Violenta toma del comando de campaña de Sebastián Piñera en Chile

Un grupo de casi 15 jóvenes fue detenido por la policía de Santiago. Los manifestantes se identificaron como miembros del Movimiento Juventud Rebelde

En el marco de las elecciones de Chile, la policía desalojó este domingo a un grupo de unos quince jóvenes que habían ocupado por la fuerza el comando electoral del ex mandatario y candidato por "Chile Vamos", Sebastián Piñera.

Los manifestantes, que se identificaron como miembros del Movimiento Juventud Rebelde, próximo al desaparecido Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), irrumpieron en el patio delantero del comando, situado en el municipio santiaguino de Las Condes, mientras el candidato votaba en un colegio del centro de la ciudad.

Tras su detención, los jóvenes fueron trasladados a una comisaria próxima al lugar del incidente.

"Por un Chile rebelde y popular. Ya no basta con votar", rezaba una pancarta que sostenían los ocupantes antes de ser arrestados. "Piñera no sabe lo que es ser chileno (…), es el símbolo de la corrupción", declaró Victoria Cárdenas, una de las manifestantes.

Piñera, candidato presidencial por la coalición conservadora "Chile Vamos", es el favorito de las encuestas para ganar las elecciones, si bien los sondeos indican que será necesario un ballotage, que tendrá lugar el 17 de diciembre, para elegir al sucesor de Michelle Bachelet.

Mientras se producía este incidente, el ex mandatario (2010-2014) votaba en la Escuela República de Alemania, situada en el centro de Santiago. A su llegada se produjeron algunos enfrentamientos verbales entre partidarios y detractores del ex jefe de Estado.

"Esta noche vamos a escuchar con mucha atención y humildad la voz de los chilenos. Hasta entonces, le quiero pedir a mis compatriotas que vayan a votar, que participen de la democracia", indicó Piñera.

"Hoy los chilenos vamos a tomar una decisión que va a afectar nuestras vidas por muchas décadas. Porque conozco a mis compatriotas, sé que van a elegir los caminos correctos, aquellos que llevan a tiempos mejores", agregó, en clara alusión a uno de los lemas de su campaña.

Respecto de los gritos en su contra, comentó que "la democracia tiene que ser una fiesta en la que cada uno pueda expresar su opinión libremente, pero sin violencia. La democracia tiene que estar a favor de algo y no contra algo", enfatizó.

Y por ello manifestó su confianza en que quienes incurren en la violencia para tratar de imponer sus ideas "no prevalezcan (…). Sé que los chilenos elegirán un camino que lleve al progreso en paz".

"Desde marzo vamos a necesitar de la unidad de todos los chilenos", insistió el ex presidente, convencido de que será él quien tome el relevo presidencial de Michelle Bavchelet, como ya sucedió en marzo de 2010.

Acompañado de su esposa, Cecilia Morel, Piñera tardó algunos minutos en llegar a su mesa electoral, donde se equivocó al doblar el voto, que requiere de varios pliegues que hay que hacer en un determinado orden.

Con información de EFE

LEA MÁS:

Sebastián Piñera votó y se mostró confiado para volver a ser presidente de Chile: "Sé que vamos a elegir los caminos correctos"

Elecciones en Chile: votó Michelle Bachelet con una advertencia sobre la abstención

Elecciones en Chile: unos 14 millones de votantes eligen al sucesor de Michelle Bachelet