Luis Fernando Camacho exigió la renuncia de Evo Morales

El líder de las protestas en Bolivia celebró el informe de la OEA que probó el fraude en Bolivia. “El responsable del fraude es el MAS, y por lo tanto lo es su líder Evo morales. Debe renunciar y también tienen que renunciar los senadores, los diputados y los miembros de los tribunales electoraless y de Justicia”, exigió rodeado de seguidores en La paz.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz y líder de las protestas de Bolivia, explicó que esta caravana intentará entregar esta tarde al Gobierno boliviano una carta donde solicitará al presidente del país, Evo Morales, en su nombre y en el de “todos los movimientos cívicos” que presente su dimisión junto al resto de sus ministros y diputados para que sea sustituido por un gobierno en funciones.

Camacho exigió además la dimisión de los magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), antes de sugerir la creación de esta “junta de gobierno” interina para reemplazar a los actuales mandatarios, hasta la celebración de nuevos comicios en un plazo que ha estimado en 60 días.

El líder opositor declaró que el informe presentado este domingo por la Organización de Estados Americanos (OEA), en el que revela importantes irregularidades en las polémicas elecciones del 20 de octubre “demuestran un claro fraude, que Evo Morales ha rotó el orden constitucional y debe renunciar”. “La OEA nos ha demostrado que el fraude fue tan obvio que no hubo forma de ocultarlo”, aseguró Camacho, quien convocó a una gran caravana este domingo a las 13, hora local, para acompañar a todos los opositores que llegan a La Paz desde distintos puntos del país.

Este informe ha llevado a Morales a anular los comicios y declarar nuevas elecciones bajo una junta electoral remodelada, con la esperanza de apaciguar la tensión en Bolivia. Sin embargo, ni su rival electoral Carlos Mesa ni Camacho han decidido aceptar su decisión de permanecer en su cargo hasta que expire su mandato constitucional, como había anunciado.

Por ello, Camacho ha anunciado que “las medidas de presión”, en forma de protestas y movilizaciones “van a continuar hasta que Morales renuncie al cargo”. “La OEA ha demostrado que el fraude era tan grande que no podía ocultarse”, ha declarado en una comparecencia pública recogida por los medios bolivianos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: