El enojo de Jair Bolsonaro con Bolivia por vender a Argentina el gas que era para Brasil: “Está todo orquestado”

El mandatario se mostró molesto porque La Paz redujo un 30% la entrega de combustible a su país: “Es un negocio para favorecer ya saben a quién”, indicó en alusión a Lula da Silva

Las declaraciones de Jair Bolsonaro sobre la venta de gas de Bolivia a Argentina

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se mostró molesto porque Bolivia redujo el 30% de entrega de gas al gigante sudamericano para vender el carburante a Argentina y denunció que “está todo orquestado”.

Bolivia cortó 30% nuestro gas para entregarlo a la Argentina. ¿Cómo actuó Petrobras en ese asunto? Parece que está todo orquestado. Si hay que comprar el gas en otro lugar es cinco veces más caro. ¿Quién va a pagar la cuenta? ¿Quién va a ser responsable? Es un negocio que me parece orquestado para favorecer ya saben a quién”, manifestó el jefe de Estado en alusión a Lula da Silva, su principal competidor en las próximas elecciones.

El video de las declaraciones de Bolsonaro fue publicado en las redes sociales del mandatario.

Petrobras había informado la semana pasada que se disminuyó la cantidad de gas enviada por Bolivia a partir de mayo. “Tal reducción del orden del 30% no estaba prevista e implica la necesidad de importación de volúmenes adicionales de gas natural líquido para atender las necesidades de abastecimiento de Petrobras”, indicó el texto de la compañía.

En tanto, Bolivia y Argentina firmaron un nuevo acuerdo de compraventa de gas natural en mayores volúmenes y a mejor precio en abril pasado.

Según recuerda el periódico local La Razón, La Paz -con ese tratado- prevé recibir de Argentina USD 100 millones adicionales en un escenario conservador y mucho más en el mejor de los casos.

Jair Bolsonaro (REUTERS/Adriano Machado)
Jair Bolsonaro (REUTERS/Adriano Machado)

La destitución del presidente de Petrobras tras 40 días en el cargo

El Gobierno brasileño anunció el lunes la sustitución de José Mauro Ferreira Coelho, quien ocupaba desde hace cuarenta días la presidencia de la petrolera estatal Petrobras y era el tercero en el cargo durante el actual Gobierno del mandatario, Jair Bolsonaro.

“Brasil vive actualmente un momento desafiante, como consecuencia de los efectos de la extrema volatilidad de los hidrocarburos en los mercados internacionales”, justificó sobre el cambio en un comunicado el Ministerio de Minas y Energía.

“Diversos factores geopolíticos conocidos por todos derivan en impactos no solo sobre el precio de la gasolina y el diésel, sino sobre todos los componente energéticos”, agregó la nota.

De acuerdo con el Ministerio, “para mantener las condiciones necesarias de crecimiento de empleo y renta de los brasileños” es “necesario fortalecer la capacidad de inversión del sector privado como un todo y trabajar en un escenario equilibrado”.

Bolsonaro,destituyó el lunes al presidente de Petrobras, José Mauro Coelho, tras solo 40 días en el cargo, en medio de la incesante presión por los aumentos del precio de los combustibles (AFP/Archivo)
Bolsonaro,destituyó el lunes al presidente de Petrobras, José Mauro Coelho, tras solo 40 días en el cargo, en medio de la incesante presión por los aumentos del precio de los combustibles (AFP/Archivo)

Para relevar a Ferreira Coelho, el Gobierno propuso al comunicador social Caio Mario Paes de Andrade, asesor del ministro de Economía, Paulo Guedes, y con posgrado en administración y gestión de Harvard y maestría en administración de empresas de la también universidad estadounidense de Duke.

El nombre de Paes de Andrade será sometido al Consejo de Administración de la compañía para su aprobación definitiva.

Antes de Ferreira Coelho estuvieron en el cargo durante el actual Gobierno el economista Roberto Castello Branco y el general de la reserva Joaquim Silva e Luna.

El pasado 1 de mayo, Bolsonaro sustituyó también a su ministro de Minas y Energía, el almirante Bento Albuquerque, pocos días después de haberlo criticado públicamente por permitir que la petrolera anunciara un nuevo aumento en los precios del diésel.

El sorpresivo cambio en el Gabinete se produjo tan sólo seis días después de que el jefe de Estado lanzara duras y públicas críticas a su entonces ministro y a Ferreira Coelho, por los continuos ajustes en los precios de los combustibles.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR