Carlos Lecueder: “El Mercosur no ha cumplido con la obligación de integrar al mundo a Uruguay y Argentina”

En una charla con Cristiano Ratazzi organizada por la Fundación Libertad e Infobae, el empresario uruguayo remarcó la necesidad de reforzar los lazos de las dos naciones para salir más rápido de la crisis por el coronavirus. "La apertura de estos países es fundamental y para eso hace falta ser competitivos y tener las herramientas comerciales", afirmó

Carlos Lecueder
Carlos Lecueder

Carlos Lecueder -considerado el principal referente empresarial de Uruguay- y Cristiano Ratazzi -el CEO de Fiat Chrysler Automobiles en Argentina- realizaron este martes un análisis de la situación económica ante la pandemia del coronavirus y la necesidad de un puente bilateral para salir de la recesión.

En una videoconferencia organizada por la Fundación Libertad (Argentina) junto al Centro de Estudios para el Desarrollo (Uruguay) e Infobae, Lecueder y Ratazzi coincidieron en la importancia de abrir más las economías y enfocarse en la competitividad para que la recuperación de ambas naciones sea más rápida y eficaz una vez que aparezca la vacuna del COVID-19 y la sociedad vuelva a la normalidad.

“Un punto importante de la salida de la crisis es abrir la economía. En Uruguay la economía ya está bastante abierta pero tiene que estar mucho más abierta”, consideró Lecueder. “El Mercosur ha operado como un freno para la apertura para nuestros países. El Mercosur no ha cumplido con la obligación de integrarnos al mundo y hoy es una de las cosas que más tenemos que hacer: abrirnos más al mundo”, afirmó.

Carlos Lecueder, director del Estudio Luis E. Lecueder que administra siete shopping centers en Uruguay y el complejo de oficinas World Trade Center Montevideo, celebró el avance de la nación durante la pandemia bajo el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou y dio un ejemplo de cómo se está coordinando el trabajo del sector privado en la estrategia de reapertura del país tras haber controlado el brote de coronavirus.

“Cuando abrimos los shoppings, pactamos con el gobierno que 20 días después de la apertura había que hacer un muestreo de los hisopados a todo el personal que trabaja en los shoppings”, explicó Lecueder. “Entonces se tomó una lista de 9000 personas -que se divide en 12 shopping centers, por lo tanto son mil y pico de comercios- con sus números de documento de identidad y los comercios para los cuales trabajaban, y se entregó al Instituto Nacional de Estadística de Uruguay, que hizo un modelo matemático y nos sugirió un muestreo de 850 personas”.

“El Instituto nos dijo ‘Señores, 850 es el número ideal. 700 es el mínimo’. Porque sabemos que para hacer un muestreo por ahí hay gente que está enferma o faltó ese día. Y entonces contratamos laboratorios e hicimos casi 800 hisopados en todos esos shopping centers y tuvimos resultados de negativo al 100 por ciento. O sea, todo el mundo estaba sano. Esa forma de control fue la que Uruguay fue haciendo, controlando por zonas, determinando en qué lugares podía haber casos asintomáticos que podían generar contagio”, remarcó.

Lecueder también explicó que “en Uruguay hoy lo importante es que el déficit baje”. Y señaló: “Este año el déficit va a subir al 9% porque hay que financiar la crisis del coronavirus. Pero el año que viene las cosas van a estar para que empiecen a bajar del 5% para abajo una vez pasado el periodo del coronavirus y aparezca la vacuna para no tener que seguir gastando dinero en todo esto. Y en segundo lugar importa que haya un gran fomento a todo lo que sea inversión privada; sector inmobiliario y sector real de la economía”.

“Como anécdota también se han tomado medidas de favorecer la radicación en Uruguay de extranjeros a través de una vacación de pago impuesto, una tax holiday, que antes era de cinco años y ahora es de diez. Para que el que venga a Uruguay no pague impuestos por diez años por los bienes que tengan fuera de Uruguay. Como forma de atraer público. Por supuesto que nos encantaría que muchos argentinos vinieran, pero especialmente que venga gente del mundo a vivir en Uruguay, a invertir en Uruguay y a tomar a Uruguay como punto de salida”, advirtió.

Por último, Lecueder opinó que “las economías de Uruguay y Argentina no son comparables, pero hay cosas que sí debería ser mejor encararlas en conjunto”.

“Yo creo que la apertura de estos países al mundo es fundamental. Creo que el nivel de consumo que tenemos no es tan bueno como en otros lugares y que tenemos posibilidad de vender nuestros productos mejor. Y para eso hace falta, en primer lugar, ser competitivos y, en segundo lugar, tener las herramientas comerciales. Hoy nuestros países no tienen herramientas comerciales. Por ejemplo, Chile las ha logrado y nuestros países no”.

Y concluyó: “Uruguay depende de Argentina en materia de servicios y turismo. El éxito de Uruguay no se desarrolla sin una Argentina fuerte, sin una Argentina socia. Porque Argentina es mucho y muy grande frente a nosotros. Y sería espectacular trabajar más juntos, como fue en otras épocas. Sería bárbaro ver políticas comunes y enseñarle al mundo que somos tan iguales”.

Cristiano Ratazzi, CEO de Fiat Argentina
Cristiano Ratazzi, CEO de Fiat Argentina

Por su parte, el empresario ítalo-argentino Cristiano Ratazzi criticó las políticas del gobierno de Alberto Fernández frente a la cuarentena por la pandemia del COVID-19 pero se declaró optimista respecto al futuro del país. “Creo que el presidente, con el que tenía bastante poca amistad, puede rectificar el camino. Y creo que hay que dejar libre a Argentina a mostrar toda su fuerza, su emprenduría, a salir a exportar a todos niveles; que todas las provincias salgan a exportar en todos los productos. Hay que recrear la idea de la competitividad sistémica de Argentina. Eso es fundamental y creo que el presidente todavía puede hacerlo. Todavía tiene atrás un tercio del país que está más acostumbrado a no pensar en términos de trabajo, más bien en pensar en términos de otra cosa, como limosnas o ver cómo apropiarse de bienes o varias cosas un poquito raras. Pero hay otros dos tercios de Argentina que absolutamente quiere avanzar”, dijo.

“Yo no creo que apenas salgamos de la pandemia el primer camino va a ser hacia lo que yo digo. Hay una cultura de vivir con lo nuestro que va a tocar a la Argentina al principio. Pero creo que cuando todos nos demos cuenta que ese no es el camino va a haber una reacción de todos los argentinos hacia la productividad, eficiencia y competitividad”, añadió Ratazzi.

Y recordó un hecho puntual del gobierno de Fernández para cuestionar cómo maneja las crisis nacionales. “Cuando el presidente hizo esa barbaridad de declarar ‘expropio Vicentín’ sin haber estudiado la cosa, él pensaba que todos lo iban a aplaudir y que el pueblo iba a salir a aplaudir la decisión. Ayer el presidente dijo ‘Bueno, me equivoqué con Vicentín. Porque pensé que la gente estaba contenta y me encontré con que no y me jugó en contra’. Pero no se puede tomar decisiones de Estado solamente en función de que la gente juegue a favor o en contra. Tenés que tener ciertas convicciones. Entonces no podemos pedir demasiado pero sí podemos pedir es ser razonable”.

“Lo que no había años atrás era que el 41% de la Argentina votó en contra del populismo. Además están todos los votos prestados, que están en el medio, que llegan hasta el 33% que está asegurado para ese partido. Esa cuestión es importantísima para ver que la gente no está lista para que les digan cualquier cosa, como ‘nacionalicen y pásennos por arriba, pongan más impuestos...’. La gente está diciendo ‘queremos vivir, queremos progresar y queremos que haya igualdad de oportunidades’. Y eso es la fuerza del país. Eso es lo que veo. Una posible versión de la Argentina en el futuro”, declaró el presidente de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) Argentina.

“Entretanto miramos a Uruguay. Yo con cierta envidia. Porque veo que en Uruguay todos los presidentes se reúnen, se hablan, van a manifestaciones importantes juntos. En Argentina no podés juntar un presidente y un ex presidente desde 1983. Es casi imposible juntarlos. Y eso me parece un horror y demuestra qué deformación política hay en Argentina que hay que corregir cerrando la brecha”, lamentó.

Ratazzi remarca que la Argentina tiene que crear riqueza. “Equiparar para abajo es una tragedia para todos los argentinos. Es aumentar ese 50% de pobreza que hay a mucho más. Equiparar para arriba tiene un costo, un trabajo. Pero ya sólo la idea de que se puede ir mejorando haciendo las cosas bien nos puede llevar a que la gente inteligente o la gente joven tenga un futuro. Que tenga una potencialidad y una igualdad de oportunidades. Eso es lo más importante. Y no pensar que van a ser pobres, hacinados en un lugar, recibiendo limosnas. No, la idea es la de ir creando valor, creando riqueza por la Argentina y para todo el país”, concluyó.

La teleconferencia completa de Carlos Lecueder y Cristiano Ratazzi:

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Niall Ferguson, sobre la pandemia: “Este desastre ocurrió por culpa del sistema de partido único de China”

Guy Sorman: “El empobrecimiento de Venezuela no es un accidente, el régimen quiere que todos dependan del Estado”

MAS NOTICIAS