“(In)visibles”: el testimonio de mexicanos a quienes la discapacidad no los detiene

La activista Bárbara Anderson presenta en este libro una colección de historias que buscan visibilizar y motivar a Personas Con Discapacidad (PCD), acompañada además con fotografías de Enrique Covarrubias, quién comparte esta condición


infobae

La escritora y activista por los derechos de las personas con discapacidades (PCD) Bárbara Anderson Font vuelve a escribir sobre este sector de la población en “(In)visibles: 24 mexicanos con discapacidad que cumplieron sus sueños”, un libro que no solo se lanzó de forma física y digital, si no se publicitó en una pantalla de cinco mil metros cuadrados. Se trata de un compendio de testimonios de primera mano de personas que viven con alguna limitación física y han logrado hacerse de un lugar en la sociedad, a pesar de lo poco que ha avanzado América Latina en temas de inclusión.

“Con una persona que crea en una persona con discapacidad le cambiamos la vida entera a una familia; necesitamos una lupa enorme para sacar de la invisibilidad a las personas con discapacidad; uno de cada cuatro asiste la escuela, donde el apoyo magisterial es insuficiente”, explicó Anderson en entrevista con W Radio.

En “(In)visibles”, publicado bajo el sello editorial Aguilar, perteneciente a Penguin Random House, Bárbara Anderson decide enfrentar la poca visibilidad que se les da a estas personas; presenta una cruda realidad en la cual, a excepción de eventos puntuales como los Juegos Paralímpicos o el Día Internacional de las PCD (cualquier individuo que ha sufrido alguna alteración de sus funciones física, sensorial o mental, de forma temporal o permanente), este sector permanece en la periferia social; en el caso particular mexicano, cada cuatro años o cada 3 de diciembre, son desempolvados para que algunas marcas realicen campañas y los entes gubernamentales se acuerdan de su existencia.

Este libro hace las veces de reflector para sacar a luz la realidad de 24 millones de personas que no vemos, personas con alguna discapacidad que los hace vivir en las sombras. Este testimonial literario les da voz a ciudadanos de diferentes regiones de México con discapacidades de nacimiento o adquiridas y de diversos tipos. Se encuentran medallistas olímpicos, empresarios, filántropos, ejecutivos, políticos, servidores públicos, académicos, abogados, un médico y hasta un standupero, quienes cuentan por primera vez sus historias con resiliencia, valentía con el objetivo principal de motivar a otras PCD.

infobae

Los testimonios que aparecen en “(In)visibles” convierten a sus protagonistas en agentes de cambio, personas de diversos ámbitos que buscan contagiar, replicar, multiplicar su mensaje y velar por la participación verdadera de la inclusión en todo el espectro de la vida y las actividades. Bárbara Andrson presta su pluma para dar voz a quienes lastimosamente no cuentan con una lo suficientemente apreciada. A este proyecto se sumó el reconocido fotógrafo Enrique Covarrubias, quien puso su lente al servició de iluminar los rostros de testimonios, con una mirada entre iguales.

Aprendí con este libro que un mal capítulo también puede crear una buena historia y que un camino equivocado también puede llevarte al lugar correcto. Sé que este libro es una gota de empatía en un mar de indiferencia, pero procuré que no fuera una gota de agua, sino de tinta, de esas que pueden teñir miles de litros con una sola pizca”, relató Bárbara Andrson.

El fotógrafo, años atrás, sufrió un accidente y quedó con cuadriplejia. Pero esta condición no detuvo a Covarrubias, quien se sigue dedicando a lo que más le apasiona en la vida, adaptó una silla de ruedas para poder montar la cámara de fotos. “Mis ojos caminan por mí” expresó Enrique Covarrubias durante la presentación de “(In)visibles” a finales de octubre, la cual se llevó a cabo en el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México; La conducción de esta presentación estuvo a cargo del periodista Enrique Hernández Alcázar, cuya madre también vivió una discapacidad.

Como parte de las actividades extras al libro, se montó una exposición fotográfica del trabajo de Covarrubias, acompañada con mini bios de cada uno de los 12 hombres y 12 mujeres que protagonizan este libro; una exposición al aire libre que fue visitada por 650 mil personas; también en la pared sur del World Trade Center se proyectaron las fotografías incluidas en el libro en una pantalla de 5 Mil m2 de la firma Huge Board; también se habilitó una portal web en el que se pueden consultar datos y futuros eventos de “(In)visibles”.

SEGUIR LEYENDO: