Entre abstencionismo y represión se realizó la jornada electoral en Nicaragua calificada de “farsa” que lleva a Daniel Ortega a reelegirse otra vez

Un organismo de observación independiente calcula en 81.5 por ciento la abstención de la población nicaragüense. Estados Unidos y Costa Rica adelantaron que no reconocerán los resultados

TE PUEDE INTERESAR