El pentatlón moderno envía señales al COI para sobrevivir en el programa olímpico

En su objetivo de ser reconsiderada para Los Ángeles 1928, la tradicional disciplina castrense eliminó la prueba ecuestre y la reemplazó por un recorrido de obstáculos. Se votó el último fin de semana, a pesar de la fuerte oposición de varias de sus figuras.

Panel de miembros del congreso de UIPM 2022
Panel de miembros del congreso de UIPM 2022

Durante el Congreso virtual de la Unión Internacional de Pentatlón Moderno (UIPM) del fin de semana pasado, se aprobó la inclusión de un desafío de obstáculos como quinta disciplina, en reemplazo de la prueba ecuestre.Se espera que la decisión atraiga a fanáticos jóvenes y así el pentatlón moderno sea reconsiderado como deporte olímpico para Los Ángeles 2028, ya que no figura en el programa preliminar. Los dirigentes sostienen que aún están a tiempo y esta señal será clave para revisar su actual exclusión.

Los impulsores de esta decisión explicaron que era necesario hacer del pentatlón moderno un deporte más “accesible” a todos los países -en especial a los africanos- y terminar con escenas como la del entrenador alemán Kim Raisner golpeando un caballo en Tokio 2020 durante la competencia femenina, conducta por la que fue expulsado de los Juegos.

Adicionalmente, es importante mencionar el deseo del COI de mantenerse en evolución constante y acercarse a la Generación Z, lo que llevó a decisiones históricas dentro del olimpismo de incluir deportes urbanos y jóvenes, como el breaking, el surf o la versión 3x3 del básquetbol. La de obstáculos es una prueba en esa línea, rápida, que dura poco más de 20 segundos, y que busca ser atractiva para la televisación.

El Congreso también acordó modificaciones reglamentarias para que los obstáculos sean introducidos a partir del año próximo en los Campeonatos Mundiales sub22, sub 19 y sub17, como también en los torneos continentales. Hasta el momento, solo se habían hecho algunos ensayos oficiales en copas del mundo.

La decisión de la UIPM, que es presidida por el alemán Klaus Schormann desde 1993, causó una gran división en la comunidad del pentatlón moderno. Si bien los resultados de la votación fueron contundentes (69 votos a favor, 11 en contra y tres abstenciones); a tal punto llegó la disputa, que un grupo de pentatletas encabezados por el último campeón olímpico Joe Choong y el tres veces olímpico Alex Watson decidieron enviar una petición al director deportivo del COI, Kit McConnell, y a la jefa de la Comisión de Atletas, Emma Terho, para pedir que se tenga en cuenta la voluntad de los deportistas. La moción fue apoyada por 54 pentatletas y ex pentatletas y tuvo como principal punto el pedido por la conformación de una comisión centrada en los deportistas, que se focalice en reformar el pentatlón moderno sin afectar la integridad de sus cinco pruebas. Además, se quejaron por las limitaciones democráticas de votar semejante modificación en un congreso virtual.

Miembros del congreso de UIPM votan.
Miembros del congreso de UIPM votan.

Lo concreto es que ahora sí la decisión está tomada y con este gesto la UIPM espera que el Comité Técnico del COI dé su aprobación cuando se reúna en diciembre para, finalmente, en marzo ser reinsertados en el programa olímpico de los Juegos de Los Ángeles 2028.