Las Pussy Riot protagonizaron el Festival Brava Brasil. Llegaron a Brasilia para incomodar a Putin y a Bolsonaro durante la cumbre de los BRICS


Desde Brasilia.- “Nada bueno puede salir de Putin o Bolsonaro”, sentenció Nadezhda Tolokonnikova, la líder de las Pussy Riot y despertó a los cientos de brasileños y brasileñas que la vivaron en el primer Festival Brava Brasil, organizado para concientizar sobre la importancia de proteger la vida de las mujeres y combatir la violencia de género.

La banda llegó a Brasilia en medio de la cumbre de presidentes de los BRICS, el bloque de los poderosos países emergentes integrado por Brasil, India, China, Sudáfrica…Y Rusia. Vinieron hasta aquí para hacer lo que mejor hacen -además de música-, incomodar a Vladimir Putin.

La banda de punk, devenida en pop y hip pop, es un símbolo de la lucha por los derechos humanos. Son feministas, defensoras de la comunidad LGBT y defensoras de los animales. Son activistas y grandes provocadoras.

"Fora Bolsonaro, Fora Putin", gritó Tolokonnikova en el escenario de Brava Brasil. Llevaba una camiseta pidiendo justicia por Marielle Franco, la política y defensora de los DDHH brasileña asesinada en Río


Tolokonnikova habla poco, pero dice mucho. Es de contextura pequeñísima, pero se agiganta cuando toma el micrófono. Tiene un voz dulce pero la alterna con gritos que le salen de las vísceras. A su alrededor, cuatro Pussy más -enmascaradas- bailan en modo libre… Saltan, patean, lanzan puños y menean. Lo hacen todo sin seguir un patrón, parecen libres.

“Los BRICS no son más que un grupo de bribones que está aquí para esparcir daño al planeta, autoritarismo, violencia de género, racismo y neoliberalismo. Todas cosas que despreciamos”, dijo sin elevar demasiado la voz pero con tono firme.

Los mensajes a los presidentes del bloque se repitieron durante todo el show, que duró una hora. “Hola Putin”, lanzó con ironía para arrancar la noche. Y detrás suyo la pantalla gigante recordó uno de los momentos bisagra del grupo: el de 2012, cuando irrumpieron encapuchadas en la catedral Cristo Salvador de Moscú y, a los gritos, entonaron su “plegaria punk”: “Virgen María, Madre De Dios, llévate a Putin… ¡Llévate a Putin, llévate a Putin!". La demostración duró segundos pero ese gesto les costó más de un año en las cárceles rusas. Hoy, en el escenario de Brava Brasil recrearon el momento y el público enloqueció.

Recordaron el día que irrumpieron en la catedral Cristo Salvador de Moscú y, a los gritos, entonaron su “plegaria punk”


Hasta que las Pussy Riot tomaron el micrófono, el festival era un espacio tipo feria, con artesanías, algunos puesto de bebidas y mucho grafiti. Las familias se mezclaban con las parejas y las consignas feministas aparecían en las gigantografías instaladas por todo el predio. Pero cuando ellas llegaron la militancia brotó como un grito desde el público.

Aparecieron las camisetas con los rostros de Putin ridiculizados y el cántico “Fora Bolsonaro” (Fuera Bolsonaro), copó la escena. Llegaron las Pussy Riot y le recordaron a los brasileños por qué estaban ahí.

La versión de Putin del Festival Brava Brasil
La versión de Putin del Festival Brava Brasil

“Bolsonaro, Putin, Modi, Xi Jinping. Estos carniceros de derecha y bribones se juntaron y nada bueno saldrá de ese encuentro. Los cambios solo vendrán de ustedes. ¡Fuera Bolsonaro! ¡Fuera Putin!”, gritó la artista y volvió a despertar los cánticos ofensivos contra el presidente de Brasil.

Otros de los momentos más festejados del show se vivió cuando Tolokonnikova, que había abandonado el escenario por unos instantes, volvió enfundada con una camiseta pidiendo justicia por Marielle Franco, una concejal negra que defendía los derechos de las minorías sexuales, denunciaba la violencia policial en las favelas y terminó acribillada la noche del 14 de marzo de 2018 en el centro de Río.

Así, Bolsonaro se convirtió en el segundo blanco preferido de las Pussy Riot, y el público acompañó con una ovación el gesto.

Claro que además del ruso y del brasileño, la banda pidió “aborto libre para todas las mujeres del mundo” y reivindicó de mil formas posibles la valentía de las vaginas. “Porque la vagina es fuerte y poderosa, toma el escenario y tiene mucho que decir”. Es que “las vaginas van a ganar la carrera, van a triunfar en el espacio, van a encabezar los rankings de éxitos. Porque las vaginas llenan los carritos de las compras”.

No te hagas el estúpido, no te hagas el tonto. ¿De dónde creés que venís?...

Las dramáticas cifras de femicidios en Brasil


MÁS SOBRE ESTE TEMA: