Jair Bolsonaro en Santiago de Chile (REUTERS/Rodrigo Garrido)
Jair Bolsonaro en Santiago de Chile (REUTERS/Rodrigo Garrido)

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, agradeció este sábado a Chile por albergar la cumbre sobre cambio climático COP25 que él mismo rechazó organizar, por contener objetivos "imposibles", y advirtió que Brasil "no debe nada" al medio ambiente.

El ultraderechista realizó una declaración conjunta con su par chileno, Sebastián Piñera, al cerrar este sábado su visita a Santiago, donde el viernes participó en una cumbre de presidentes que dio el puntapié inicial a Prosur, un foro lanzado por los gobiernos de derecha de Sudamérica.

Quiero agradecer a Chile "por haber abrazado la COP25, Brasil no estará fuera de ella", señaló el mandatario, tras su visita en el palacio presidencial de La Moneda.

Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera (REUTERS/Rodrigo Garrido)
Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera (REUTERS/Rodrigo Garrido)

Los que están en conocimiento del tema concuerdan conmigo que "no podemos cerrar un acuerdo donde algunos objetivos son imposibles (…) al final de cuenta Brasil no debe nada al mundo en relación a la preservación del medio ambiente".

Conocido por criticar al acuerdo de París sobre el cambio climático y por sus desacuerdos con ecologistas, el mandatario lanzó: "Mi gran preocupación es la región amazónica".

Esa región "no puede continuar en riesgo de ser internacionalizada", pero matizó asegurando que su país está dispuesto a hacer acuerdos sobre biodiversidad con otros países.

El mandatario recibió los elogios de su par chileno, tras la firma de varios acuerdos bilaterales que buscan realizar la dinámica comercial entre ambas naciones.

Bolsonaro y Piñera (REUTERS/Rodrigo Garrido)
Bolsonaro y Piñera (REUTERS/Rodrigo Garrido)

Piñera destacó que Brasil es el principal socio comercial de Chile en América Latina y es el principal destino de las inversiones de Chile en el extranjero.

Además anunció que acordó con Bolsonaro enviar en los próximos días simultáneamente a los Congresos el Tratado de Libre Comercio firmado por ambas naciones en noviembre del año pasado.

Fósil del día

Las declaraciones y acciones del presidente brasileño ya le han valido amplios rechazos de la comunidad internacional, sobre todo de los grupos y sectores vinculados a la defensa ambiental.

En diciembre pasado, organizaciones sin fines de lucro, especialistas y activistas que participaron en la cumbre ambientalista COP24, en Polonia, otorgaron a Brasil el premio "Fósil del Día" como forma de repudio a las posiciones del presidente electo Jair Bolsonaro y su futuro canciller.

Los árboles son los pulmones de las ciudades (iStock)
Los árboles son los pulmones de las ciudades (iStock)

Los más de mil miembros de ONG que participan en el evento polaco escogen a un "Fósil" como forma irónica de criticar sus posiciones, y este miércoles los elegidos fueron Brasil y Arabia Saudita.

"Nunca antes en la historia de las conferencias COPs un presidente recibió este premio antes de asumir la jefatura de Estado", dijo Marcio Astrino coordinador de Greenpeace Brasil.

"Brasil, donde nació la agencia del clima de la ONU, un mediador confiable en las negociaciones para el Acuerdo de París, está por tornarse uno de los agresores mundiales del clima", escribió el diario electrónico Eco editado por la red de ONGs CAN (Climate Action Network).

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: