Aún con las pulsaciones a mil por la emoción del agónico triunfo, los jugadores de la selección argentina Sub 17 tuvieron la mente clara como para tener un gesto que los enaltece como deportistas y como personas. Tras la victoria por 3-0 en tiempo de descuento que los clasificó al hexagonal final del Sudamericano de Perú, los futbolistas "Albicelestes" fueron a consolar a sus pares de Brasil, que con ese resultado quedaron eliminados del torneo.

Una vez que el árbitro marcó el final del encuentro, se desató el delirio entre los argentinos, que consiguieron el pase a la instancia decisiva del certamen en una de las últimas jugadas. Sin embargo, no todo fue festejo: también hubo tiempo para tener una muestra de respeto por el rival.

Algunos de los jóvenes del equipo que tiene como entrenador a Pablo Aimar se acercaron hasta los brasileños, muchos de los cuales se tiraron al piso, tristes y desolados por haber quedado fuera de la competencia. Jugadores como Ignacio Fernández, Matías Palacios y Juan Sebastián Sforza fueron captados por las cámaras de televisión consolando a sus rivales.

 

Se trató de un gesto conmovedor, pero para nada sorpresivo. Desde el inicio de su gestión al frente del equipo juvenil, Aimar ha hecho hincapié en la importancia de la educación en valores y de la formación de los futbolistas como deportistas pero, sobre todo, como personas.

"Nosotros intentamos (enseñarles), sin sermones ni charlas de tres horas, sino haciendo y siendo: si uno es amable, los que lo rodean terminan siéndolo. Se vio el otro cuando los chicos nuestros perdieron 3-0 y fueron y saludaron a sus rivales. Los chicos uruguayos, cuando les tocó perder con nosotros algún amistoso, hicieron lo mismo, más allá de que dentro del partido siempre hay algún roce o alguna pelea. No tengo claro de que eso tenga incidencia en el rendimiento dentro del campo, pero sí en la vida y al final ellos son futbolistas dos horas por día, el resto son personas", dijo el DT unos días atrás, consultado sobre estas directivas que intentan bajar a los juveniles con los que trabajan.

El sábado por la noche, la Sub 17 consiguió el último boleto al hexagonal final del Sudamericano que se lleva a cabo en Perú. El equipo nacional había caído con Uruguay en el debut, luego venció a Colombia en su segunda presentación y finalmente cosechó un empate ante Paraguay en el encuentro previo al de Brasil.

Ahora disputará la primera fecha de la etapa final del torneo a partir del próximo martes 2 de abril contra el local Perú. Brasil se despidió de la competencia que lo tiene como máximo ganador con 12 títulos –lo sigue Argentina con 3– pero de todos modos jugará el Mundial de la categoría ya que es el país organizador.

La Copa del Mundo se disputará en tierras brasileñas entre el 2 y el 24 de noviembre. Este Sudamericano repartirá cuatro boletos entre los seis integrantes del hexagonal final. Cabe destacar que Argentina se ausentó de la cita en India 2017 y quedó eliminado en primera fase de Chile 2015.

SEGUÍ LEYENDO: