El servicio de colectivos funciona con restricciones por efectos de la pandemia (Foto: Adrián Escandar)
El servicio de colectivos funciona con restricciones por efectos de la pandemia (Foto: Adrián Escandar)

El gobierno de la provincia de Buenos Aires considera que el control del transporte es vital para evitar que se multipliquen los contagios de COVID-19, y por eso evalúa implementar restricciones en puntos calientes del Gran Buenos Aires.

La semana pasada, en el medio del fuego cruzado entre el gobierno porteño y el bonaerense por la propagación del coronavirus en el AMBA, Infobae anticipó que las autoridades nacionales de Transporte analizaban cerrar estaciones de trenes en la ciudad de Buenos Aires: finalmente 11 dejaron de funcionar. Pues bien, la novedad ahora es que podrían aplicarse medidas similares en el conurbano, aunque en este caso vinculadas al servicio de colectivos.

El subsecretario de Transporte provincial, Alejo Supply, adelantó esta mañana -en declaraciones a radio La Red- que evalúan recortar recorridos de líneas de ómnibus que circulan entre distintos partidos del Gran Buenos Aires. Esto contempla modificaciones de los itinerarios e incluso el cierre de algunas estaciones.

Pensamos en un posible corte de transportes e incluso se planteó la desinfección (de los vehículos) entre ciudades”, contó el funcionario bonaerense, quien de todos modos aclaró que no esa es una decisión tomada ni mucho menos, sino una medida en estudio. Todo dependerá de lo que indique el mapa epidemiológico en base a la tasa de contagios de cada localidad del conurbano.

Un grupo de gente con barbijo ingresa por la puerta trasera de un ómnibus
Un grupo de gente con barbijo ingresa por la puerta trasera de un ómnibus

Aunque en todo momento evitó señalar cuáles podrían ser las líneas afectadas, el funcionario remarcó que tienen la mirada puesta en las líneas que circulan entre distintos distritos del territorio bonaerense: “Imaginemos que tenemos un barrio (donde el virus se propaga rápidamente) y el transporte público pasa por el centro de ese lugar, no podemos exponer al resto...”.

Al ser consultado sobre un posible rechazo de las empresas, porque los cambios podrían generarles aún más perjuicio económicos, Supply señaló: “El corte es una potestad que tenemos, las líneas lo tendrían que acatar, sería absolutamente ilegal que no lo hagan: los recorridos no son los que las líneas han querido sino los que se han propuesto del minsterio de Transporte de provincia de Buenos Aires o de cada municipio”.

En ese sentido, aclaró que “el transporte está sufriendo la caída casi total de los ingresos genuinos” y que se trata de “un tema de subsidios” que desde hace tiempo están hablando con el gobierno nacional para evitar un colapso.

Finalmente, Supply consideró que en el futuro el funcionamiento de este servicio será distinto por los efectos de la pandemia: “No va a haber un formato... el tiempo dirá, pero no creo que quedemos de la misma manera”.