Uruguay anunció el retorno gradual de las clases presenciales desde el próximo lunes

El foco estará puesto en los pequeños que viven en sectores rurales, por ser las zonas de menor incidencia de COVID-19

El próximo lunes habrá una vuelta gradual a las aulas en Uruguay (AP)
El próximo lunes habrá una vuelta gradual a las aulas en Uruguay (AP)

Uruguay anunció este lunes que el próximo 3 de mayo comenzará el retorno “gradual” a las clases presenciales, suspendidas desde marzo, con el foco puesto en la educación de los más pequeños que viven en sectores rurales por ser las zonas de menor incidencia de COVID-19.

Así lo anunciaron en una rueda de prensa el ministro de Educación Pública, Pablo Da Silveira, y el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, tras reunirse con el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

“Reafirmar la voluntad del Gobierno de avanzar cuanto antes, siempre dentro de los márgenes de seguridad sanitaria, hacia el retorno de la presencialidad. Reafirmar que este retorno va a ser gradual y se va a ir preparando un calendario. Estuvimos manejando algunas hipótesis. Todavía no estamos en condiciones de dar el calendario”, señaló Da Silveira.

En este sentido, el ministro sostuvo que el próximo miércoles, durante la reunión del Consejo de Ministros, se trabajará en los detalles para el retorno a la presencialidad aunque es casi un hecho que la vuelta a las aulas comenzará en la fecha prevista.

Fotografía fechada el 2 de julio de 2020 que muestra una estudiante del Colegio Español Cervantes en Uruguay durante el retorno de las clases presenciales en Montevideo (Uruguay). EFE/ Raúl Martínez/Archivo
Fotografía fechada el 2 de julio de 2020 que muestra una estudiante del Colegio Español Cervantes en Uruguay durante el retorno de las clases presenciales en Montevideo (Uruguay). EFE/ Raúl Martínez/Archivo

Asimismo, dijo que “no es seguro” que en mayo todos los estudiantes retornen a las clases presenciales, sino que será un proceso progresivo, y resaltó que una de las ventajas actuales es que más del 70 % de los docentes están vacunados.

Silva, por su parte, destacó que no habrá nuevos protocolos, ya que están conformes con el cumplimiento de los centros educativos en cuanto a las medidas de cuidado y protección.

Reivindicamos y valoramos profundamente la presencialidad en la educación, sabiendo que vamos a avanzar progresivamente, en forma responsable y segura, combinando presencialidad con virtualidad”, enfatizó Silva.

Las clases presenciales fueron suspendidas por Lacalle Pou el pasado 23 de marzo al observar el incremento de casos de COVID-19 en el país. Ante la continuidad del aumento, la medida que se preveía hasta el 12 de abril finalmente se extendió hasta el 3 de mayo.

Enfermeros del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu atienden a pacientes con COVID-19, el 14 de abril de 2021 en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo
Enfermeros del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu atienden a pacientes con COVID-19, el 14 de abril de 2021 en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo

Uruguay sumó 65 fallecidos y se acerca a los 2.400 totales

Uruguay registró este lunes 65 nuevos fallecidos por COVID-19 y se acerca a los 2.400 totales, según indicó el informe diario presentado por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

Tras llevarse a cabo en esta jornada 10.927 test PCR, hubo 2.489 casos y, desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo de 2020, Uruguay acumula 1.745.442 tests procesados y 187.349 casos positivos.

De ellos, 27.398 son personas que actualmente están cursando la enfermedad y 535 se encuentran en Cuidados Intensivos (CTI).

Uruguay registra 2.391 muertes desde la llegada de la pandemia al país, más de la mitad ocurridas solo en el mes de abril.

Vista de la Plaza Internacional que divide la frontera entre Brasil y Uruguay, el 30 de marzo de 2021, en Rivera (Uruguay). EFE/Raúl Martínez
Vista de la Plaza Internacional que divide la frontera entre Brasil y Uruguay, el 30 de marzo de 2021, en Rivera (Uruguay). EFE/Raúl Martínez

Respecto a la situación de Cuidados Intensivos en el país, la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) explica en su último informe de este lunes que 752 de las 989 camas que dispone el país para CTI se encuentran ocupadas, lo que representa un 76 %. De ellas, el 58 % corresponde a pacientes con COVID-19.

El Sinae, por su parte, en su monitor propio registra 762 camas ocupadas de 1.016 disponibles, lo que representa una ocupación de 75 % e indica que el 52,7 % de ellas corresponden a pacientes con el coronavirus SARS-CoV-2.

Además, todos los departamentos del país se encuentran en zona roja según el índice de Harvard, al acumular más de 25 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

El peor departamento es Río Negro (oeste) al tener 123,17 casos de índice, seguido de Artigas (noroeste) con 106,90, mientras que todo el país tiene un índice de 83,03.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: