Los bancos y financieras de Uruguay presentaron un plan que perdona algunas deudas y permite refinanciar otras

Las instituciones lanzaron un programa que permite condonar préstamos de hasta $ 5.000 (USD 125) y reestructurar endeudamientos más grandes hasta en 36 cuotas sin interés ni multas

Guardar

Nuevo

El presidente del Banco Central del Uruguay, Diego Labat, presenta el programa de reestructuración de deudas (Presidencia Uruguay)
El presidente del Banco Central del Uruguay, Diego Labat, presenta el programa de reestructuración de deudas (Presidencia Uruguay)

Las deudas que los uruguayos tienen con los bancos y las financieras que otorgan préstamos fue uno de los temas que generó debate en la actual legislatura. Cabildo Abierto, uno de los partidos de la coalición gobernante, impulsó una recolección de firmas –denominada “deuda justa”– para topear las tasas de interés, al tiempo que algunos proyectos de ley se referían a la usura. En ese marco, los bancos y las financieras presentaron un plan para regularizar la situación crediticia de los deudores.

Las instituciones bancarias y administradoras de crédito presentaron el Programa Voluntario de Reestructuración de Deudas, que pretende regularizar la situación crediticia de más de 780.000 deudores uruguayos, informó la Presidencia.

El programa establece que se le perdonará la deuda a quienes tienen un saldo capital menor a 5.000 pesos uruguayos (unos USD 125) –se ejecutará una “remisión automática”–. Si el monto adeudado se encuentra entre ese mínimo y los 100.000 pesos uruguayos (USD 2.500), la deuda podrá refinanciarse hasta en 36 cuotas sin intereses, multas ni recargos.

Quienes integran el primer grupo, no deberán hacer ningún trámite para que sus deudas sean eliminadas. Los deudores de mayores montos deben seguir un “procedimiento simplificado” en la web soluciondeuda.com.uy. Los usuarios pueden encontrar en ese link si tienen deudas, si pueden ser reestructuradas y la cantidad de cuotas en la que se pueden pagar.

Más de 780.000 personas podrán adherirse a un programa voluntario para regularizar su situación crediticia en Uruguay (Presidencia Uruguay)
Más de 780.000 personas podrán adherirse a un programa voluntario para regularizar su situación crediticia en Uruguay (Presidencia Uruguay)

Este programa surge de un acuerdo entre las Administradoras de Créditos de Personas (Aneac), la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU) y el Banco República. Además, tuvo la articulación del Banco Central del Uruguay (BCU) y el respaldo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Este acuerdo es aplicable para las personas que al 30 de abril de 2022 se encontraban en la categoría 5 de la Central de Riesgos Crediticios del BCU y que siguen en la misma situación a mayo del 2024. Una vez que el deudor haya pagado una parte de estas cuotas, verá rehabilitada su calificación crediticia y podrá volver a tomar créditos en el mercado formal.

Este trámite estará disponible en la web hasta noviembre.

El presidente del BCU, Diego Labat, dijo en la presentación que el mercado de créditos al consumo ha generado “preocupación” en los partidos políticos y otros actores de la sociedad. La inquietud estaba dada por diversos temas, desde la tasa de interés que se cobra hasta la regulación de la publicidad. El titular del regulador dijo que el proceso para llegar a este programa fue “muy largo” y tuvo aportes de varios de esos actores que se mostraron preocupados.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas Administradoras de Crédito de Personas (Aneac), Alejandro Grasso; la directora ejecutiva de la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU), Bárbara Mainzer, y la gerenta general del BROU, Mariela Espino (Presidencia Uruguay)
El presidente de la Asociación Nacional de Empresas Administradoras de Crédito de Personas (Aneac), Alejandro Grasso; la directora ejecutiva de la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU), Bárbara Mainzer, y la gerenta general del BROU, Mariela Espino (Presidencia Uruguay)

La presidenta de la ABPU, Bárbara Mainzer, dijo en una conferencia de prensa que este programa está dirigido a la población “más desfavorecida”, en particular aquellos uruguayos que tomaron un crédito “de buena fe” y que “por alguna circunstancia” no lo pudieron pagar. “Hoy tienen la oportunidad de refinanciarlo en condiciones excepcionales”, expresó.

De este programa quedan excluidos los préstamos automotores, las operaciones con garantía hipotecaria, prendarias o con fianza personal, así como los saldos de garantía de alquiler y cualquier otra respaldada con un derecho “real o personal”, informó Búsqueda este martes.

Si un deudor no cumple con el pago de dos o más cuotas mensuales consecutivas, caducará el derecho de la reestructuración y podrá ser exigible nuevamente la deuda original.

Desde 2014, hubo alrededor de 2,5 millones de uruguayos que tuvieron al menos una deuda impaga. El año pasado, en tanto, había 801.764 personas con más de 90 días de atrasos en sus préstamos y, de ese total, casi 200.000 pertenecían a poblaciones vulnerables, según un estudio de la Universidad de la República consignado por ese medio uruguayo. Los investigadores observaron como un dato preocupante que son los préstamos “muy bajos” los que llevan a las personas a caer en esta situación.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias