Turquía, el sueño de la “Patria Azul” y su proyección sobre el Mediterráneo Oriental

La proyección del gobierno de Erdogan sobre sus mares circundantes y la consolidación de su poderío naval ponen en guardia a sus vecinos y amenazan el delicado equilibrio geopolítico de la región.

Tensiones en el “Mare Nostrum”: según distintos analistas, el objetivo de Turquía es posicionarse como la principal potencia naval en el Mediterráneo oriental, para reafirmar sus derechos soberanos. Ilustración: Archivo DEF.
Tensiones en el “Mare Nostrum”: según distintos analistas, el objetivo de Turquía es posicionarse como la principal potencia naval en el Mediterráneo oriental, para reafirmar sus derechos soberanos. Ilustración: Archivo DEF.

“Así como rechazamos hace un siglo el Tratado de Sèvres, hoy no nos doblegaremos ante quienes quieren imponer a nuestro país un nuevo Sèvres en el Mediterráneo Oriental”. Con esas palabras, que evocaban las duras condiciones impuestas al derrotado imperio otomano al finalizar la Primera Guerra Mundial, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan justifica la presencia de sus buques de prospección sísmica en aguas internacionales en disputa con Grecia y Chipre.

El conflicto gira, fundamentalmente, en torno a la explotación de la cuenca del Levante, tras el descubrimiento a lo largo de la última década de grandes recursos gasíferos en los yacimientos Leviatán y Tamar, en aguas israelíes; Afrodita, en el mar territorial chipriota; y Zohr, en jurisdicción de Egipto. Según estimaciones del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS), los recursos recuperables de gas en dicha cuenca ascienden a 122 TCF, equivalentes a 3,45 billones de metros cúbicos.

Las autoridades de Ankara no renuncian a la defensa de sus presuntos derechos soberanos, pese a los cuestionamientos de sus vecinos del Foro del Gas del Mediterráneo Oriental, integrado por Egipto, Grecia, Italia, Chipre, Jordania, Israel y la Autoridad Nacional Palestina y cuyas posiciones son compartidas por Francia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Hoy el único socio regional de peso con el que cuenta Turquía en toda la región es Qatar, que juega su propio partido con el objetivo es evitar el surgimiento de un hub gasífero alternativo que amenace sus intereses como principal productor y exportador de gas natural licuado (GNL).

El conflicto gira en torno a la explotación de la cuenca del levante tras el descubrimiento de grandes recursos gasíferos en Leviatán y tamar, Afrodita y Zohr. Foto: Archivo DEF.
El conflicto gira en torno a la explotación de la cuenca del levante tras el descubrimiento de grandes recursos gasíferos en Leviatán y tamar, Afrodita y Zohr. Foto: Archivo DEF.

La proyección turca sobre el Mediterráneo tiene una justificación geoestratégica: la doctrina de la “Patria Azul” (Mavi Vatan), desarrollada por el almirante Cem Gürdeniz hace 14 años para sustentar las reivindicaciones sobre 462.000 km2 en las aguas que circundan su territorio continental. Tal como explicó a DEF el secretario ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica Argentina (UCA), Ariel González Levaggi, se trata de “una doctrina de dominio marítimo, que busca, en primera instancia, ejercer un control efectivo sobre el Mediterráneo, el Mar Negro y el Egeo”, para lo cual Ankara necesita avanzar en “la delimitación de su jurisdicción y en el desarrollo de los medios navales para conseguir la superioridad en la zona”.

Mientras tanto, en el plano militar, las FF.AA. turcas están en pleno proceso de fortalecimiento y de expansión de su industria de la Defensa, a través del proyecto MILGEM. Esa iniciativa, impulsada en los últimos años, permitió dotar a la Armada de cuatro nuevas corbetas, cada una de ellas de 4300 toneladas y equipadas con misiles crucero antibuques; además de cuatro fragatas para guerra de superficie, cuatro fragatas antiaéreas y un buque para obtención de información de inteligencia. Las nuevas embarcaciones cuentan con alrededor de un 70% de componentes desarrollados en el país. Por otra parte, Ankara avanza en la modernización de su flota de submarinos, la incorporación de un buque de asalto anfibio y la reconversión del portahelicópteros español “Rey Juan Carlos” en un buque multipropósito. “El objetivo de Turquía es posicionarse como la principal potencia naval en el Mediterráneo oriental, justamente para reafirmar sus derechos soberanos”, indicó González Levaggi, quien aclaró que la flota todavía se encuentra lejos de “convertirse en una Armada de aguas azules”.

Las fuerzas armadas turcas están en pleno proceso de fortalecimiento y de expansión de la industria de defensa a través del proyecto Milgem. Foto: AFP
Las fuerzas armadas turcas están en pleno proceso de fortalecimiento y de expansión de la industria de defensa a través del proyecto Milgem. Foto: AFP

Las posiciones hasta ahora irreconciliables de los distintos actores hacen difícil un punto de encuentro. Por un lado, el Foro del Gas del Mediterráneo Oriental no renuncia al objetivo de construir un gasoducto de 1900 km –el EastMed Pipeline que permita transportar al mercado europeo los recursos descubiertos en la zona. El consorcio promotor del proyecto, IGI Poseidon, está integrado por el grupo italiano Edison y el griego DEPA. Francia también brinda su apoyo diplomático a la iniciativa y sus empresas están presentes en la explotación de los campos gasíferos de la cuenca del Levante. También están involucrados en este juego dos grandes petroleras estadounidenses: ExxonMobil y Chevron, con concesiones off-shore en aguas israelíes y chipriotas.

A la hora de buscar un compromiso que permita destrabar los diferendos con Turquía, una alternativa sería sumar al país a la mesa de negociaciones, más aún si se considera que el trazado del ducto del EastMed Pipeline tendría que pasar por un espacio marítimo que Ankara reclama como propio. “Si el gobierno turco no es invitado a esta iniciativa, es muy difícil su viabilidad no solo en términos económicos sino también políticos”, completó González Levaggi, quien recordó además que está en el interés de la Unión Europea (UE) sumar esta fuente alternativa de abastecimiento para reducir su fuerte dependencia del gas ruso.

Una buena noticia para Ankara en su búsqueda de una mayor autosuficiencia gasífera fue el hallazgo de una gran reservorio en el mar negro, el yacimiento de Sakarya. Foto: Archivo DEF.
Una buena noticia para Ankara en su búsqueda de una mayor autosuficiencia gasífera fue el hallazgo de una gran reservorio en el mar negro, el yacimiento de Sakarya. Foto: Archivo DEF.

“Para Turquía, un gran inconveniente para poder despegar como potencia regional es su dependencia del gas y petróleo extranjero, lo que explica también buena parte del déficit de su cuenta corriente”, indicó el analista consultado por DEF. Uno de sus mayores proveedores de gas es Rusia, que llegó a representar más del 50% de sus importaciones, las cuales se redujeron en 2019 al 33% del total. En la búsqueda de una mayor autosuficiencia, una buena noticia para Ankara fue el anuncio, realizado en agosto pasado, del hallazgo por parte de TPAO de un gran reservorio de gas natural en el mar Negro. Los recursos recuperables del yacimiento Sakarya estarían en el orden de los 11 TCF, equivalentes a 320.000 millones de m3, lo que permitía cierto alivio en la sangría de recursos necesarios para satisfacer las necesidades energéticas de su población.

La evolución de la situación en el Mediterráneo oriental es seguida con preocupación por la Unión Europea (UE), cuyas relaciones con Ankara son cada vez más tensas. Erdogan, sin embargo, tiene un as en la manga que ha sabido utilizar políticamente en la mesa de negociaciones con la UE: el control del flujo migratorio que huye de los conflictos de Medio Oriente.

* Esta nota fue producida y escrita por un miembro del equipo de redacción de DEF

LEA MÁS

Últimas Noticias

El cristinismo hace pie en el bloque del Senado bonaerense: Teresa García se encamina a ser la presidenta de la bancada

La ex ministra de Gobierno de Axel Kicillof vuelve a la Cámara alta bonaerense en un escenario de paridad absoluta con Juntos y conduciría el bloque oficialista

Qué posibilidades tiene el Gobierno de evitar una devaluación, según los economistas

En medio de la delicada situación financiera y de la caída de reservas del Banco Central, especialistas consultados por Infobae plantearon distintos escenarios de cara a los próximos meses y evaluaron las chances del Gobierno para evitar un depreciación del peso

Quiénes son los Boixos Nois: los “Chicos locos” de Barcelona que sembraron el pánico en Europa durante casi 30 años

A principios de noviembre la policía nacional logró desarticular la cúpula radical de este grupo a través de un operativo planificado. Esta tribu fue protagonista de cometer un asesinato histórico dentro del fútbol español, además de estar vinculada con el narcotráfico, la prostitución de mujeres y el blanqueo de capitales

Qué necesita Max Verstappen para ser campeón de Fórmula 1 este fin de semana

Cuáles son las combinaciones de resultados para que el neerlandés de Red Bull se consagre en Arabia Saudita y termine con el reinado de Lewis Hamilton. Las chances del inglés de Mercedes y cómo se definirá el Campeonato de Constructores. Los detalles

Se lanzó el Foro para el Desarrollo de América Latina, una nueva mesa para discutir políticas públicas

El nuevo coloquio será un punto de encuentro integrado por los sectores público, privado y la sociedad civil, donde se buscarán consensos, todos los meses, a través de debates vinculados a la política, la economía y el funcionamiento de las instituciones en Argentina
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR