"Nadie va a obligar a nadie a hacerse un aborto si no quiere, y quien desesperada tome esa decisión va a poder hacerlo en condiciones humanas e higiénicas. Esta pelea es más que nada para proteger a las mujeres de menos recursos que recurren a lugares horrorosos o a métodos caseros sumamente peligrosos corriendo riesgos enormes", expresó Susana Giménez en las redes sociales con respecto a la ley de despenalización del aborto.

De esta manera, la estrella de Telefe se diferenció de Mirtha Legrand que se ha manifestado en contra de la aprobación de la ley. En su mesa del domingo, la conductora les manifestó a sus invitados que estaba preocupada por la "fortuna" que tendría que poner el Estado en caso de que se legalice el aborto. La actriz Jorgelina Aruzzi, una de las invitadas a la mesa de la Chiqui, no dudó en responderle y señaló: "Más cuesta una mujer desangrada en un hospital".

Durante el fin de semana, Susana había sido criticada por Florencia de la Ve, que salió a marcar sus diferencias con la diva de Telefe al recriminarle que "no está comprometida con nada". "En la época en la que nació Susana te metían el chip del patriarcado", aseguró la panelista de Los ángeles de la mañana.

El debate en la Cámara baja comenzará este miércoles al mediodía y se supone que se extenderá hasta el jueves alrededor de las 7 de la mañana, ya que las posiciones se mantienen muy parejas y la balanza para la aprobación o no la inclinarán los más de 20 legisladores indecisos.

SEGUÍ LEYENDO