Inundaciones en Brasil: ya son 116 las ciudades en estado de emergencia y el Gobierno federal enviará ayuda

20 personas han muerto y 358 han resultado lesionadas desde principios de mes. Además, se han quedado sin hogar 31.500 personas y otras 31.000 han sido desplazadas

Un hombre utiliza un colchón inflable en medio de una inundación causada por el desborde del río Cachoeira en Itabuna, estado de Bahía, Brasil (REUTERS/Leonardo Benassatto)
Un hombre utiliza un colchón inflable en medio de una inundación causada por el desborde del río Cachoeira en Itabuna, estado de Bahía, Brasil (REUTERS/Leonardo Benassatto)

El gobierno de Brasil ha asignado 200 millones de reales (35,5 millones de dólares) en fondos de ayuda para desastres por las graves inundaciones que han golpeado al noreste del país desde noviembre

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció la ayuda de emergencia en Twitter el martes temprano. El secretario de Desarrollo Regional de Brasil, Rogerio Marinho, dijo que habría más ayuda en camino.

“Estamos esperando una evaluación más detallada (del daño) para ver qué se necesita y haremos lo que sea necesario”, dijo a periodistas.

Un total de 116 ciudades en el estado de Bahía, en el noreste de Brasil, estaban bajo estado de emergencia el martes debido a las inundaciones causadas por fuertes lluvias que han azotado a la región desde finales de noviembre.

El gobierno de Brasil ha asignado 200 millones de reales (35,5 millones de dólares) en fondos de ayuda para desastres por las graves inundaciones  (REUTERS/Amanda Perobelli)
El gobierno de Brasil ha asignado 200 millones de reales (35,5 millones de dólares) en fondos de ayuda para desastres por las graves inundaciones (REUTERS/Amanda Perobelli)

La ciudad más afectada ha sido la turística Ilheus, en el litoral sur de Bahía, que concentra la mayor parte de las 430.869 personas que de una u otra forma se han visto afectadas, no solo por la destrucción de casas y negocios, sino también por su aislamiento, sin poder moverse o recibir víveres y medicamentos.

Ciudades en al menos cinco otros estados en el norte y sureste de Brasil también han sufrido inundaciones en días recientes.

En Bahía, las inundaciones han afectado a más de 400.000 personas. En al menos 50 ciudades, el agua entró a hogares y negocios, y las personas se vieron obligadas a abandonar sus pertenencias. Se han quedado sin hogar 31.500 personas y otras 31.000 han sido desplazadas, según datos oficiales del gobierno estatal.

En total, 20 personas han muerto y 358 han resultado lesionadas desde principios de mes.

En Bahía, las inundaciones han afectado a más de 400.000 personas (REUTERS/Amanda Perobelli)
En Bahía, las inundaciones han afectado a más de 400.000 personas (REUTERS/Amanda Perobelli)

Bahía no había tenido precipitaciones tan fuertes en los últimos 32 años, según el sitio web del Centro Nacional para el Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales, una agencia gubernamental. En el sur de Bahía llovió más de cinco veces más que la cantidad usual para esta época del año.

En una entrevista del martes con estaciones de radio locales, el gobernador de Bahía, Rui Costa, comparó la situación con un “bombardeo” y agregó que vacunas contra el COVID-19 se perdieron en algunas ciudades debido a las inundaciones.

“Algunas oficinas de salud municipales y almacenes de medicamentos quedaron completamente sumergidos bajo el agua”, agregó.

El martes, las autoridades aconsejaron a los residentes de al menos cuatro municipios en Bahía dejar sus hogares debido al cauce crecido del río Pardo ya que abrieron las compuertas de la represa Machado Minero en el estado aledaño Minas Gerais, según el departamento asesor del gobierno.

Una vista aérea muestra un barrio durante las inundaciones causadas por el desborde del río Cachoeira en Itabuna, estado de Bahía (REUTERS / Leonardo Benassatto)
Una vista aérea muestra un barrio durante las inundaciones causadas por el desborde del río Cachoeira en Itabuna, estado de Bahía (REUTERS / Leonardo Benassatto)

El superintendente de Defensa Civil de Bahía, coronel Miguel Filho, le dijo a la agencia AP que todavía hay ciudades inundadas y aisladas, y las lluvias continúan. “Nuestra primera respuesta es ayudar, luego dar albergue para atender a la población en los albergues con asistencia humanitaria, con sábanas, cobijas, alimentos”, dijo.

La situación se deterioró significativamente antes de Navidad, ya que muchos residentes se vieron obligados a abandonar sus hogares para ir a terrenos más altos después de que un par de represas cedieran, y se espera que las lluvias continúen en muchas regiones durante la semana.

Bahía no había tenido precipitaciones tan fuertes en los últimos 32 años, según el sitio web del Centro Nacional para el Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales (Foto: AFP)
Bahía no había tenido precipitaciones tan fuertes en los últimos 32 años, según el sitio web del Centro Nacional para el Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales (Foto: AFP)

Durante días, se han visto escenas dramáticas de rescatistas sacando a los residentes por ventanas de los segundos pisos de sus viviendas.

Los bomberos estatales dijeron en un comunicado el martes por la tarde que estaban ordenando la evacuación de barrios en cuatro municipios en medio de un “riesgo inminente de inundaciones”.

(Con información de Reuters y AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR