El Río Bravo es el cementerio del “sueño americano”: mueren cinco migrantes al mes en su cauce

La fuerte corriente de este cuerpo de agua cobra la vida de migrantes constantemente, pese a los esfuerzos de las autoridades por evitar el cruce a Estados Unidos

El Río Bravo aparenta tranquilidad, pero la corriente es fuerte, por lo que es complicado nada en su cauce, hasta para nadadores expertos (Foto: Cuartoscuro)
El Río Bravo aparenta tranquilidad, pero la corriente es fuerte, por lo que es complicado nada en su cauce, hasta para nadadores expertos (Foto: Cuartoscuro)

El Río Bravo tiene más de 3,000 kilómetros de longitud y representa una frontera natural entre México y Estados Unidos. También es un sinónimo de muerte para los migrantes que buscan el "sueño americano".

Alrededor de cinco personas al mes fallecen en su intento por cruzar este cuerpo de agua, según Carlos Martínez, miembro de Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM).

La labor de esta agrupación es la de salvaguardar la integridad física de los migrantes. Se estima que, por semana, se rescatan alrededor de 20 personas en Río Bravo, varias de ellas, menores de edad.

"A veces mueren en un punto, pero por la corriente del río aparecen los cuerpos en otro punto", explicó Martínez a El Siglo de Torreón.

En esta semana, el mundo quedó conmocionado, luego de la fotografía en la que apareció el cadáver del migrante salvadoreño Óscar Martínez, junto al de su hija Valeria de casi dos años de edad en el Río Bravo.

La fotografía del migrante salvadoreño Óscar Martínez, ahogado junto a su hija Valeria de casi dos años, ha conmocionado al mundo y puesto en evidencia la crisis migratoria en Norteamérica (Foto: AP)
La fotografía del migrante salvadoreño Óscar Martínez, ahogado junto a su hija Valeria de casi dos años, ha conmocionado al mundo y puesto en evidencia la crisis migratoria en Norteamérica (Foto: AP)

Ambos murieron ahogados en su intento de llegar a Estados Unidos, en la zona del cauce que conecta a Matamoros, Tamaulipas con Brownsville, Texas.

LEE: Los cuerpos de Valeria y su papá, quienes murieron al cruzar el Río Bravo, llegarán este fin de semana a El Salvador

Entre los peligros del también llamado Río Grande es que no es navegable, debido al volumen de flujo, la escasa profundidad y la presencia de muchos bancos de arena.

De acuerdo con autoridades fronterizas de Estados Unidos, citadas por el Chicago Tribune, la muerte de los migrantes se deriva de que las aguas se ven aparentemente tranquilas.

No obstante, existe mucha maleza que dificulta nadar, trepar o salir de su cauce. Las corrientes fluyen y las personas quedan atrapadas en las plantas acuáticas, la basura, neumáticos y hasta carritos de supermercado.

El Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración está encargado de proteger la integridad física de los migrantes en la zona del Río Bravo. (Foto: Cuartoscuro)
El Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración está encargado de proteger la integridad física de los migrantes en la zona del Río Bravo. (Foto: Cuartoscuro)

LEE: López Obrador confia en cumplir el plazo con EU para resolver la crisis migratoria

"Las aguas de la superficie aparentan en estar en calma pero son un gran peligro. Adentrarse al río, las corrientes profundas son demasiado fuertes incluso para nadadores expertos, y si a esto le sumamos los remolinos que se forman y  succionan a las personas hacia el fondo, el riesgo es mayor", afirmó el director de Protección Civil de Ciudad Juárez, Efrén Matamoros al portal fronterizo Hoy.

Río Bravo, importante para la economía de México y EEUU

Este río tiene una importancia económica para la agricultura, pues 800 mil hectáreas de cultivo son regadas con sus aguas. Además, en su cuenca se desarrollan actividades como la minería y la industria recreativa.

Gracias al Río Grande se puede producir algodón, uvas, sorgo, maíz y azúcar, sobre todo en la zona sur de Texas.

En Tamaulipas, la zona que se encuentra cerca de este cuerpo de agua es estratégica para las empresas industriales y siderúrgicas.

TE PUEDE INTERESAR