, el nivel de anticuerpos fue menor al que se obtiene en la combinación entre los 2 componentes de la vacuna Sputnik V. Por esta razón, el Ministerio de Salud porteño decidió que no iba a ofrecer la combinación de la vacuna de Sinopharm como segunda dosis a los que ya habían recibido el primer componente de la Sputnik V.

Además, al grupo de voluntarios que recibió esa combinación durante el ensayo, el Ministerio de Salud porteño le informó los resultados y les propusieron la aplicación del componente 2 de la Sputnik V, aunque ya habían recibido el componente 1 de Sputnik V y una dosis de Sinopharm.

Los diferentes ensayos sobre las combinaciones de vacunas han demostrado que son opciones seguras (REUTERS/Agustin Marcarian)
Los diferentes ensayos sobre las combinaciones de vacunas han demostrado que son opciones seguras (REUTERS/Agustin Marcarian)

En cambio, otro estudio que se hizo en la provincia de Buenos Aires aún no tiene los resultados definitivos. Por el momento, las autoridades sanitarias del distrito no ofrecieron la opción de combinar Sputnik V con la de vacuna de Sinopharm a la población. El Ministerio de Salud bonaerense está haciendo el estudio en colaboración con los grupos de investigación liderados por Andrea Gamarnik, de la Fundación Instituto Leloir y Conicet; el doctor Jorge Geffner, del Instituto INBIRS del Conicet y la Universidad de Buenos Aires; y por el doctor Guillermo Docena, de la Universidad Nacional de La Plata.

“Los ensayos sobre combinaciones de vacunas que implementaron tanto la ciudad de Buenos Aires como la provincia de Buenos Aires buscaron evaluar la seguridad y la respuesta inmunológica. No se estudió la efectividad”, precisó a Infobae la doctora Gamarnik. “Hoy se puede afirmar que la combinación del componente 1 de Sputnik V con la vacuna de Sinopharm es segura porque no produjo efectos diferentes a los observados con los regímenes de dosis iguales, que llamamos homólogos”.

Pero la doctora Gamarnik aclaró que todavía están analizando la respuesta inmunológica que se consigue con 10 combinaciones de vacunas en provincia de Buenos Airees, incluyendo la de Sputnik V con la vacuna de Sinopharm como segunda dosis. “Si bien los resultados no dieron lo mismo que con otras combinaciones, aún no está terminado el estudio -comentó la científica-. Lo terminaremos en dos semanas aproximadamente. Lo que aún no está definido es si recibir los componentes 1 y 2 de la Sputnik V sea similar o un poco mayor a recibir la combinación del primer componente 1 de Sputnik V con la vacuna de Sinopharm”.

El equipo del doctor Gabriel Rabinovich, del Conicet y la UBA, lleva adelante un estudio sobre el impacto de la combinación de vacunas contra el COVID-19 y el desarrollo de respuesta de memoria T/Conicet
El equipo del doctor Gabriel Rabinovich, del Conicet y la UBA, lleva adelante un estudio sobre el impacto de la combinación de vacunas contra el COVID-19 y el desarrollo de respuesta de memoria T/Conicet

Además de ese estudio llevado a cabo con el Instituto Fundación Leloir, hay otro ensayo en marcha sobre combinaciones de vacunas con otro objetivo. El grupo del Instituto de Biología y Medicina Experimental del Conicet, liderado por Gabriel Rabinovich, está evaluando las combinaciones en la plataforma COVID-T que diseñaron con apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y la Fundación Bunge y Born.

“Estamos haciendo una evaluación de la memoria T que se genera tras recibir las combinaciones de las vacunas, incluyendo la de Sputnik V con la de Sinopharm, a partir de muestras de personas tanto de la ciudad de Buenos Aires como de la provincia de Buenos Aires. Aún el estudio está en curso”, contó hoy a Infobae el doctor Rabinovich.

Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, el vicepresidente Alejandro Videla -quien es también jefe del Servicio de Neumonología del Hospital Universitario Austral, opinó que “desde las sociedades científicas y médicas estamos esperando la publicación de los resultados de las combinaciones de vacunas contra el COVID-19 para conocer cuál es la metodología que se ha usado en cada ensayo en la Argentina. Sin los detalles, aún no podemos emitir opinión”.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR