La familia de Franz Wiebe, el menonita de 17 años secuestrado en julio por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), divulgó este jueves un video en el que el joven reitera la exigencia del grupo armado de repartir víveres en dos comunidades campesinas para liberarlo, lo que se constituye como la primera prueba de vida de la víctima.

La divulgación del video coincide con la salida de dos camiones con alimentos recolectados por la familia de Wiebe por valor de 100.000 dólares que serán repartidos entre este jueves y viernes en las comunidades de Antebi Cue, en el norteño departamento de Concepción, y en Guahory (centro).

En el video, el adolescente aparece escoltado por dos guerrilleros armados y bajo un toldo rodeado de armas y municiones, en lo que parece una zona boscosa.

El joven lee un comunicado en el que pide a los miembros de la colonia Río Verde, donde fue secuestrado, el acopio y reparto de alimentos en las comunidades señaladas, como condición para recuperar su libertad.

Tras esa alocución, en el video se escucha una voz masculina fuera de cámara en la que se incide en los detalles del reparto. "Una vez terminado el reparto de víveres, Franz Wiebe va a recuperar su libertad", dice la voz.

El presunto miembro del EPP también explica que los campesinos de la comunidad de Guahory fueron objeto de un desalojo policial cuando reivindicaban la titularidad de unas tierras ocupadas por colonos brasileños.

Franz Wiebe está secuestrado por el EPP desde julio
Franz Wiebe está secuestrado por el EPP desde julio

"Sus casas, escuelas, iglesias fueron quemadas y sus pozos de agua, envenenados", explica el supuesto guerrillero, quien luego señaló que los labriegos de Antebi Cue están a punto de ser desalojados por colonos brasileños.

El video es parte de los materiales que se encontraron la semana pasada dentro de unas bolsas plásticas adheridas al portón que separa dos estancias en el norteño departamento de San Pedro.

En esos materiales se detallan las nuevas condiciones exigidas por la guerrilla para liberar a Wiebe, por cuya puesta en libertad pidieron en un principio el pago de 700.000 dólares.

En ese sentido, el teniente coronel Víctor Urdapilleta, portavoz de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), a cargo del combate contra el EPP, dijo este jueves que las nuevas exigencias de la guerrilla obedecen a motivos propagandísticos.

"Son marketing del grupo, pretenden vender una imagen del EPP con sensibilidad social, que ayuda a los pobres y ataca al Gobierno, a nosotros", dijo el militar a Radio Nacional.

Añadió que la FTC no estará presente durante la distribución de alimentos en las dos comunidades porque la postura del Gobierno es la de no negociar con terroristas.

Wiebe es el segundo miembro de la comunidad menonita de Paraguay secuestrado por el EPP, que desde hace más de un año tiene cautivo a Abraham Fehr, por cuya liberación pidieron el pago de medio millón de dólares.

Desde hace más de dos años el EPP tiene en su poder al suboficial de la Policía Edelio Morínigo, por cuya libertad se ofreció un canje de prisioneros de la guerrilla que el Gobierno no aceptó.

En la zona norte de Paraguay fue secuestrado el pasado octubre el empresario ganadero Félix Urbieta, hecho que apunta a un grupo escindido del EPP, según las autoridades.

El gobierno paraguayo atribuye al EPP medio centenar de asesinatos y varios secuestros desde su fundación en 2008.

LEA MÁS: