Wilhelm Wabnegg en La Paz, Bolivia
Wilhelm Wabnegg en La Paz, Bolivia

Wilhelm Wabnegg, alias "Will", tiene 62 años, es oriundo de Langenwang, un pequeño y pintoresco pueblo en medio de montañas, en el estado austriaco de Styria, de apenas 72 km2, no más de 4.000 habitantes y 117 km al suroeste de Viena.

Casado y de profesión ingeniero, es también docente en la HTL Kapfenberg, una Escuela Técnica Superior de la localidad del mismo nombre (Kapfenberg) donde se enseña ingeniería eléctrica, mecatrónica, ingeniería de la información, entre otras carreras, a poco más de 1.200 alumnos.

Decidido a realizar una aventura por toda Sudamérica, "Will" se puso como objetivo arrancar en julio del 2017, en Montevideo, Uruguay, y terminar un año después en Corumbá, Brasil.

Wilhelm Wabnegg en Ecuador
Wilhelm Wabnegg en Ecuador

Pero la aventura del turista austriaco comenzó antes. Ya en noviembre de 2016 inició el reacondicionamiento de un viejo camión Mercedes Benz convirtiendolo en un vehículo especial para expediciones.

Entretanto transformaba su "Rundhauber", Wabnegg preparaba todo su equipamiento para expediciones, desde arneses de montaña hasta poleas y herramientas de alpinismo y un equipo deportivo personal para hacer excursiones en bote por ríos solitarios y visitar cuevas.

Teniendo todo listo, el 1 de junio de 2017 "Will" embarca su camión explorador en Hamburgo rumbo a Montevideo en un viaje de cinco semanas. La casa rodante debía llegar el 4 de julio siguiente a la capital uruguaya para allí comenzar la expedición de 365 días.

AMÉRICA DEL SUR 2017/2018

"América del Sur 2017/2018, en la aventura", así bautizó Wilhelm Wabnegg a su expedición, según puede verse en su blog personal donde el turista austriaco levantó todos los sitios que visitó hasta ahora.

Con vuelo de Iberia, vía Madrid, Wilhelm llegó a Montevideo en la mañana del 14 de julio de 2017 instalándose en el lugar denominado "Casa Verde". Se dirige luego a la oficina de "Grimaldi Lines", que transportaba el camión, donde le comunican que el barco se había retrasado unos diez días. Sin embargo al día siguiente le comunican que el camión había llegado y sólo debían realizarse los trámites de aduanas y demás.

URUGUAY

Una vez concluidas las gestiones administrativas, el 15 de julio "Will" parte rumbo al norte de Uruguay a una estancia de varias hectáreas, donde una pareja de suizos se instaló hace 20 años y edificó un complejo turístico importante. Luego llegó hasta Trinidad donde visitó una estación para el cuidado de animales salvajes como focas, pingüinos y tortugas que tengan algún problema y que luego son devueltos a sus hábitats.

Más adelante fue a la frontera con la Argentina, donde recorrió un balneario y también disfrutó de las aguas termales todavía en territorio uruguayo.

Wilhelm Wabnegg ayudó a cuidar focas, pingüinos y tortugas en Trinidad, Uruguay
Wilhelm Wabnegg ayudó a cuidar focas, pingüinos y tortugas en Trinidad, Uruguay

ARGENTINA

El 20 de julio del año pasado, Wabnegg pasó de la ciudad de Salto, en Uruguay, a la de Concordia en la Argentina tomando rumbo Oeste hacia Santa Fé, continuando luego hacia Tucumán recorriendo las formaciones rocosas del extremo oriental de la Cordillera de los Andes. Visitó la localidad de Humahuaca, ciudad cabecera en el departamento del mismo nombre, ya en la provincia de Jujuy.

Wilhelm Wabnegg en Tucumán, Argentina
Wilhelm Wabnegg en Tucumán, Argentina

BOLIVIA

El 25 de julio, cruza la frontera y llega a Bolivia quedándose en la ciudad de Potosí, interesado por recorrer las zonas mineras del lugar. Continúa viaje, siempre por caminos de montañas y llega a la ciudad de Oruro para más tarde partir hacia la capital boliviana. Wilhelm llega a La Paz, la capital más alta del mundo con 4.000 metros (s/n/m) y afirma sentirse como en su casa. "El recorrido por la ciudad te hace sentir como en casa en las montañas", destacó el turista austriaco en su blog.

PERÚ

El 30 de julio, la expedición de Wabnegg llega a Perú. El recorrido fue de La Paz al lago Titicaca donde un pescador lo invita a un campamento y allí se instala para conocer el lugar. Al día siguiente retoma viaje y llega a la ciudad de Pucara, cerca del Cusco peruano, donde admira la arquitectura y cultura Inca, destacando que fue una civilización muy poderosa antes de la llegada de los españoles en épocas de la colonia.

Wilhelm Wabnegg en Pucará, Perú
Wilhelm Wabnegg en Pucará, Perú

El recorrido por Perú duró varias semanas. El 29 de setiembre, ya con la visa expirada, "Will" llega a la cueva de Huagapo, considerada la más grande de Sudamérica, quedando impresionado por el recorrido, con agua hasta las rodillas, de un túnel de 1,8 km de largo con grandes formaciones de estalactitas.

Wilhelm Wabnegg en una cueva de Huagapo, Perú
Wilhelm Wabnegg en una cueva de Huagapo, Perú
Wilhelm Wabnegg en Huagapo, Perú
Wilhelm Wabnegg en Huagapo, Perú

ECUADOR

El 4 de octubre llega a Ecuador quedándose siempre en zona andina. Encuentra un hermoso valle para escalar así como vicuñas que son criadas en el lugar. Durante su recorrido se cruza con un grupo de suizos que fueron exclusivamente para escalar las montañas.

Con un guía de montaña de nombre Manuel, el explorador austriaco intentó llegar a la cima de uno de los relieves geográficos pero el clima y la falta de oxígeno no le permitieron alcanzar la cúspide teniendo que retornar desde una altura de 5.800 metros.

VUELTA A PERÚ

El 25 de octubre, Wilhelm vuelve a ingresar a territorio peruano para dirigirse al lago Perón con 20 km. de longitud a 4.200 metros sobre el nivel del mar y un envidiable paisaje rodeado de montañas.

Allí el austriaco realizó una "circunavegación" en kayak encontrándose al final del lago con grandes afluentes que daban marco imponente al lugar.

MÁS BOLIVIA

El 3 de noviembre de 2017, la expedición de Wabnegg lo llevó de nuevo a Bolivia para conocer el famoso Salar de Uyuni, donde quedó admirado por la belleza natural del lugar con el suelo impregnado de sal con anchos infinitos que muestran la inmensidad de los 100 km de diámetro que tiene el salar.

CHILE

El 7 de noviembre, "Will" llega a Chile para conocer uno de los tres campos de géiseres más grandes del mundo, "El Tatio". En su blog, el profesor austriaco describió el lugar como aterrador por los vapores y burbujas que salían del suelo en todas partes. Es como la "cocina del infierno", dijo el expedicionista.

Wilhelm Wabnegg en El Tatio, Chile
Wilhelm Wabnegg en El Tatio, Chile

Al dia siguiente llega al desierto de Atacama, uno de los destinos turísticos más importantes de Chile situado al norte del país.

Luego va hasta Antofagasta, ya en la zona de la costa pacífica, admirando las formaciones de roca a orillas del mar y conociendo un felstor en pleno océano.

El 18 de noviembre llega a Santiago, la capital chilena así como también el balneario más distinguido del país, Valparaiso.

El 19 de noviembre, llegan a Santiago los amigos de Wilhelm provenientes de Rusia, Spanov, María e Ivan con quienes emprende un recorrido por toda la costa chilena hacia el sur, visitando el Parque Nacional "Altos del Lircay", el Volcán Descabezado y un spa en Talhuaca.

Wilhelm Wabnegg con sus amigos rusos en Chile
Wilhelm Wabnegg con sus amigos rusos en Chile

En Valdivia conoce un asentamiento alemán donde se quedan por algunos días tratando de reparar una avería del camión.

Las Fiestas de Fin de Año, Wilhelm pasó entre colonias de pingüinos, glaciares y montañas.

MÁS DE ARGENTINA

El 3 de enero de este año, por la carretera Astral, el explorador austriaco y sus amigos llegan a la Patagonia argentina. Allí recorren lagos y ríos con bellezas inigualables dentro de las reservas naturales "Los Alerces", "Cerro Fitz Roy", el Calafate, llegando al Glaciar Perito Moreno, el Parque Nacional Tierra del Fuego y Ushuaia, entre otros lugares.

En Antigos, se despide de sus amigos rusos y continúa su travesía de nuevo en solitario.

PARAGUAY

Los primeros días de marzo, Wabnegg llega a Paraguay ingresando por el lado Este. Ahí recorre las reservas de la hidroeléctrica y la usina de Itaipú así como las cataratas del Yguazú a las que califica de las más hermosas del mundo. Luego se traslada hacia el departamento de Cordillera donde visita el monumento natural del "Cerro Koi" con formaciones de areniscas en barra y más adelante conoce el Lago de Yparacaí en la ciudad turística de San Bernardino, fundada por inmigrantes alemanes.

La expedición va luego hacia el norte llegando a la ciudad de Vallemí para conocer las cuevas de estalactitas recorriendo además las canteras de piedra caliza que se industrializa en dicho lugar.

Wilhelm Wabnegg en una cueva de Vallemí, en Paraguay
Wilhelm Wabnegg en una cueva de Vallemí, en Paraguay

El 28 de abril, Wilhelm Wabnegg se registra en la estación base del Parque Nacional Defensores del Chaco, situado a 740 kilómetros de la capital, Asunción, en el extremo norte del país. Fue la última vez que se lo vio al explorador austriaco que cuatro días después, el 2 de mayo, volvió a comunicarse y desde entonces no se supo más nada de él.

Wabnegg lleva desaparecido 20 días y a pesar de la intensa búsqueda realizada por tierra y aire, por un contingente de más de 40 personas entre rescatistas del cuerpo de bomberos voluntarios, agentes de la Policía y de las Fuerzas Armadas de Paraguay, hasta hoy no se tiene ningún rastro del aventurero de Austria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: