Fanáticos de los videojuegos y de la literatura polaca esperan con ansias la nueva producción de Netflix protagonizada por Henry Cavill. The Witcher se basa en la saga de libros de Geralt de Ritiva escrita por Andrzej Sapkowski y promete presentar un mundo fantástico lleno de criaturas mágicas, artes oscuras y excelentes escenas de acción.

(Foto: Netflix)
(Foto: Netflix)

La showrunner de la serie, Lauren Schmidt Hissrich, anticipó que la historia está diagramada para durar por varias temporadas y que se basará exclusivamente en los libros. La aclaración llega porque gran parte de los conocedores de la saga se iniciaron en las historias de Geralt gracias a los tres videojuegos desarrollados por el estudio polaco CD Projekt RED. Sin embargo, los juegos cuentan una historia nueva que se sitúa después de las novelas de Sapkowski y cuenta con los regresos de varios de sus personajes.

A pesar de eso, Hissrich también admitió que aprovecharon la existencia de los videojuegos y basaron la apariencia de los personajes principales en los diseños de CD Projekt RED, principalmente porque ya dejaron su marca en la cultura pop y son muy fáciles de reconocer. Dicho esto, Henry Cavill reveló esta semana que hay otro elemento que tomó de los videojuegos para hacer la nueva serie live-action.

En una reciente entrevista con IGN, el actor anticipó que la primera temporada adapta los dos primeros libros de Sapkowski, donde Geralt tiene muchos diálogos y se va transformando de a poco en el hombre renegado que los fans de los videojuegos conocen tan bien. El problema es que en la serie no hay tanto tiempo para mostrar la evolución del personaje, por lo que Cavill decidió mostrar sus verdaderos colores desde el principio, a través de su voz.

En primera instancia, el actor de Man of Steel probó usar su acento normal, pero pronto se dio cuenta de que estaba fuera de lugar. “Cuando escuché el increíble trabajo de Doug Cockle en Witcher 3, que escuché una y otra vez porque jugué mucho a los juegos, me di cuenta de que podía usar algo como eso y crear la coraza exterior de Geralt. Y no lo iba a hacer estadounidense como Cockle lo hace en los juegos. Así que mezclé mi acento natural con ese tono grave de usa Doug”, comentó Henry Cavill.

Acompañando a Cavill en la serie, el resto del elenco está compuesto por Freya Allan en el papel de Ciri, Anya Chalotra como Yennefer, Jodhi May interpretando a la Reina Calanthe, Mimi Ndiweni como la hechicera Fringilla, Therica Wilson-Read será Sabrina, Millie Brady es la Princesa Renfri, Adam Levy interpretando al druida Mousesack, Björn Hlynur Haraldsson como el Caballero Eist y MyAnna Buring en el papel de Tissaia, entre muchos otros. El propio Henry Cavill estará presente en la nueva edición de la Argentina Comic-Con el próximo 7 de diciembre para anticipar algunas novedades de la serie y contar su experiencia con la franquicia, que recién comienza.

Un dato no menor en las declaraciones del actor es que jugó a los videojuegos, por lo que tiene conocimiento del mundo en el que se adentró hace ya mucho tiempo con la producción de la serie que estará debutando en pocos días de manera internacional. Cavill nunca escondió su costado gamer y hasta confesó haber perdido trabajos por haberse quedado en su casa jugando títulos como World of Warcraft, una adicción que parece haber superado.

Para evitar posibles spoilers, los responsables del show todavía no anticiparon que otros elementos de los videojuegos se pueden esperar en los primeros ocho capítulos de The Witcher, pero fans esperan gran cantidad de guiños y referencias a diferentes aventuras de Geralt.

MÁS SOBRE ESTE TEMA