El dólar sigue débil frente a casi todas las monedas del mundo a excepción del peso argentino

La divisa amenaza con recuperar terreno a pesar de que el BCRA desaceleró en forma notable el ritmo de devaluación

(Foto: Franco Fafasuli)
(Foto: Franco Fafasuli)

El dólar comenzó la semana amenazando recuperar terreno a pesar de que el Banco Central desaceleró notablemente el ritmo de devaluación en lo que va del mes. La divisa mayorista lleva acumulada una suba de 1,41% al llegar a la mitad de diciembre. El mercado de futuros, si se toma el precio de ayer de cierre de fin del último mes del año, calcula que el dólar terminará 3,03% arriba a $ 83,85. En noviembre, la devaluación fue de 3,82% con una inflación, que cuando la anuncien rondará 4%. En diciembre se espera un porcentaje mayor de crecimiento de los precios minoristas por lo que la baja del ritmo devaluatorio le puede jugar en contra. Al Banco Central le conviene que los cierres de los fines de mes más cercanos sean menores porque está vendido en el mercado en alrededor de USD 6.000 millones.

Por eso siguieron las coberturas. Los dólares alternativos esta vez no encontraron la resistencia del Banco Central y subieron hasta casi 2%. El contado con liquidación aumentó $ 1,02 (+0,97%) a $ 142,88 con un monto de negocios de apenas USD 61 millones. Este volumen está reducido por las limitaciones que impuso el Banco Central para que los agentes del mercado operen con capital propio. El dólar Bolsa o MEP, que es la cobertura más directa, aumentó $ 2,07 (+1,96%) a $ 140,29 con un volumen de USD 22.8 millones, que es 10 millones inferior al habitual. De esta manera, ambos dólares se están acercando en sus precios y ambos siguen por debajo del dólar solidario que aumentó a $ 144,38.

El “blue” o dólar libre, recuperó otros $ 3 y cerró a $ 151. Todos estos movimientos indican que a medida que avance diciembre el mercado se pondrá más comprador de divisas para cubrirse, para viajar o para cerrar el mes tomando en dólares las ganancias que hicieron en pesos.

El dólar mayorista, que es el que siguen con atención los operadores, estuvo más operado por algunas liquidaciones de exportadores y movió USD 253 millones. Con su habitual mezquindad, el BCRA vendió a los importadores una parte de lo que recibió y se quedó con USD 30 millones que elevaron sus reservas USD 10 millones a USD 38.761 millones.

La suba de las reservas no fue mayor porque el oro cayó medio por ciento. La suba del euro frente al dólar de casi 0,32%, atenuó el impacto del menor valor del metal precioso.

El tema es que el dólar sigue débil en todo el mundo menos en la Argentina. Bajó frente a las seis principales monedas del planeta y perdió contra casi todas las monedas de la región. Por caso, el real mejoró su cotización 0,82% y el peso mexicano, 0,45% mientras se mantuvo estable en Chile después de siete ruedas consecutivas de caer frente a la moneda local.

Si bien las reservas acumulan una suba de USD 109 millones en lo que va de diciembre, el precio es la falta de algunos insumos importados y productos electrónicos, entre otros. Los importadores reciben una parte de lo que necesitan de allí que ahora se estén volcando al dólar Bolsa o MEP, para tener divisas para enfrentar la mayor demanda estacional de diciembre y del verano y para reponer lo que vendan. Si pagan al exterior con dólares alternativos, lo trasladarán a precios y complicará más a la inflación. La opción es el desabastecimiento.

La mejor noticia llegó del exterior: los bonos en dólares con ley extranjera subieron en Estados Unidos. Es que los títulos habían bajado exageradamente y por eso la brecha con la paridad de los bonos en dólares con ley local se hizo muy estrecha. Por supuesto, a la hora de elegir bonos los inversores prefirieron los que están bajo la jurisdicción de los tribunales de Nueva York. Este rebote hizo que subieran 2% en promedio y que el riesgo país bajara 27 unidades (-1,96%) a 1.369 puntos básicos. Pudo haber bajado más, pero subieron los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se toman como referencia para calcular este indicador.

La Bolsa se miró en el espejo que es Wall Street. Pese a que empezó ayer la vacunación se encontraron con la realidad: la pandemia se quedará varios meses más porque el proceso es lento y deberá enfrenta una segunda ronda de infecciones tan o más intensa que la anterior. En la Argentina, está sucediendo lo mismo. La diferencia es que el país está más lejos de la vacuna que Estados Unidos.

Por eso el S&P Merval, el indicador de las acciones líderes, terminó con una baja de 1,46% después de haber estado 1,27% arriba al mediodía. Su recorrido imitó el de las Bolsas norteamericanas donde bajaron el Dow Jones (-0,62%) y el S&P 500 (--0,44%). Solo el Nasdaq, el índice de las acciones de nueva tecnología, logró terminar en terreno positivo con una suba de 0,50%.

El monto de negocios de la Bolsa local fue ínfimo: $ 656 millones, la mitad de lo que se opera en una rueda habitual. La falta de negocios en el dólar contado con liquidación, afectó el movimiento de las acciones. Pese a la suba del petróleo, Ternium fue la acción de peor comportamiento y cedió 4,56% seguida de Telecom Argentina (-4,42%) y la cementera Holcim (-3,46%).

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York en dólares- tuvieron una rueda negativa. IRSA bajó 12,22%; Telecom Argentina (-6,02%) e IRSA Propiedades Comerciales, 4,28%. Lo mejor pasó por Globant (+4,25%) y Despegar (+1,72%).

En la rueda de hoy se espera la reacción del Banco Central para ver si esta suba del dólar fue un movimiento esporádico o marca una tendencia a la suba.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online