Marcos Peña (NA)
Marcos Peña (NA)

El Gobierno dispuso este lunes, por una resolución de la Jefatura de Gabinete de la Nación, que ANSES comparta sus bases de datos con la Secretaría de Comunicación Pública, para llevar diseñar mejor sus estrategias de comunicación, de modo de "mantener informada a la población" e "identificar y analizar las problemáticas o temáticas de interés en cada localidad del país" para poder "incorporar la diversidad federal en la comunicación pública".

De acuerdo con la Resolución 166 publicada ayer en el Boletín Oficial, Anses "remitirá periódicamente" información que obre en sus bases de datos sobre nombre y apellido, DNI, CUIT o CUIL, domicilio, teléfonos, correo electrónico, fecha de nacimiento, estado civil y estudios, a la Secretaría de Comunicación con el fin de "mantener informada a la población a través de diversas modalidades, que incluyen desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo".

Si bien la norma asegura que los datos estarán "regulados y resguardados por la Ley 25.326" y que ninguno de ellos son "datos sensibles", la resolución generó una gran repercusión en las redes sociales, donde los usuarios manifestaron sus reservas sobre el posible uso indebido para espiar a los ciudadanos por parte del Gobierno.

Según la 25.326, de Protección de Datos Personales, al tratarse de una cesión de datos entre dependencias de los órganos del Estado en forma directa "y en cumplimiento de sus específicas competencias", no es necesario el consentimiento previo del titular de los datos.

Desde el kirchnerismo, Andrés "El Cuervo" Larroque consideró que la resolución "es una amenaza clara y concreta a los derechos de los ciudadanos". "¿Para qué quieren los medios oficiales nuestro nombre, nuestro apellido, nuestra dirección, nuestro DNI, nuestro CUIT o CUIL? ¿Y nuestro teléfono? ¿Nuestro Email? ¿Es necesario que para elaborar una política de medios de comunicación el Estado sepa todo eso?", se preguntó. "Las funcionarios involucrados, incluido el Presidente de la Nación, no tienen un buen currículum en lo que a campañas se refiere. ¿Recuerdan el caso de la campaña sucia realizada a Daniel Filmus en la Ciudad de Buenos Aires donde se involucró a su padre? Esa campaña fue realizada con una base de datos con información similar a la que aquí se expone", añadió el diputado.