Pese al enojo de Jair Bolsonaro, Bolivia busca renegociar el contrato con Brasil para venderle gas a mejor precio

El ministro de Hidrocarburos y Energías boliviano, Franklin Molina, consideró que el acuerdo pactado durante el Gobierno de Jeanine Áñez no es favorable para su país. El mandatario brasileño se había mostrado molesto al decir que “está todo orquestado”

Un trabajador realiza un ajuste en un módulo de almacenamiento de gas natural comprimido (REUTERS/Marcos Brindicci/Archivo)
Un trabajador realiza un ajuste en un módulo de almacenamiento de gas natural comprimido (REUTERS/Marcos Brindicci/Archivo)

El Gobierno boliviano aseguró que busca renegociar el contrato que tiene con la estatal brasileña Petrobras para mejorar el precio por el gas natural que vende a ese mercado.

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, consideró que el precio pactado en la adenda firmada durante el Gobierno interino de Jeanine Áñez no es favorable para Bolivia y está generando un supuesto daño económico a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), según una nota de prensa de su despacho.

Es un deber renegociar las condiciones de dicha adenda, porque quien la firmó fue un Gobierno de facto al que no le importaban los intereses del Estado (...) Bolivia busca un mejor precio para su gas natural, mejores condiciones y un mejor mercado”, sostuvo Molina, citado en el boletín de prensa.

Cuando se firmó la ampliación del contrato de venta de gas natural a Brasil en marzo de 2020, el Gobierno interino boliviano señaló que se esperaba lograr un ingreso de al menos unos 4.000 millones de dólares hasta 2026, por envíos de entre 14 y 20 millones de metros cúbicos diarios del hidrocarburo.

Según Molina, bajo los términos actuales de esa adenda, incluso con la subida del costo del gas, Brasil llega a pagar entre 6 y 7 dólares por millón de unidades térmicas británicas (BTU, en inglés), indica el comunicado.

El presidente de Bolivia, Luis Arce; y su par argentino, Alberto Fernández (REUTERS/Agustin Marcarian/Archivo)
El presidente de Bolivia, Luis Arce; y su par argentino, Alberto Fernández (REUTERS/Agustin Marcarian/Archivo)

El ministro señaló que se intentó de manera “formal” pedir una renegociación del contrato y que el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, estuvo en Brasil buscando “mejores condiciones” para la venta de gas a ese mercado.

“La respuesta no ha sido la que se esperaba, y ante esa situación, nosotros nos hemos abocado al contrato, donde en una de sus cláusulas se manifiesta que si una de sus partes no está conforme con el precio, esa parte puede buscar la renegociación”, manifestó Molina.

También aseguró que actualmente hay empresas privadas en Brasil interesadas en comprar gas boliviano con precios entre los 15 y 18 dólares por millón de BTU.

A su juicio, otro “desacierto” del Gobierno interino fue aceptar que YPFB cubra el costo de envío hasta el punto de entrega, algo que antes le correspondía a Petrobras y que ahora supone una pérdida de unos 70 millones de dólares por año para la estatal boliviana.

El gas natural ha sido el principal producto de exportación de Bolivia y el mayor sustento de la economía boliviana en las dos últimas décadas, con sus principales mercados en Argentina y Brasil.

En los últimos años se ha advertido una disminución en la producción y los ingresos que genera la venta de hidrocarburos debido a las oscilaciones de los precios en los mercados externos.

Las Declaraciones De Jair Bolsonaro Sobre La Venta De Gas De Bolivia A Argentina

El enojo de Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se mostró molesto esta semana porque Bolivia redujo el 30% de entrega de gas al gigante sudamericano para vender el carburante a Argentina y denunció que “está todo orquestado”.

Bolivia cortó 30% nuestro gas para entregarlo a la Argentina. ¿Cómo actuó Petrobras en ese asunto? Parece que está todo orquestado. Si hay que comprar el gas en otro lugar es cinco veces más caro. ¿Quién va a pagar la cuenta? ¿Quién va a ser responsable? Es un negocio que me parece orquestado para favorecer ya saben a quién”, manifestó el jefe de Estado en alusión a Lula da Silva, su principal competidor en las próximas elecciones.

El video de las declaraciones de Bolsonaro fue publicado en las redes sociales del mandatario.

Petrobras había informado la semana pasada que se disminuyó la cantidad de gas enviada por Bolivia a partir de mayo. “Tal reducción del orden del 30% no estaba prevista e implica la necesidad de importación de volúmenes adicionales de gas natural líquido para atender las necesidades de abastecimiento de Petrobras”, indicó el texto de la compañía.

En tanto, Bolivia y Argentina firmaron un nuevo acuerdo de compraventa de gas natural en mayores volúmenes y a mejor precio en abril pasado.

Según recordó el periódico local La Razón, La Paz -con ese tratado- prevé recibir de Argentina USD 100 millones adicionales en un escenario conservador y mucho más en el mejor de los casos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR