John Hurtig: "Molina Pico es un pobrecito que a va a tener que pagar. Siento pena por él, aunque hoy lo perdonaría"

Luce como el más duro de sus hermanos. Cortante al hablar, tosco con algunas expresiones, duro con sus gestos. Y sin embargo, John Hurtig estalla en llanto por varios minutos cuando recuerda el padecimiento de los García Belsunce a 15 años de la muerte de su hermana María Marta. Es la memoria de su madre la que lo devasta. "Siento pena. No bronca. Mi vieja siempre decía que tener bronca es tomar veneno y esperar que se muera el otro".

John Hurtig conversa con Infobae TV luego de conocerse que dos fiscales evitaron la prescripción de la causa que investiga el asesinato al corroborar que se evitó investigar la pista del vecino del country El Carmel Nicolás Pachelo y su esposa. "Fuimos la noticia más leída de la historia del periodismo argentino. Se mintió tanto. Se inventó", dice. "El que quiera conocer el expediente puede entrar a http://casobelsunce.blogspot.com.ar y enterarse de todo", explica. O escuchar y leer esta entrevista:

-¿Primera sensación de hoy?
-Conmocionado. Conmocionado porque la verdad yo, no hablo por mis hermanos, yo no tenía mucha fe que esto… Yo pensé que lo iban a dejar prescribir. Estaba convencido, viste como la maldita policía yo creía que la que nos tocó a nosotros, que era la maldita justicia, no toda porque algunos jueces sí dijeron la verdad y fueron honorables, pero muchos jueces fueron deshonorables y unos sinvergüenzas, ni hablar del fiscal. Entonces yo pensé que esto iba a ser tipo, cómo se llama cuando hacen un…

-¿Un complot?
-Un complot, sí, un armado como para que esto prescriba y se acabó el partido, zafaron ellos y nosotros quedamos como los culpables y a otra cosa mariposa.

-Uno siempre cuando ve esto empieza a pensar que fueron torpes, fueron deliberadamente perjudiciales, fue una combinación. ¿Qué fueron?
-¿En qué sentido me lo preguntás?

-Porque digamos, dos fiscales hoy dicen señores, se olvidaron de ver esto, se olvidaron de que fue…
-No, fue totalmente armado, sí, fue totalmente armado. Molina Pico estuvo a medio metro de María Marta al lado mío viendo la sangre, se dio vuelta, pasó por arriba de una mancha de sangre que había en la puerta del baño, porque Carlos cuando la saca a María para no apoyarle la cabeza en el frío del mosaico le apoya la cabeza, pensando que todavía estaba viva, le saca la cabeza hasta la alfombra. En la alfombra en la puerta del baño quedó una mancha de sangre así, Luis, que estuvo pero meses, meses y meses esa mancha ahí. Molina Pico le pasó por arriba con Degastaldi al lado, no es que estuvo solo. Le pasó por arriba a la mancha, miró el baño y dijo 'uy, que baño jodido', se dio vuelta, se dio media vuelta y se fue. Error garrafal porque él tenía la obligación legal de pedir la autopsia de mi hermana y de preservar el lugar del hecho. No importa que yo le haya dicho si fue accidente u homicidio, es una muerte dudosa, él tenía obligación legal de hacer la autopsia.

¿Cómo me van a culpar a mí y a mi familia de encubrimiento cuando estuvo la persona que tenía que hacer con obligación legal la autopsia de ella? O sea, si llegó al lugar del hecho a horas del homicidio, ¿de qué encubrimiento me hablan? ¿El pituto? El gran problema del pituto, y me meto si querés…

-Sí, claro, por supuesto.
-¿El gran problema del pituto cuál fue? Que yo lo tiré antes de haber dudado. Si yo hubiese dudado antes, no lo tiro. Pero como lo tiré y después dudé porque le encontré las zapatillas a mi hermana puestas y me parecía raro que se haya patinado que era lo que dijeron los médicos, los médicos se fueron de la casa diciendo 'se patinó, fue un terrible accidente'.

-Se golpea…
-Se golpea contra los picos de las canillas y se mata, una desgracia.
Bueno, cuando le encuentro las zapatillas le pregunto a mi hermana Irene, 'pero gorda ¿cómo hizo para patinarse con zapatillas puestas?' Me dice 'y no sé, dijeron los médicos'. Porque vos en un baño te podés patinar descalzo, levantás los dos pies y te pegás un golpazo, pero con zapatillas era difícil. Entonces voy con Horacio, le pregunto a Horacio, Horacio me dice 'sí, tenes razón'. Y ahí empieza todo el periplo, primero Carlos había llamado a dos ambulancias con obligación legal de hacer la denuncia policial, que no la hicieron. O sea que en la casa estuvieron dos ambulancieros con obligación legal de hacer la denuncia policial que nunca la hicieron porque jamás paramos a la policía, todo mentira de Molina Pico. Jamás llegó un patrullero a Carmel, jamás, están las cámaras.

