La millonaria trama de la "mafia del dólar importador" detrás de los 38 autos de lujo incautados en Puerto Madero

ffahsbender@infobae.com
Fragmento de la denuncia de Gómez Centurión
Fragmento de la denuncia de Gómez Centurión

Los 38 autos y embarcaciones que Gendarmería incautó anoche en el estacionamiento subterráneo del complejo Madero Center son parte de una vieja cuenta pendiente. En junio de 2018, el juez en lo penal económico Gustavo Meirovich procesó a once personas por una de las estafas al Estado más inteligentes y mejor pensadas de la historia reciente.

Las viejas DJAI, o declaraciones juradas anticipadas de importación, derogadas por el Ministerio de Producción a fines de 2015, fueron un recurso clave en el esquema de administración de importaciones al final de la era kirchnerista. Las DJAI, en pleno cepo cambiario, se instituyeron en teoría para que las empresas que buscaban importar productos a la Argentina pudieran comprar y girar divisas al país de origen de manera supuestamente transparente, con una declaración jurada presentada ante la Secretaría de Comercio de Guillermo Moreno y Augusto Costa como primer paso en el trámite. El Banco Nación era el punto siguiente luego de esa primera habilitación, para comprar dólares a precio oficial en cantidades considerables.

Gustavo Meirovich, juez de la causa (Nicolás Stulberg)
Gustavo Meirovich, juez de la causa (Nicolás Stulberg)

La tentación de salir al viejo y lucrativo mercado del dólar blue con la plata comprada en vez de importar cosas reales era obvia. Así, las DJAI se convirtieron en un mecanismo para hacer negocios a espaldas del Estado, con un fenómeno único en el febril mercado cambiario de 2015, una suerte de "dólar importador". No se trataba de pequeños comerciantes con sus billetes en pequeñas cuevas del microcentro, de acuerdo a las imputaciones del juez Meirovich: era toda una red, desde Flores y Floresta hasta cuentas bancarias en Beijing.

El caso fue destapado por una denuncia de Juan José Gómez Centurión, ex titular de la Aduana, luego impulsada por la AFIP y la PROCELAC: su denuncia reveló una serie de prestanombres y empresas fantasma, 55 corporaciones y sociedades anónimas integradas muchas veces en los papeles por ancianos y personas pobres que terminaron fugando cerca de 300 millones de dólares a Asia, con cuentas en bancos de la China continental y Hong Kong.

Madero Center, foco de la nueva serie de allanamientos
Madero Center, foco de la nueva serie de allanamientos

Hubo dos protagonistas. El empresario Mariano Martínez Rojas, cuyo padre terminó procesado y embargado por 700 millones de pesos, y el enigmático Sung Hu Kwan, hoy de 33 años, alias "Mister Korea".

Extraditado por Corea del Sur de vuelta a Buenos Aires tras entregarse a través de Interpol, Hwang fue titular de varias empresas en Argentina dedicadas a los rubros de importación y textiles. Fue uno de los principales implicados en la causa de la "mafia de los contenedores", instruida por el juez Marcelo Aguinsky, con Claudio "Mono" Minnicelli, cuñado del ex ministro Julio De Vido. "Mister Korea", además, tiene su parte en el esquema de las DJAI.

"Como miembro y jefe de la comunidad coreana se encargaba de reclutar empresas de la colectividad o conformar sociedades fantasma para inscribirlas y hacer la maniobra con las declaraciones juradas para comprar dólares", aseguraba un investigador en 2017. "Mister Korea" fue indagado por el juez Meirovich luego de llegar extraditado al país: entregó un descargo por escrito y se negó a responder preguntas.

La extensa causa de Meirovich que acumulaba más de treinta cuerpos hace dos años y que sumó detenidos como Víctor Ola en abril de este año muestra un rastro intenso de empresas cuestionables como Impus SRL, con domicilio porteño en la calle Calderón de la Barca y dedicada en los papeles a la venta al por mayor de textiles, la más acaudalada de toda la lista aportada por Gómez Centurión, con más de 57 millones de dólares enviados a Asia.

Las contradicciones se volvían obvias. Impus reconoció importaciones con un valor global con costos de transporte de apenas 2,7 millones y declaró ventas por 70 millones de pesos en 2012; sin embargo, no surgieron retenciones en el sistema de la AFIP. No hubo ninguna declaración jurada para el ejercicio de 2013.

Hung Su Kwan, “Mister Korea”
Hung Su Kwan, “Mister Korea”

Los depósitos que informaron entidades bancarias, sin embargo, fueron mucho mayores: 71,9 millones de pesos en 2012 y otros 259 millones en 2013, algo sorprendente para una firma sin empleados ni bienes muebles o propiedades inmobiliarias.

Sus socios, de acuerdo con el Boletín Oficial, eran igual de sorprendentes también. E.E.M. es uno de ellos, de 29 años de edad, inscripto como monotributista, sin bienes ni tarjeta de crédito y pequeñas deudas a organismos de pequeños préstamos, de acuerdo con el BCRA. Su vivienda, o al menos su domicilio fiscal, era una casa baja de una sola planta en Villa Ballester. Otro socio de la firma tenía su domicilio un barrio pobre de González Catán.

"Prestanombres" fue un término frecuente en la causa del juez Meirovich. M.L.C., en ese entonces empleada según registros comerciales de la Basílica San José de Flores, también fue detenida por la Federal: sorprendentemente, M.L.C. integró los directorios de cinco sociedades en los años finales del kirchnerismo, la mayoría dedicadas a comerciar con textiles. En 2017, la AFIP emitió una alerta en contra de M.L.C. por supuestamente emitir facturas truchas.

De vuelta a la obscenidad automotriz en el estacionamiento de Madero Center, la grúa de Gendarmería se llevó, por ejemplo, un Chevrolet Corvette Z06 modelo 2007. De acuerdo a registros oficiales a los que accedió Infobae, su actual titular es José Luis Guarnerio, hoy de 48 años, empresario.

El Chevrolet Corvette a nombre de uno de los imputados de la causa
El Chevrolet Corvette a nombre de uno de los imputados de la causa

Guarnerio fue uno de los procesados originales en la causa de las declaraciones DJAI: Meirovich le endilgó el rol de jefe y lo embargó por la cifra sideral de cinco mil millones de pesos. La causa apunta a acciones en empresas cuestionadas, una lancha en común con otra imputada. En su indagatoria, Guarnerio presentó un escrito. Aseguró que hace más de treinta años que se dedicaba al comercio exterior, que contaba con "personal idóneo" y negó pertenecer a una asociación ilícita. Aseguró, también, que simplemente estaba complicado por dichos de "Mister Korea", que nada tenía que ver con una asociación ilícita.

Los papeles revelan una contradicción curiosa. Guarnerio fue procesado sin prisión preventiva y embargado en junio de 2018. Sin embargo, se convirtió en el titular del Corvette en enero de 2019. Su dueño anterior era otro empresario con domicilio en Puerto Madero.

La flota de autos de lujo fue presentada en el edificio Centinela de Gendarmería este mediodía en una conferencia encabezada por la ministra Patricia Bullrich.

SEGUÍ LEYENDO:

Varios allanamientos en una causa por corrupción: secuestraron 38 autos de alta gama y embarcaciones

 
MAS NOTICIAS

Te Recomendamos