60 años de Eudeba: reabrió su local en el barrio de Congreso

(Foto: Ernesto Samandjian)
(Foto: Ernesto Samandjian)

Frente a la Plaza de los dos Congresos, la emblemática librería Eudeba brilla como nueva, porque acaba de reabrir su local, aunque su historia data de mucho tiempo atrás. Tal es así, que este año está cumpliendo su aniversario número sesenta.

Sobre la calle Rivadavia al 1500, los transeúntes pasan y no pueden evitar mirar hacia adentro. El orden en que están dispuestos los libros parece imposible. El piso de madera, la curvatura de los estantes, el Nunca Más destacado, la primera mesa con libros a cincuenta pesos, la variedad, los colores, el olor a nuevo… todo crea la necesidad de entrar, elegir un buen título y cruzar a la plaza a leerlo bajo el sol.

(Foto: Ernesto Samandjian)
(Foto: Ernesto Samandjian)

Hace 20 años que Ximena González trabaja en Eudeba. Conoce de primera mano su historia y, desde un tiempo a esta parte que es la Coordinadora Editorial, sabe perfectamente cuál es su presente. Con ella conversó Infobae Cultura para aproximarse a una editorial que, si bien es universitaria y tiene el prestigio y la profundidad intelectual de la academia, siempre se pensó a sí misma como una herramienta capaz de llegar al gran público. Lo ha logrado y lo sigue logrando. Por eso, hoy es un nombre clave entre las editoriales argentinas.

"Hay un inmenso público que está por fuera de la universidad pero que le interesa, que es exterior a ese nicho. Siempre se intenta conservarlo y ofrecerle materiales porque es un público muy fiel. Gente que no tiene nada que ver con la UBA pero que le tiene un afecto especial a Eudeba", dice orgullosa.

"La primera impresión que me viene al pensar en estos 60 años es que es muy positivo que un proyecto como este se haya podido sostener por tanto tiempo. No sé si existen otras editoriales que hayan durado tanto tiempo, sobre todo pensando en que Eudeba es una editorial universitaria. Tal vez otras editoriales pueden adecuar su perfil a estos tiempos, en cambio en nosotros eso es diferente. Y en algún punto, la editorial siguió y sobrevivió. Quizás 'sobrevivió' suena mal, pero sí: pudo salir adelante", continúa.

(Foto: Ernesto Samandjian)
(Foto: Ernesto Samandjian)

Sobre la reapertura del local, asegura que "siempre era un deseo, un anhelo de todos, tener una casa más linda y más cuidada. El edificio es histórico, pero no contaba con un buen mantenimiento. Toda estructura necesita ser mantenida y restaurada, y siempre estábamos frente a otras urgencias".

Y si bien Eudeba está en un barrio céntrico, no es habitual que allí haya librerías. Las hay, desde luego, pero no están todas agrupadas. De hecho, para llegar a ellas es necesario caminar cuatro cuadras hasta Corrientes o trasladarse hasta la Avenida 9 de Julio. "Eso era una limitación. Así que poder aprovechar el espacio y convertirlo en lugar donde se puedan hacer presentaciones, charlas, encuentros, abrirlo a la comunidad era muy importante", asegura.

Pero, ¿por qué abrir una librería cuando, según cuentan los libreros, la situación del sector es difícil? "Son tiempos difíciles en general", sostiene González, porque "el mercado del libro es un mercado complicado siempre, pero en esta época lo está un poco más. No sé si es una ventaja, pero sí tenemos cierta demanda estable que viene del público estudiantil. Aunque es algo que también baja, porque si no lo pueden pagar, no los compran. Hay cuestiones coyunturales como puede ser una mala época pero también hay una mutación del mercado económico en referencia a los nuevos consumos".

 

_____

SEGUÍ LEYENDO

Mucho más que catálogos: las editoriales independientes y su papel en la industria

La novela en crisis, ¿el fin de una época?

 
 
MAS NOTICIAS

Te Recomendamos