-Más el fiscal…
-No, más Romero Victorica que es a quien nosotros le transmitimos las dudas. A Romero Victorica, fiscal de Casación Penal, no estaba en la casa, Horacio lo llama por mis dudas, Horacio lo llama para ver qué carajo podía hacer con mis dudas. Entonces Romero Victoria le dice 'quedate tranquilo, yo mañana a primera hora estoy ahí'. Bárbaro. Llega Romero Victorica a la mañana, le contamos lo del pituto, le contamos todas las dudas que teníamos, lo que habían dicho los ambulancieros, él dice 'bueno, tengo'… Es más, Romero Victorica primero nos dice 'llamemos a un forense amigo mío, lo metemos a que revise a María Marta y nos quedamos tranquilos para no armar tanto quilombo'. Entonces Romero Victorica llama a este forense y el forense no estaba en Buenos Aires. Entonces corta y dice no está este forense. Forense que fue a declarar al juicio y dijo 'a mí Romero Victorica me llamó y me dijo que vaya a revisar a la occisa, a María Marta, porque la familia dudaba'. Mirá el encubrimiento.
¿Qué hace Romero Victorica cuando este médico no llega? Nos dice 'miren, no llega, tendría que llamar a la policía'. Como pidiéndonos autorización además porque era un quilombo. Y nosotros le decimos 'dale'. Levanta el teléfono y habla con Degastaldi. Degastaldi le dice 'busco al fiscal de turno de la zona y voy para allá'. Corta, nos cuenta esto. A los 40 minutos llegaron Molina Pico y Degastaldi que no teníamos ni idea quiénes eran y que fueron a laburar, no a tomar café. Estuvieron a medio metro de María Marta. O sea, cómo me van a culpar de encubrimiento, Luis.

-A 15 años, ¿qué sentís por Molina Pico?
-Pena, pena. La verdad que pena porque pobrecito, hay que vivir con esto. O sea, bronca. Mirá, mi vieja me decía algo… (rompe en llanto)

-¿Podés? Te decía tu vieja…
-Perdón, dame un minuto.

-Seguro, tranquilo, tomate todo el tiempo que necesites sin ningún problema. Tranquilo.
-Perdón (sigue llorando).

-No pasa nada, no pasa nada. Tranquilo. Absolutamente.
-Mi vieja me decía siempre, yo le decía 'qué bronca que tengo vieja con todo esto' y ella me decía 'mirá, hijo, tener bronca es tomar veneno y esperar que se muera el otro. Y no va a pasar nunca, porque el veneno lo estás tomando vos'.

-Qué sabia.
-No, una capa la vieja. Después se murió y se murió por todo esto. Mirá, Molina Pico tiene mucho que ver en la muerte de mi madre. Y en la muerte de Guille, el marido de…

De Irene.
-Sí, claro que sí, pero bueno. Entonces traté de a partir de eso que me decía la vieja de, bueno, es verdad…

-No tomemos el veneno…
-No tomemos el veneno, ¿viste? Listo, es un pobre tipo, la verdad que es un pobre tipo. Molina Pico me da mucha pena. Va a tener que pagar por lo que hizo, va a tener que pagar, y quiero que pague por lo que hizo. Se le va a iniciar un jury y espero que sea, obviamente, calculo que va a ser condenado. Pero pena, más que nada, pena.

-En otros casos, y te lo decía fuera de cámara, que seguí muy de cerca como Fraticelli, yo sentí en un momento que cuando se arrancó con la maquinaria, aún en el error, la maquinaria no podía pedir disculpas y decir nos equivocamos. ¿Sentís que pasó esto, que en algún momento dijeron no podemos ir para atrás porque no podemos demostrar que fuimos torpes?
-Sí, yo creo que sí. Pero en la Justicia no puede pasar eso, eso te puede pasar cuando llevás el auto al taller mecánico y dicen 'uy, ahora no podemos desarmar todo de nuevo porque tardamos 20 días más'. Pero nunca en la Justicia. ¿Cómo va a pasar eso en la Justicia? Hay una frase de Montesquieu que a mí me encanta que es "No hay tiranía más cruel que la injusticia perpetrada detrás de la justicia", porque no tenés cómo pelear. ¿Cómo peleás? Entonces si ellos no son capaces de decir 'me equivoqué', qué más justo que decir 'me equivoqué'. Y no lo hicieron.

-¿Si hoy te pidieran disculpas?
-Sí, yo acepto, pero sí, pero feliz de la vida, ojalá. Sí, obvio. Yo no soy quién para juzgar y para… No, sí, me encantaría.

-John, ¿quién mató a tu hermana?
-Y, eso es lo que tiene que decir la Justicia. Yo no puedo decir, no puedo hacer lo mismo que hicieron con nosotros. O sea, el fiscal tiene que estar investigando, agarrar el expediente y sacar todo lo que haya ahí en contra de quien sea, mío, tuyo, de Pachelo, de quien sea. Pero la Justicia es la que me tiene que decir eso a mí, yo no soy quien.

-No estás dispuesto a juzgar a Pachelo vos.
-No, no, no. No porque no corresponde, porque no importa lo que piense yo.

