La Academia Nacional de Medicina de Venezuela exhortó al régimen de Nicolás Maduro a vacunar contra la fiebre amarilla

A su juicio, “la escasa vigilancia epidemiológica, entomológica y virológica y la baja cobertura vacunal son los factores determinantes en el resurgimiento de casos”

Una enfermera prepara una vacuna contra la fiebre amarilla (EFE/Fernando Bizerra Jr.)
Una enfermera prepara una vacuna contra la fiebre amarilla (EFE/Fernando Bizerra Jr.)

La Academia Nacional de Medicina (ANM) de Venezuela exhortó este lunes al Ministerio de Salud a reactivar la vigilancia epidemiológica y a vacunar lo más pronto posible a toda la población en riesgo de contraer la fiebre amarilla, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmara un brote en el país.

“La ANM exhorta al MPPS (Ministerio de Salud) a publicar el boletín epidemiológico, a reactivar y mantener la vigilancia epidemiológica y a vacunar lo más pronto posible a toda la población en riesgo de contraer la fiebre amarilla y pone a disposición de las autoridades nuestros expertos para colaborar en el plan nacional de vacunación”, reza un comunicado de la academia.

A su juicio, “la escasa vigilancia epidemiológica, entomológica y virológica y la baja cobertura vacunal son los factores determinantes en el resurgimiento de casos”.

El país tenía un buen sistema de vigilancia epidemiológica, antes coordinado por Malariología, el cual está prácticamente abandonado”, denunciaron.

Fotografía de archivo de una bebé que recibe la vacuna contra la fiebre amarilla en Caracas, Venezuela (EFE/Fernando Bizerra Jr.)
Fotografía de archivo de una bebé que recibe la vacuna contra la fiebre amarilla en Caracas, Venezuela (EFE/Fernando Bizerra Jr.)

En este sentido, explicaron que, el 2 de junio de 2020, Venezuela recibió 4,7 millones de dosis de vacuna contra la fiebre amarilla a través del fondo rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Esas dosis, según la ANM, “debieron ser administradas a las poblaciones en riesgo”.

La OMS informó el pasado jueves de un brote de fiebre amarilla en Venezuela, con siete casos que quedaron confirmados mediante pruebas de laboratorio a finales de septiembre y entre los cuales seis correspondían a personas que no estaban vacunadas contra esta enfermedad endémica en varios países de Sudamérica.

Frente a este riesgo sanitario, en un país con un sistema de salud muy precario y que enfrenta la pandemia de COVID-19, la OMS dijo que lo más urgente es aumentar la cobertura de vacunación entre la población, particularmente de la que vive en zonas amazónicas y que están expuesta a dos mosquitos que trasmiten la enfermedad en áreas forestales (Haemagogus y Sabethes).

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR