9 tips para ahorrar en útiles y materiales para el colegio durante todo el año

Libros, lápices de colores, tinta, hojas y cuadernos son algunas de las tantas cosas que se encuentran en las mochilas de los niños a la hora de asistir a clases. Una guía para poder ahorrar en estos productos y una serie de consejos para acomodar la mochila de tal manera que no genere lesiones en el niño

9 consejos de ahorro y organización para el año escolar

El último lunes -y en algunos casos el 24-, las clases comenzaron a excepción de las provincias de Santa Fe, Neuquén, Entre Ríos y Jujuy. Y por más que el inicio de clases está relacionado con que los chicos comienzan a pasar gran parte de su día en la escuela para divertirse y aprender, los padres también empiezan a pensar en la cantidad de objetos y materiales que tienen que comprar durante el transcurso del año.

Por eso, no solo para ahorrar y también para organizarse, hay una serie de tips que pueden ayudar a los padres a no entrar en pánico con este tema:

1-Organizarse: Saber qué tiene cada uno en la casa y ver qué es lo que realmente hace falta. Para ello, es importante elaborar un listado de los útiles y materiales que se tienen en la casa y, de aquellos elementos que se puedan reutilizar de hermanos, primos, etc, y, claro, de lo que hay que comprar.

2- No dejar todo para último momento: Una buena manera de ahorrar es tomarse el tiempo necesario para ver precios, comparar los valores con antelación y hacer la elección acorde al bolsillo. Hoy, muchos comercios cuenta con tiendas virtuales, lo que puede ayudar a hacer una evaluación previa. Si se deja todo para última hora, se suele gastar más por el apuro y el poco tiempo.

3- Adquirir packs o útiles al por mayor: Hay muchos supermercados o comercios que venden a particulares por una cantidad mínima de productos a un costo al por mayor. Como mencionamos en el punto anterior, reunirse con otros padres y hacer compras en conjunto puede hacer reducir los costos.

4- Aprovechar los últimos días de rebajas y ofertas: Otra buena opción es estar atentos a las promociones

5- Vender el material reutilizable: Estar en contacto con otros padres del colegio o utilizar las redes sociales pueden ser excelentes opciones para vender el material que tus hijos ya no utilizan o comprar elementos de segunda mano.

6- A la hora de comprar una impresora para tareas y trabajos prácticos, lo ideal es pensar en una con sistema continuo de impresión como es el caso de las impresoras Ecotank de Epson. En este caso, las botellas de tinta siempre resultan mucho más convenientes.

7- Comprar únicamente lo necesario para el primer trimestre, así el desembolso no es tan grande: Si el presupuesto no acompaña en el inicio de las clases, lo mejor será hacer una compra moderada al comienzo y, a mediados de año, volver a hacer una inversión para encarar la segunda parte del año, aprovechando las promociones de invierno.

8- Adquisición de libros escolares: Son uno de los mayores gastos escolares, pero lo bueno es que los pueden heredar de sus hermanos, primos o amigos mayores. Otra opción es comprarlos de segunda mano, o en librerías o puestos más económicos. También se puede averiguar si hay bibliotecas que permiten fotocopiarlos o adquirirlos por un tiempo determinado, al menos hasta que se puedan tener los propios.

9- Para evitar caprichos, recomendamos hacer las compras sin los chicos: Una manera de ahorrar y hacer las compras correctas es no llevar a los más pequeños, ya que pueden aumentar el gasto al elegir productos exclusivos, o con motivos de sus personajes favoritos. Una solución podría ser comprar los stickers más económicos para decorar los útiles básicos.

¿Cómo elegir la mochila adecuada?

Además los materiales, los útiles y el uniforme, la mochila es un aspecto esencial a la hora de comenzar las clases. ¿Por qué es tan importante? No solo porque es el lugar donde los niños trasladan sus cosas, sino que además, es relevante que los padres presten atención a qué tipo de mochila es la adecuada para sus hijos.

1- Lo primero y principal es que el peso de la mochila no debe exceder el 10% del peso del niño. El máximo es de 15%. Por ejemplo: si el niño pesa 20 kg, la mochila no debe exceder el peso total de de 2kg.

2- Las tiras deben ser anchas y acolchadas

3- Las correas deben ser dos, no solo una.

4- La carga se debe distribuir. Los objetos más pesados van en la base.

5- En caso de optar por la mochila con rueditas, no estirar sino colocar en frente y empujar para evitar las lesiones en los brazos.

Al momento de cargar la mochila, es importante mantener una buena postura, la espalda recta y no curvarla. Para lograr que la mochila no sea muy pesada, se aconseja evitar las cargas inútiles, de lo contrario, el niño se verá obligado a arquear la columna para compensar el peso.

Agradecimientos a @icaro.libreria y @rowabags