El festejo característico de Messi, que promete repetirse en 2020 (REUTERS/Albert Gea)
El festejo característico de Messi, que promete repetirse en 2020 (REUTERS/Albert Gea)

“Cuando una meta ya alcancé, cuando la clave revelé; cuando llegué a conocer, lo desconocido... Si algo imposible quedó atrás, y lo que era extraño es habitual, mi interés, de pronto, quedó desvanecido...

Si pude ya encontrar, lo que buscaba; cuando un deseo intenso, se cumplió; si resolví el truco que me desvelaba; la magia que quedaba, se acabó...

Y siempre quiero más... ¡Un insaciable! Y siempre quiero más... Un depredador".

La letra de la canción “Insaciable”, de la banda uruguaya El Cuarteto de Nos, parece escrita para Lionel Messi. O para las figuras con su espíritu. Porque el astro argentino, de 32 años, se transformó a lo largo de su carrera en una máquina de romper marcas. Y 2020 le propondrá nuevos desafíos. De los colectivos, como volver a ganar una Champions League (algo que se le niega desde 2015) o alzar por primera vez un trofeo con la Selección Mayor de Argentina (tiene la Copa América). Y también de los individuales. ¿Cuántos de estos hitos derrumbará el Pulga para luego sellar a fuego su nombre en la historia?

TIEMBLA PELÉ

El principal botín estadístico para el delantero del Barça es una marca que ostenta Pelé. El brasileño es el futbolista que más goles oficiales anotó con la camiseta de un mismo club: 643, con el Santos. Pues bien, el Pulga acumula 618 con Barcelona. Es decir, está a apenas 25 de alcanzar a O Rei. Si partimos desde el dato que en 2019 convirtió 50 (quedó a apenas cuatro de Robert Lewandowski), no resulta descabellado que pueda despojar a su contendiente de la corona a lo largo de 2020.

GOLES DE EUROPA

Messi anotó goles en 15 ediciones de la Champions League consecutivas, al igual que Cristiano Ronaldo, su antagonista a la hora de vulnerar récords a lo largo de más de una década. Pues bien, el galés Ryan Giggs logró gritar en 16 certámenes al hilo en la competencia más importante a nivel clubes de Europa. Es decir, si Barcelona se clasifica a la próxima edición (algo que se descuenta; salvo una catástrofe futbolística) y el delantero vuelve a ser de las suyas en la red, se apropiará de una nueva marca para su colección.

UN ROPERO LLENO DE BOTAS DE ORO

Messi ganó seis veces la Bota de Oro que se le otorga al máximo goleador de la temporada en las principales ligas de Europa. Su principal perseguidor es Cristiano Ronaldo, con cuatro. Y, a pesar de las lesiones que lo aquejaron luego de la Copa América, está bien encaminado para luchar por el séptimo trofeo: en la Liga de España acumula 13, aunque en otros campeonatos tiene fuerte competencia. Por caso, Ciro Immobile, en el Calcio, lleva 17. Vardy, en Inglaterra, el mismo número.

POR MÁS BALONES DE ORO

“Por un lado, me gustaba tener cinco Balones de Oro y ser el único. Cuando Cristiano Ronaldo me igualó, admito que me dolió un poco, ya no estaba solo en la cima”. La confesión de Lionel Messi tras ganar su sexto Balón de Oro en 2019 habla de su nivel de competitividad. Hoy lidera la tabla de futbolistas con más trofeos al mejor jugador del mundo (el año pasado también ganó The Best), pero el receso por las Fiestas lo tiene en buena posición para ir por más. ¿Estirará su supremacía con un séptimo Balón de Oro?

OTRAS MARCAS QUE PUEDE ROMPER (PERO NECESITA MÁS TIEMPO)

-Está a 62 partidos de transformarse en el futbolista con más partidos oficiales en Barcelona (tiene 705, contra 767 de Xavi Hernández). Los números, dado que viene dosificando sus energías en los últimos años (y 2020 le presenta también desafíos con la selección argentina, como la Copa América y Eliminatorias para Qatar 2022). Pero en 2021, si decide continuar en el conjunto culé...

-Cantidad de partidos en competiciones organizadas por la UEFA: hoy, el líder en la tabla es el arquero Iker Casillas, con 188; Messi está a 44. Todavía la línea de meta le queda lejos.

-Futbolista con más títulos en la historia: su amigo Dani Alves es quien está sentado en el trono, con 40. Messi ostenta 34: incluso ganando todo lo que tiene por delante en 2020 (Champions, Liga, Copa del Rey, Supercopa Española y Mundial de Clubes) no llegaría en los próximos 12 meses a la línea del lateral brasileño. Además, dependería de que su ex socio no se borde alguna estrella en el San Pablo.

"Nunca tengo suficiente, no lo puedo evitar, la adrenalina me domina, si pienso en lo que vendrá; soy como un vaso que gotea, apenas un paso que no se llena; y mientras almuerzo ya estoy pensando en la cena. Tengo uno quiero dos, y no me siento mal; no es codicia ni malicia, es ambición emocional. Por obseso no hay receso, lo que obtengo lo desecho; el progreso se nos debe, a los insatisfechos. Seré un inconformista, un palia masoquista, y en verdad la palabra saciedad no está en mi lista. Y con el afán de superarme, arriesgarme no me importa, quiero tener el pan, pero también quiero la torta.

Y siempre quiero más. ¡Un insaciable! Y siempre quiero más, un depredador. Y siempre quiero más, ¡un insaciable!, y siempre quiero más, un depredador".

Así termina la canción del Cuarteto de Nos. Pero no la ambición de Messi, en este 2020 que recién amanece.

SEGUÍ LEYENDO: