Una tienda Sears en Austin (Texas) (REUTERS/Mohammad Khursheed)
Una tienda Sears en Austin (Texas) (REUTERS/Mohammad Khursheed)

La cadena Sears, uno de los minoristas más icónicos de Estados Unidos, ha contratado una firma asesora para preparar una declaración de bancarrota.

La presentación podría darse esta misma semana, en previsión del pago de la deuda de la compañía por USD 134 millones que vencen el lunes, según informó The Wall Street Journal. Una firma de asesoría, M-III Partners, con sede en Nueva York, pasó las últimas semanas trabajando en dicha presentación. Aún así, la posibilidad del final de Sears se ha extendido durante meses, y personas familiarizadas con el acuerdo dijeron al diario que Sears todavía está considerando otras opciones. Ni Sears ni M-III Partners respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El miércoles pasado, las acciones de Sears bajaron casi un 32 por ciento.

El minorista de 125 años de antigüedad ha tenido un gran éxito ya que las tiendas convencionales de todo el mundo han luchado para competir con los gigantes del comercio electrónico y mantener sus establecimientos. Pero si Sears está ahora en contacto con los bancos para asegurar el financiamiento necesario para una declaración de bancarrota, tal y como informó CNBC, podría enviar una señal más segura de que tal movimiento podría no estar muy lejos.

El martes, Sears también contrató al experto en reestructuración Alan Carr para que ejerciera de director de la compañía, ampliando la junta de seis personas a siete y agregando más orientación sobre cómo dirigir a una gran empresa a través de una declaración de bancarrota.

Hace apenas unas semanas, el presidente ejecutivo de Sears, Eddie Lampert, ideó un plan de último momento para salvar a la compañía minorista. La empresa tiene un total de aproximadamente USD 5.6 mil millones en deuda pendiente y se ha reducido a aproximadamente 820 tiendas Sears y Kmart. Cuando Lampert asumió el cargo de director de la compañía hace cinco años, había 2,000 locales. Lampert compró Sears en 2004 y lo fusionó con Kmart, donde tenía un control total, al año siguiente.

El mes pasado, Lampert, el mayor accionista y acreedor de Sears, así como el propietario de fondos de cobertura ESL Investments, pidieron a los acreedores que refinanciaran la deuda de USD 1.1 mil millones antes del pago del 15 de octubre, según un documento presentado ante la Comisión de Valores y Transacciones de Estados Unidos. También pidió a la compañía que vendiera USD 3.25 mil millones de bienes raíces y activos. Entre ellos se incluyen Sears Home Services y la marca insignia de la empresa, Kenmore, que Lampert ofreció comprar en agosto por USD 400 millones.

El propio Lampert ha tenido un mandato controvertido como director ejecutivo. Si bien gran parte de su enfoque giró en torno a la presencia en internet de Sears, el mantenimiento en las tiendas físicas ha disminuido. La estrategia de Lampert, a menudo, ha involucrado mantener a Sears a flote a base de préstamos.

En la presentación de septiembre ante la Comisión de Valores y Transacciones, el fondo de cobertura de Lampert dijo que "debe actuar de inmediato para tener suficiente pista para continuar su transformación" si es que Sears finalmente puede lograr un cambio de tendencia.