Bolivia: todos los detalles de la negociación cara a cara entre el Gobierno y el partido de Evo Morales para que haya nuevas elecciones

Infobae accedió a detalles sobre lo que se está conversado en las reuniones que se suceden con el auspicio de la Unión Europea y la Iglesia Católica. Quiénes participan, qué piden y cuál sería el ligar del ex presidente exiliado en México

Desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Fotografía exclusiva del primer encuentro entre oficialistas y opositores. De izquierda a derecha, se ven de frente: Juan Carlos Nuñez (Conade), Teresa Morales, Susana Rivero y Adriana Salvatierra (del MAS, el partido de Evo Morales), el ex candidato opositor Samuel Doria Medina y Jerjes Justiniano, ministro de de la presidencia del Gobierno provisional (Infobae)
Fotografía exclusiva del primer encuentro entre oficialistas y opositores. De izquierda a derecha, se ven de frente: Juan Carlos Nuñez (Conade), Teresa Morales, Susana Rivero y Adriana Salvatierra (del MAS, el partido de Evo Morales), el ex candidato opositor Samuel Doria Medina y Jerjes Justiniano, ministro de de la presidencia del Gobierno provisional (Infobae)

(La Paz, Enviado especial) En Bolivia se dialoga, con la mediación de la Iglesia católica y de organismos de la cooperacion internacional, como la Unión Europea y el gobierno español, para conseguir una transición pacífica a la crisis social y política desde el mismo día en el que Evo Morales anunció su renuncia verbalmente en Chapare, según fuentes altamente confiables a las que accedió Infobae.

En lo que va de la crisis se han cumplido esta semana al menos cuatro reuniones. La clave para el comienzo del diálogo fue la oferta de garantías y de atención de la demanda de seguridad absoluta para el presidente renunciante. Ahí comenzaron las gestiones para su salida al exterior en condición de asilado político en México, según las fuentes contactadas por Infobae.

El siguiente paso fue la atención de la demanda de garantías de seguridad para la bancada de asambleístas del MAS. Al comienzo el diálogo tuvo como protagonistas a León de la Torre Krais, embajador de la UE en Bolivia, y el monseñor Eugenio Scarpellini, Obispo de El Alto, considerados piezas clave e influyentes en el desarrollo de las negociaciones. Se fueron sumando posteriormente en la semana líderes de la oposición como Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, representantes de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, el nuevo ministro de la Presidencia del gobierno de transición, Jerjes Justiniano Atalá, y el senador de Demócratas, Oscar Ortiz.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Atalá, junto a la presidenta Janine Añez. Es el máximo representante del gobierno provisional en las reuniones con la oposición. ( REUTERS/Luisa Gonzalez)
El ministro de la Presidencia, Jerjes Atalá, junto a la presidenta Janine Añez. Es el máximo representante del gobierno provisional en las reuniones con la oposición. ( REUTERS/Luisa Gonzalez)

Una de las primeras reuniones de las organizaciones facilitadoras del diálogo fue la que se sostuvo con la renunciante presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y con la también renunciante diputada del MAS, Susana Rivero, en la embajada de México, donde habían solicitado refugio o protección.

Luego de ese encuentro, el siguiente se trasladó a la sede de la Universidad Católica Boliviana. Posteriormente se realizó una nueva reunión con los dirigentes políticos y sociales en la sede de la Unión Europea, a la que se sumó el expresidente Jorge Quiroga.

El embajador de la UE fue el encargado de los contactos con ministros del gobierno de la transición y con altos miembros del anterior. Aunque no hay aún acuerdos para la transición pacífica, hay señales de avance, como el hecho de que la bancada del MAS haya podido sesionar la madrugada del jueves y ese mismo día, cuando se renovó parcialmente la directiva de la cámara de Senadores, que tiene a la opositora Carmen Eva Gonzales, como una de sus integrantes, reconocida por su férreo rechazo a Morales. También el MAS renovó el mando de la Cámara de Diputados. Más allá del rechazo al nuevo gobierno y a la defensa del presidente renunciante, ambas sesiones del oficialismo no avanzaron en el rechazo de la carta de dimisión de Evo Morales y en su pedido de retorno al poder, como era la intención que adelantaron algunos diputados y dirigentes del MAS.

La ex presidente del Senado, Adriana Salvatierra es una de las representantes del MAS (el partido de Evo Morales) en las conversaciones (Reuters)
La ex presidente del Senado, Adriana Salvatierra es una de las representantes del MAS (el partido de Evo Morales) en las conversaciones (Reuters)

“El acuerdo tenía buenos avances, pero se lo rompió a la 1 de la tarde del martes, cuando Evo Morales desautorizó a Adriana Salvatierra y le dijo que la línea era mantener la campaña del golpe de Estado. Ese día Morales pensó que las cosas saldrían a su favor pero no sucedió. Ahora el diálogo ha vuelto, aunque las reuniones no se interrumpieron nunca. El avance se nota en que se ha dejado sesionar y nombrar las dos presidencias de las cámaras. Evo ha emitido por Twitter mensajes llamando a la pacificación, pero falta aún. Ya habría entendido que no podrá participar en las elecciones de 2020”, relató una fuente confiable consultada por Infobae.

Aunque no hay una hora señalada para la próxima reunión, en la que viene se sumará un representante enviado por las Naciones Unidas.

En los últimos encuentros estuvieron el nuevo Gobierno provisional, a través del ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, y asambleístas del MAS, como Adriana Salvatierra, Teresa Morales y Susana Rivero,

Infobae conoció en primicia una fotografía de uno de los cuatro o cinco encuentros que han sostenido las partes en conflicto. Como observadores han participado Carlos Mesa y Ricardo Paz, de Comunidad Ciudadana, el expresidente Jorge Quiroga y el ex candidato de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina.

Por el lado del Consejo Nacional de la Democracia (Conade) ha estado presente el dirigente Juan Carlos Núñez.

Se sabe que el MAS ha planteado un diálogo para que no se persiga a las autoridades y representantes de lo que fue el Gobierno de Morales, que se permita el retorno del expresidente a Bolivia y que no se impida al MAS participar en nuevas elecciones con calendario definido. Son algunos de los temas en consideración.

A propósito de los mediadores, en la sesión en la que se eligió el martes en la noche a la nueva presidenta de transición de Bolivia, Jeanine Añez, estuvieron presentes el embajador de la UE, León de la Torres, y representantes de la jerarquía católica.

Mientras el diálogo da señales de avance para la pacificación de Bolivia en la transición hacia nuevas elecciones, seguidores de Evo Morales mantienen sus movilizaciones, sobre todo en El Alto, Chapare y Cochabamba. Hace unos minutos Evo Morales insistió por twitter en pedir un diálogo nacional para la pacificación de Bolivia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Senado de Bolivia aprobó por unanimidad que una legisladora del partido de Evo Morales presida la Cámara

MAS NOTICIAS