Dura crítica de la oposición venezolana por el avión con pilotos iraníes retenido en Argentina: “El gobierno de Fernández mintió y banalizó un hecho muy grave”

Julio Borges, destacado dirigente perseguido por la dictadura de Maduro, aseguró que el caso pone en riesgo la seguridad de su país

El avión iraní-venezolano varado en Ezeiza
El avión iraní-venezolano varado en Ezeiza

El opositor de Venezuela Julio Borges pidió a las autoridades judiciales de Argentina que continúen la investigación sobre el avión venezolano con tripulación iraní, que fue retenido en el país sudamericano, con el fin de establecer eventuales vínculos con el terrorismo.

La Justicia debe seguir investigando todo este entramado que, sin duda, vincula a (Nicolás) Maduro y a sus aliados con el crimen organizado y el terrorismo”, aseguró Borges en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Y señaló cuatro puntos: “1) El plan de vuelo indica que aún el avión pertenece a Mahan Air, la aerolínea acusada de traficar armas. 2) Hay incongruencias en la lista de los tripulantes que salieron de Caracas. 3) Hay un carnet que corresponde con Fars Air Qeshm, la aerolínea vinculada al terrorismo. 4) No se descarta que el avión haya llegado con bienes o dinero para la organización de un ataque terrorista”.

Esto indica que el gobierno de Alberto Fernández mintió y banalizó un hecho muy grave que pone en riesgo la seguridad de Argentina”, resaltó.

El mensaje de Borges en Twitter
El mensaje de Borges en Twitter

Borges realizó su petición tras la solicitud que la fiscal Cecilia Incardona hizo al juez federal argentino Federico Villena, señalando que en la investigación realizada hasta ahora surgieron “varios rastros” que “imponen la necesidad” de proseguir la pesquisa sobre el piloto Gholamreza Ghasemi, su tripulación, la aeronave y la carga.

El avión, un Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), empresas sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El mensaje de Borges en Twitter
El mensaje de Borges en Twitter

La aeronave ingresó en Argentina el pasado 6 de junio procedente de México, previa escala en Venezuela, con destino al aeropuerto internacional de Ezeiza, y dos días después despegó hacia Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino porque el país vecino no habilitó su aterrizaje.

El juez Villena retiró los pasaportes a la tripulación —cinco iraníes y catorce venezolanos— e incautó el avión.

La fiscal argentina pidió indagar si el verdadero objetivo del aterrizaje de la aeronave a Argentina fue exclusivamente para transportar partes y piezas para automóviles o si estuvo eventualmente orientado a un “acto de preparación para proveer bienes o dinero” que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo.

Incardona instó también a acreditar de modo fehaciente la titularidad de la aeronave y corroborar si Mahan Air tiene aún algún tipo de vinculación con el avión, así como hacer mayores averiguaciones sobre el contenido de la carga.

La semana pasada, el régimen venezolano culpó a la autoridad aeronáutica de Uruguay por impedir el sobrevuelo del avión de carga venezolano-iraní que, ante la prohibición, tuvo que aterrizar en Argentina, donde luego fue retenido.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR