Los 10 motivos por los que conviene encender la cámara en las videollamadas del ámbito laboral

Las video llamadas por razones laborales se volvieron más habituales desde el inicio de la pandemia, pero por diversas razones hay quien apaga la cámara. Por qué esto complica la comunicación

Muchas personas no encienden sus cámaras, lo que dificulta el objetivo básico de cualquier reunión: comunicarse, lograr acuerdos y conectar con las demás personas
Muchas personas no encienden sus cámaras, lo que dificulta el objetivo básico de cualquier reunión: comunicarse, lograr acuerdos y conectar con las demás personas

Es una realidad: aunque el formato de trabajo híbrido parece haber llegado para quedarse, también las personas que se desempeñan en forma presencial utilizan las videollamadas como una forma de vincularse con sus colegas, proveedores y demás colaboradores de sus tareas.

Además, la formación ha pasado a ser en gran parte virtual, por lo que el uso de Zoom, Meet, Teams, Webex y otras plataformas frecuentes para hacer llamadas con video adquieren una importancia vital para nuestro día a día.

Uno de los problemas frecuentes a la hora de utilizar estas herramientas es que muchas personas no encienden sus cámaras, lo que dificulta el objetivo básico de cualquier reunión: comunicarse, lograr acuerdos y conectar con las demás personas.

Tener la cámara apagada es como ir a una reunión de trabajo con una máscara negra puesta: te ocultás, no te mostrás; hay algo valioso que estás escondiendo. Y no es lo mismo en la reunión que te reemplace un pequeño recuadro con tu nombre, y, en el mejor de los casos, alguna foto personal, (mayoría de los que se ocultan tampoco la colocan), que verte en vivo y en directo.

Es cierto que puede haber motivos para no encenderla, por ejemplo, baja señal de Internet o un entorno de familia que, en ese momento, no lo permite. También, hay que reconocerlo, existe la dejadez y flojera en algunas personas.

El 84% de las personas consideran que conviene tener la cámara prendida en videollamadas y que esto tiene que ver con ser buenos profesionales
El 84% de las personas consideran que conviene tener la cámara prendida en videollamadas y que esto tiene que ver con ser buenos profesionales

Y a veces la reticencia a utilizar la cámara también se da por timidez, o por no soportar el hecho de tenernos visibles todo el tiempo enfrente, ya que, en la vida cotidiana, no andamos con un espejo frente nuestro que nos devuelve la propia imagen permanentemente. Pero esto tiene una solución y está en tus manos: todos los sistemas permiten ocultar tu propia vista mientras participás con la cámara encendidas.

Recientemente realicé una encuesta abierta en LinkedIn que obtuvo 1.185 votos sobre 4 opciones disponibles. La pregunta fue: “como buenos profesionales, ¿conviene tener la cámara encendida en videollamadas?, y las respuestas fueron: Sí, porque es ‘video’ llamada (56%); Sí, me gusta participar al 100% (28%); No, es una forma de control (12%) y “Me gustaría, pero…” (4%).

Pese a ser una pequeña muestra y sólo del ámbito laboral como son mis contactos y seguidores en esa red social, se desprende que el 84% de las personas consideran que conviene tener la cámara prendida en videollamadas y que esto tiene que ver con ser buenos profesionales.

La actividad online necesitas habituarse a tener la cámara encendida. ¿Por qué? Porque cuando encendemos la cámara nos damos a conocer, permitimos que las demás personas nos vean, incluso decodificas mejor las interacciones que se van dando. Además, estás forjando tu identidad al participar activamente.

Estos son 10 motivos por los que conviene encender la cámara en llamadas con video, para poder sacar tus propias conclusiones:

Las personas que se ocultan pueden recibir estímulo a encender sus cámaras, al ver que una gran parte del equipo sí lo hacen
Las personas que se ocultan pueden recibir estímulo a encender sus cámaras, al ver que una gran parte del equipo sí lo hacen

1-Mejora la comunicación

El hecho de poder verse, aunque sea en un plano medio, ayuda a que las ideas fluyan y a mostrarte presente y con disposición a participar.

2-Alienta a quienes no se muestran

Las personas que se ocultan pueden recibir estímulo a encender sus cámaras, al ver que una gran parte del equipo sí lo hacen. Podemos fomentar ese hábito para facilitar un mejor entendimiento y flujo de la comunicación.

3-Refuerzas tu imagen y “marca personal”

Todo lo que sos y la forma en que ratificas tus logros, forma parte de tu reputación. Cuando las personas ven que te interesas, participas y colaboras, se refuerza tu percepción acerca de tus valores profesionales y personales.

4-Se participa mejor observando a las demás personas

Los humanos somos esencialmente visuales, por lo que el hecho de observar a las demás personas, y permitir que te vean en acción, fomenta la participación e interacción. Cuando apagas tu cámara, una parte de tu identidad está ausente, por lo que no te extrañe que quizás se te deje de lado en dediciones o proyectos.

5-Captas detalles de Comunicación No Verbal (CNV)

Los especialistas afirman que aproximadamente un 90% de la comunicación es no verbal, es decir que, si no encendés tu cámara, literalmente, estarías privando de un gran porcentaje del proceso. El tono de voz también influye, aunque no es lo mismo en una videollamada escucharte que si también se le agrega lo visual.

6-Haces un mejor foco en los temas que tratan

Cuando estás con cámara encendida tenés más atención sobre el curso de la reunión, tu percepción está más afinada y así captás mejor los temas que se tratan.

7-Aumenta tu atención y retención

La precisión en la asimilación de la información se da mejor cuando estás con cámara encendida. Focalizás en las miradas de las demás personas, y a su vez, pueden saber a través de tus expresiones, de qué forma te está llegando lo que se está compartiendo.

El rapport es el feeling y el sentimiento de empatía y conexión que se establece cuando se da la cara
El rapport es el feeling y el sentimiento de empatía y conexión que se establece cuando se da la cara

8-Estableces rapport y mejor sintonía

El rapport es el feeling y el sentimiento de empatía y conexión que se establece cuando se da la cara. Como es una videollamada, el verse mutuamente es uno de los aspectos estratégicos importantes para conectar con las personas.

8-Puedes ir al compás de las ideas que presentan (acompasar)

Otra técnica que proviene de la programación neuro lingüística es la de acompasar: al estar con cámara encendida subconscientemente estarás compartiendo un ritmo, una forma de expresión conjunta de quienes participan, al igual que cuando te expresas en el chat agregando comentarios sobre opiniones de otra persona. Es mucho más efectivo lograrlo con la cámara encendida.

9-Estimula la cercanía de las personas, aún en la distancia virtual

Uno de los aspectos centrales de cualquier reunión a distancia, es el lograr sentirse cerca: somos seres sociales y necesitamos del contacto y la presencia. El estar con la cámara prendida es una de las formas de estimular el estar con las demás personas. Cuando te ocultás, este efecto no se da: es más, se produce un gran vacío.

Si realmente querés comprometerte y participar activamente de estas experiencias, necesitás considerar estos diez puntos por los cuales conviene que enciendas tu cámara. Y eso depende de vos.

Daniel Colombo es facilitador y máster coach ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 31 libros. LinkedIn Top Voice América Latina. Certificado por ICF; Coach certificado y Miembro de John Maxwell Team.

SEGUIR LEYENDO