Boxeo de las Américas se suma a las reformas de la AIBA con la elección del puertorriqueño José Laureano

Laureano tendrá entre sus primeros objetivos garantizar la unidad de la familia boxística y luchar para que la AIBA vuelva a organizar el torneo olímpico en tres años.

José Laureano, un entrenador destacado convertido en el presidente de la AMBC
José Laureano, un entrenador destacado convertido en el presidente de la AMBC

El puertorriqueño José Laureano, nuevo titular de la Confederación de Boxeo de las Américas, aseguró que todos los candidatos a la presidencia de ese organismo tenían un objetivo común: salvar al boxeo en el programa de los futuros Juegos Olímpicos. Pero la responsabilidad es ahora suya.

Entrenador y presidente de la Federación Puertorriqueña desde 2016, Laureano ganó este jueves claramente las elecciones a la presidencia de la AMBC (siglas en inglés) con 17 votos de 32.

Le siguieron Luisa Benítez, de Venezuela, con siete, Tyson Lee, de Estados Unidos, con cinco, y el brasileño Fabiano Borges con uno. Dos votos fueron invalidados.

La asamblea de la AMBC se celebró de forma “híbrida” en la sede del Comité Olímpico Brasileño en Río de Janeiro. Una parte de los 32 delegados con derecho al sufragiodes lo hicieron de forma secreta vía online desde sus países.

Laureano, reelecto al frente de la Federación Puertorriqueña en noviembre último, aseguró en declaraciones a Around The Rings, que “no hay por qué tener preocupaciones” respecto a presuntas desuniones tras las elecciones.

“Antes de la votación, y después, los cuatro candidatos nos reunimos con el compromiso de apoyarnos unos a otros cualquiera fuera el resultado, bajo un mismo propósito: salvar el boxeo olímpico”, dijo

“No habrá desunión, al contrario, lo puedo garantizar”, comentó Laureano a ATR. Ratificó sus objetivos expuestos en su programa, entre ellos, luchar por una reestructuración de la AIBA que le permita recuperar el reconocimiento del COI.

Con estas elecciones la AMBC cumplió con las aspiraciones de la nueva dirección de la AIBA de concretar un proceso de renovación en las confederaciones continentales, mientras continúa bajo la presión y las sanciones del COI que le impidieron organizar el torneo olímpico de Tokio.

Hace dos semanas ,el COI reiteró en una carta a la AIBA que mantiene preocupaciones “profundas” en áreas que condujeron a su sanción, y mencionó la gobernanza, las finanzas, el arbitraje y los jueces.

En un comunicado, el presidente de la AIBA, el ruso Umar Kremlev, expresó su confianza de que las reformas que está aplicando pronto “hará que la AIBA cumpla e incluso supere los criterios establecidos por el COI para su reincorporación”.

Laureano espera ver nuevamente a la AIBA organizando un torneo olímpico, que en esta ocasión será dentro de tres años en París.

La elección de Laureano, jefe de entrenadores en Puerto Rico en varios ciclos olímpicos, coincidió con la publicación del primer reporte sobre la investigación de presunta corrupción en el esquema de veredictos de varias peleas en el torneo olímpico de Rio 2016.

Las pesquisas son desarrolladas por el equipo independiente del abogado canadiense Richard McLaren, a petición de la AIBA.

Los 36 árbitros y jueces actuantes en Río fueron suspendidos tras la competencia olímpica, entre ellos varios de América. Ninguno trabajó en Tokio.

“No podemos permitir que nuevamente ocurran situaciones como en el pasado. No habrá cabida para la deshonestidad”, afirmó el nuevo presidente de la AMBC, enterado de la rueda de prensa de los detectives.

Laureano dio sus declaraciones tras reunirse con el hasta entonces presidente interino de la WBSC, el estadounidense Ray Silvas, quien asumió el cargo en julio luego de la renuncia por motivos de salud del veterano directivo argentino Osvaldo Bisbal