El gobierno de EEUU estimó que podría desmontar su equipo de trabajo contra el coronavirus en un mes

“Hemos hecho un tremendo progreso como país”, afirmó el vicepresidente Mike Pence al referirse a ante las inminentes nuevas flexibilizaciones a las restricciones en el país. “Tendremos algo con una forma distinta”, dijo al respecto Donald Trump

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, visitó una planta de General Motors en Kokomo, Indiana, el pasado 30 de abril (REUTERS/Chris Bergin)
El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, visitó una planta de General Motors en Kokomo, Indiana, el pasado 30 de abril (REUTERS/Chris Bergin)

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo este martes a periodistas en la Casa Blanca que el grupo de trabajo sobre el coronavirus que encabeza y fue creado para gestionar la respuesta del gobierno federal a la pandemia podría ser disuelto en un mes. “Gracias al tremendo progreso que hemos hecho como país”, argumentó.

El equipo de especialistas del gobierno de Donald Trump está encabezado por Pence e integrado por funcionarios de la administración, incluidas autoridades de salud pública, que han instado a que se adopte un enfoque cuidadoso para atenuar las restricciones de distanciamiento social establecidas para mitigar el brote de COVID-19 en Estados Unidos.

“Creo que estamos empezando a ver la ventana del Memorial Day (25 de mayo) o la ventana de principios de junio, como un momento en el que podríamos empezar a hacer la transición para que nuestros organismos empiecen a gestionar la respuesta nacional de una manera más tradicional”, dijo el vicepresidente.

El presidente Donald Trump se expresó en el mismo sentido, indicando desde una planta en el estado de Arizona que “tendremos algo con una forma distinta”. “Creo que estamos mirando a la fase dos y después a otras fases”, agregó, consultado acerca de si desmontar la unidad le parecía una buena idea. No obstante, aseguró que la doctora Deborah Birx, la médica que lidera los esfuerzos de la unidad, continuaría involucrada en el trabajo del gobienro.

Pese a que Estados Unidos registra más de 70.000 muertes y que la Universidad de Washington corrigió sus estimaciones de decesos a la suba, Pence dijo que la Casa Blanca cree que se ha hecho un gran progreso.

“Como he dicho antes, a medida que continuamos practicando el distanciamiento social y los estados se comprometen en planes de reapertura seguros y responsables, realmente creo -y las líneas de tendencia lo apoyan- que podríamos estar en un lugar muy diferente... Y a finales de mayo o principios de junio; probablemente eso representa el calendario”, dijo.

Antes de estas declaraciones de Pence, se había dicho a los miembros del grupo de trabajo que esperaran menos reuniones y una eventual disolución del equipo, pero no se les dio ninguna fecha concreta, dijo al Washington Post una persona con conocimiento directo de las discusiones que habló desde el anonimato para describir las conversaciones privadas.

Las reuniones dejaron de ser diarias en las últimas semanas, pero han tenido lugar al menos varias veces a la semana. Por ejemplo, el equipo discutió el viernes el envío de kits de tests rápidos al Capitolio. Otra reunión reciente se centró en las plantas de procesamiento de carne.

Marc Short, que ha orquestado las reuniones como jefe de personal del vicepresidente, opinó que el gobierno ha reaccionado exageradamente y que es hora de reabrir el país. Dijo que era “descorazonador pero claro” que los altos funcionarios de la administración, incluyendo el presidente, “están listos para seguir adelante”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El número de muertos por coronavirus en Estados Unidos superó los 70.000

El epidemiólogo de la Casa Blanca descartó que el coronavirus se haya originado en un laboratorio de China

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos