(Video: "La Noche de Mirtha Legrand" – El Trece)

Durante mucho tiempo estuvo sumida en una profunda depresión de la que le costó salir. Sin embargo, el presente de María Valenzuela hoy es mucho más diáfano que durante aquel período de oscuridad. Aunque, claro está, todavía le quedan algunas cuestiones por resolver.

Así lo explicó la propia actriz durante su paso por la mesa de Mirtha Legrand, quien se mostró feliz de verla recuperada y tenerla nuevamente entre sus invitados. "Qué lindo verte tan bien María, tan renovada. ¿Cuánto llegaste a pesar?", le consultó la diva.

Ella reveló que pesaba diez kilos menos, producto de la depresión que había sufrido: "Venía de una seguidilla y se sumó la muerte de un amigo, que era como mi hermano. Estaba con un negocio que tenía que ver con una hotelería que iba a hacer, cerca de Luján, Villa Ruíz, y llegó un momento que no se pudo seguir por la muerte de Gaspar, y me tiré en la cama. Un íntimo amigo llamó a mis hijos, se aparecieron y fui a ver a un psiquiatra. Después, cuando tenía que volver a verlo, me agarró un ataque de pánico que no podía salir"

"Estoy con una sola medicación y con gotas de cannabis", reveló, al tiempo que contó que sigue teniendo ataques de pánico.

Sobre el cannabis medicinal, detalló: "Me hacen muy bien para la depresión y para el tema alimenticio. Son tres gotas a la mañana y tres gotas a la noche. ¿Vos sabés que gente de 60, 70 años, toma gotas de cannabis por el tema de los huesos y de los músculos? Está comprobado que hace muy bien".

"¿Se consigue fácilmente? Creo que es bastante caro", quiso saber la diva. La actriz le respondió: "Sí, creo que viene de Chile, el que yo compro viene de Chile".

"Los ataques de pánico simplemente hacen que quiera meterme en mi casa, que es mi refugio y sé que ahí estoy segura. Ahí no me pasa nada, y sé que estoy insegura en la calle. Entonces lo primero es irme a mi casa", reveló. Además, reconoció que suele llorar en esos momentos: "Es una angustia, que termina en un ataque de pánico".

"¿Y cómo lo resolvés?", le preguntó La Chiqui. "Y, esperando a que pase", contó, un tanto resignada. "Le estoy escapando un poco a la terapia", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO