Gráfico: @sinmuchasfotos
Gráfico: @sinmuchasfotos

Lo primero que hicieron Kubrick, George Lucas, David Lynch, Tarantino y Trey Parker al alcance de tus dedos.

Trajimos algunas películas para mostrarte que hasta los superdotados deben afrontar un periodo de aprendizaje y superación de obstáculos. Quédate tranquilo porque Kubrick, Tarantino, David Lynch, George Lucas y Trey Parker y Lloyd Kaufman también fueron novatos.

Ciertos genios muestran su potencial creativo desde las primeras incursiones que hacen en el arte. Es el caso de los directores que reseñaremos en estas líneas, y para comprobarlo miramos las más tempranas obras disponibles de estos cinco artistas audiovisuales.

Algunos, como George Lucas y Stanley Kubrick se volvieron icónicos, y desde el inicio se intuye por qué. A Tarantino le vale madres la pacatería y aparece esnifando algo que parece cocaína con total soltura. Parker y Kaufman ya sabían lo que querían hacer desde antes de inventar la serie South Park. Y David Lynch juega con representaciones oníricas y un simbolismo críptico desde su más temprano inicio.

"Cannibal: The musical" de Trey Parker y Lloyd Kaufman (Creadores de South Park)

En esta obra gore de 1993 está el germen de todo lo que vino después: el humor irreverente, las referencias a sucesos de la vida real (está basada en hechos históricos), los personajes llamativos que se lanzan en grupo a la aventura, el desarrollo grotesco de la narrativa. Incluso los escenarios del estado de Colorado.

Es una obra imperdible no sólo para aquellos fanáticos de South Park, también para los meros curiosos de las expresiones desmesuradas en el arte.

Es un terreno tan fértil, que fue estrenada en Broadway y se fue por otros escenarios. Incluso tiene un video juego en 8 bits que puedes jugar en el sitio oficial del musical, donde también se puede descargar la banda de sonido e interactuar con otros elementos multimedia.

"Freiheit" de George Lucas

Freihet es la palabra en alemán para libertad. Este corto, el primero con un argumento de Lucas, muestra a un joven que corre asustado por una locación boscosa e intenta cruzar una frontera bastante difusa.

En los planos, tomas y encuadres se pueden intuir elementos que luego fueron desarrollados en el episodio 6 de la saga "El regreso del Jedi". Más que nada por el entorno repleto de árboles, y ciertas tomas en donde el movimiento de la cámara acompaña el recorrido del actor.

"My best friend's birthday" de Quentin Tarantino

Muchos de los elementos que utiliza Tarantino para desarrollar sus películas, se encuentran en este corto realizado en tres años de rodaje con un presupuesto de 5 mil dólares. La primera versión duraba una hora y media, pero un incendio dejó la que se conoce actualmente de 34 minutos.

Las reflexiones sobre la cultura pop, en este caso sobre Elvis Presley. La escena de Pulp Fiction, donde el personaje de Uma Thurman esnifa heroína pensando que era coca, ya existía con una pequeña variación, en este filme. La narración segmentada, pero con un hilo conductor que se identifica perfectamente. Las peleas con técnicas de artes marciales que lograron el zenit en Kill Bill. Todo eso ya existía desde la génesis del universo Tarantino.

"Six men getting sick (six times)" de David Lynch

En este corto hay una narración, cuenta algo. Pero está contado con el estilo propio de David Lynch: críptico. Hay un trabajo donde la imaginación debe interpretar lo que nos ofrece el director para sacar alguna conclusión. Y una vez que termina, te deja con la sensación de no haber entendido nada de todo eso que pasó frente a tus ojos.

Hay referencias a estados oníricos de la conciencia, a la naturaleza psicosomática de algunas enfermedades, a las consecuencias de los contagios. Claro que todo esto es una interpretación personal. Ustedes lograrán las propias.

"Fear and desire" de Stanley Kubrick

Este es el primer largometraje de Kubrick. Al director no le gustó el resultado que obtuvo y decidió erradicarlo de las filmotecas. Compró todas las copias que existían y las destruyó.

Pero el destino, el karma o lo que sea, no se preocupa en lo absoluto por los deseos de las personas. Fue así cómo hallaron un negativo original en un laboratorio de Puerto Rico. Actualmente existen dos copias en un museo de fotografía (Goerge Eastman House) de Nueva York.

En este film está la guerra, la reflexión filosófico existencial, el manejo de cámara. En esta película está el diamante Kubrick en bruto, y aun así brilla como una gema de genialidad.

Publicado originalmente en VICE.com