Cuál es la historia detrás del Doodle de Google hoy 6 de junio, dedicado a la activista Jeanne Córdova

En el marco del mes del Orgullo, el logotipo del motor de búsqueda celebra el trabajo de la activista

Guardar

Nuevo

Doodle en conmemoración de Jeanne Córdova. (Google)
Doodle en conmemoración de Jeanne Córdova. (Google)

Este 6 de junio, el llamado Google Doodle Today celebra el trabajo de la activista lesbiana, feminista y autora chicana Jeanne Córdova. Google ha dedicado el logotipo del motor de búsqueda a la líder y pionera del movimiento por los derechos LGBTQ+.

En el marco del mes del orgullo, este homenaje busca ofrecer un vistazo a la vida y trabajo realizado por Córdova. Mujer destacada por desempeñar un papel crucial en la organización de eventos y protestas en favor de los derechos de la comunidad y otras minorías. Resaltando su participación durante las décadas de 1970 a 1990 por los derechos de mujeres lesbianas.

¿Quién fue Jeanne Córdova?

Nació el 18 de julio de 1948 en Bremerhaven, Alemania, sin embargo ingresó al convento del Inmaculado Corazón de María en Santa Bárbara California, Estados Unidos. Al cuestionarse su sexualidad y quedar insatisfecha con la iglesia Católica, comenzó su carrera como activista en 1970 uniéndose a la sección de Los Ángeles de la organización de derechos de las lesbianas, en la que poco después se convirtió en presidenta.

En 1971, el boletín Daughters of Bilitis (DOB) que editaba Córdova, evolucionó hasta convertirse en The Lesbian Tide, la primera de cinco publicaciones que fundó y que sirvió como referente norteamericano para la generación feminista lesbiana. En ese mismo año fue una organizadora clave en varios eventos incluida la Conferencia de Lesbianas de la Costa Oeste.

infobae

Activismo y publicaciones

Fue en el año de 1981, cuando Córdova fundó el Community Yellow Pages, publicación que se convirtió en el directorio LGBTQ+ más grande de EE. UU. También cofundó la revista Square Peg, dedicada a la cultura y la literatura queer.

Córdova dedicó gran parte de su tiempo al activismo y la organización comunitaria, participando en la Conferencia Nacional de la Organización Feminista Lésbica de 1978 y en la campaña para derrotar la Proposición 64 de California de 1986, que obligaría a las personas VIH positivas a ponerse en cuarentena. También formó parte de la junta directiva de varias organizaciones, incluida la Asociación de Prensa de Gays y Lesbianas de Los Ángeles.

En 1999, y en conjunto con su pareja Lynn Harris Ballen, se mudó a Baja California Sur, México. En su nuevo hogar, la activista redactó su libro When We Were Outlaws: A Memoir of Love and Revolution. En él, relata una crónica cruda e íntima de un joven activista por medio de una visión poco común de la vida de una lesbiana radical durante las primeras luchas culturales por los derechos de los homosexuales, la liberación de las mujeres y la nueva izquierda de los años setenta.

Posteriormente, ella y Ballen también cofundaron la primera organización sin fines de lucro en su ciudad dedicada a la educación y alfabetización de los niños. Ya en 2008, fundó LEX, The Lesbian Exploratorium, una organización sin fines de lucro dedicada a la cultura y la historia.

Legado

En ese mismo año, Jeanne donó sus manuscritos, artículos, cartas y publicaciones a ONE. Además, defendió la creación de la exhibición permanente de publicaciones lésbicas, Lesbian Legacy Wall. Así mismo, creó la exposición GenderPlay in Lesbian Culture en la ONE Gallery en 2009.

En palabras de su pareja Lynn Harris Ballen, Jeanne escribió:

“Es trabajo de los jóvenes ampliar los límites de la sociedad” y comenzó a hacerlo temprano y nunca dejó de hacerlo. Todos los que se sintieron conmovidos por la vida y el trabajo de Jeanne la conocían como una activista carismática, y no había ningún aspecto de su vida, ya fuera trabajo social, negocios o periodismo, que no estuviera definido por lo que podía hacer por otras lesbianas, otras chicanas, otras personas fueron empujadas a los márgenes de la sociedad”.

Antes de fallecer, dijo en una carta sobre la muerte a su comunidad: “Es maravilloso haber tenido una causa en la vida: la libertad y la dignidad de las lesbianas. Creo que de eso se trata realmente el feminismo lésbico, de compartir. Construimos un movimiento contándonos nuestras vidas y pensamientos sobre cómo debería ser la vida”.

Guardar

Nuevo