-Los otros días, hablando con Carrascosa, con Carlos Carrascosa, él me decía exactamente lo mismo, no soy yo, si tuviera mi opinión no se la diría porque no corresponde porque sería hacer víctima a una persona. Pero él cree en la hipótesis de que entraron por plata, entraron por la plata.
-Sí, sí.

-Vos estás convencido que esa es la idea.
-Sí, absolutamente.

-O sea, vos crees que alguien llegó…
-Sí. Yo creo que era una banda que robaba en el Club, que está demostrado además que robaban, que María Marta… Lo que pasa es que María Marta sale en camioneta ese día con Carlos…

-Claro…
Y vuelve en bicicleta, porque había dejado la bicicleta el día anterior en lo de Irene. Entonces corta primero, corta el tenis antes, los que estaban vigilando estaban vigilando la camioneta y por handy, entra a la casa y dice 'gordo quedate, terminá de ver el partido River-Boca (porque no había terminado todavía), que yo me voy en la bicicleta que ayer la dejé'. Entonces agarra la bicicleta y se va en bicicleta. No la ven y no la escuchan cuando llega. Esa fue la gran macana. Si ella vuelve con el gordo zafa porque hubieran escuchado y se hubieran…

-Avisado.
-Les habrían avisado, salgan tranquilos y se habrían ido. ¿Entendés? Pero bueno, Dios sabrá por qué.

-¿Cómo está compuesta hoy tu familia, John?
-¿La mía personal?

-La personal.
-Yo tengo cuatro hijos.

-¿Cómo están tus hijos?
-Bien, bien, bárbaros. Pero también han pasado por esto, pensá que mi hija Loly, la más chiquita, tenía 2 años cuando ocurrió todo esto. Vivió toda la vida con esto encima, viendo a su padre ir preso por algo que no tendría que haber ido. Pero también creo que fue una enseñanza rica eh, fue una enseñanza rica.

-¿Aprendiste?
-Sí. Sí, yo creo que sí, yo creo que sí. Mi mujer calculo que sí, que sabe que sí, sí, aprendí, mucho.

-Hay algo que vos mismo has dicho muchas veces, que sabés que hay un conjunto de personas, no sé cuántos, que no van a salir de la idea de que ustedes tuvieron que ver con la muerte de María Marta. Hablale a esa gente.
-Me da mucha pena por nosotros, porque… Sí, me da pena. Si no… Es que yo la entiendo a esa gente, porque esa gente comió de los medios de comunicación mucha información, mucha mentira que va quedando y queda, y queda y te machacan. Como te decía recién, fue la tapa de los diarios que más estuvo en tapa de diarios de toda la historia, de las juntas militares, de la selección argentina, de todas. Entonces decís '¿cómo hacés contra eso?'. Entonces yo la entiendo a la gente esa, la verdad que la entiendo y nada. ¿Qué les voy a decir? Nada, ojalá un día se den cuenta que no es así.

Y yo además te puedo estar mintiendo en este momento, el que sabe que no te está mintiendo soy yo, pero vos no. Entonces justamente pusimos todo el expediente en internet, lo subimos a internet, y fácil, no y que no, pero cómo hago para leer un expediente. No, fácil, entrás a www.casobelsunce.blogspot.com.ar, entrás, pones pituto y te sale todo pero todo por el expediente, está todo el expediente. Te contesta todo por el expediente, preguntas más frecuentes, el pegamento, todo lo que inventó Molina Pico…

-Certificado de defunción.
-El certificado de defunción. El certificado de defunción fue una locura, nosotros… Bártoli no fue a comprar un certificado de defunción, fue a comprar un servicio fúnebre. De hecho Bártoli no se lleva el certificado de defunción ese día, cuando compra el servicio fúnebre compra cajón, velita, se da media vuelta y se va, ni se llevó el certificado. Y está demostrado en la causa que el certificado lo truchan con la firma del cheque con el cual pagó. Todo eso está en el expediente y está en la página para que la gente lo pueda ver y vea que fue una mentira de Molina Pico. También entiendo, en algún punto puedo llegar a entender a los medios porque el que les daba la información era el fiscal de la causa, entonces era raro que mintiera.
Pero de esto tiene que quedar algo, como hoy las empresas fúnebres no hacen más, no emiten más los certificados truchos porque a partir de lo de María Marta ha cambiado eso, gracias a Dios, los periodistas tienen que aprender que aunque el fiscal se lo diga es decirle mandame por mail, si hoy es una pavada.

-Quiero verlo.
-Claro, mandame por mail lo que me estás diciendo así me quedo tranquilo. Es más, lo muestro así vos te quedás tranquilo, ¿viste? Hoy por mail, WhatsApp, sacale una foto con el teléfono y mandámelo.

-Ahora la última, dijiste muchas veces que sentís pena por Molina Pico. ¿Lo perdonaste?
-No lo sé, la verdad es que todavía no lo juzgué, entonces la verdad que no sé si lo perdoné o no lo perdoné. No lo sé, no lo pensé. Pero sí, lo perdonaría.

-Lo perdonarías.
-Sí, sí.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos