La oposición venezolana aseguró que la reciente reconversión monetaria anunciada por el régimen de Maduro se perderá en pocos meses

El ex diputado opositor José Guerra alertó sobre el fugaz impacto en la economía de la nueva moneda ya que, no se enfoca en resolver el origen de la hiperinflación que se traduce en los altos precios de productos y servicios

José Guerra, economista y ex diputado opositor a la Asamblea Nacional de Venezuela
José Guerra, economista y ex diputado opositor a la Asamblea Nacional de Venezuela

El ex diputado opositor venezolano José Guerra aseguró este martes que la nueva reconversión monetaria, para la que se eliminarán seis ceros a la moneda local -el bolívar- y que entrará en vigor el próximo 1 de octubre, se puede perder “en meses” si no se pone en marcha un programa contra la hiperinflación.

“Si esa actualización del cono monetario no va relacionada con un programa económico para acabar con la hiperinflación y hacer crecer la economía, esa reconversión monetaria se va a perder en meses, tal vez en un año”, explicó Guerra en un vídeo difundido por la oposición.

A su juicio, eso puede suceder “porque las causas de la hiperinflación siguen estando ahí y el cono monetario pierde otra vez sus atributos para facilitar y hacer factible la transacción”.

El próximo 1 de octubre, al entrar en circulación la moneda reconvertida por tercera vez en lo que va de siglo, el actual bolívar soberano pasará a llamarse bolívar digital.

El bolívar digital entrará en vigencia el primero de octubre
El bolívar digital entrará en vigencia el primero de octubre

Los seis ceros que se le quitarán a la moneda se suman a otros ocho, ya eliminados en las dos reconversiones anteriores, cuando la moneda pasó de llamarse bolívar -sin apellidos- a bolívar fuerte y, posteriormente, soberano.

Pese al nombre de la nueva moneda, esta no será digital, sino que contará con billetes y monedas.

Debido a la hiperinflación y la devaluación constante, el billete de más alta denominación actualmente en circulación, el de un millón de bolívares soberanos, se cambia por unos 25 centavos de dólar y su capacidad de compra es prácticamente inexistente.

Ante esa situación, la economía venezolana vive una dolarización transaccional y los negocios cuentan con numerosos problemas para cuadrar sus balances debido al gran número de ceros que deben escribir.

Frente a esta realidad, Guerra dijo que la nueva reconversión monetaria “tiene un solo propósito”, el de “facilitar el intercambio, la adquisición de bienes y servicios”.

“Es solo un cambio cosmético para facilitar las transacciones”, aseveró.

Pese al nombre de la nueva moneda, esta no será digital, sino que contará con billetes y monedas (FOTO: EFE)
Pese al nombre de la nueva moneda, esta no será digital, sino que contará con billetes y monedas (FOTO: EFE)

La última reconversión monetaria, que creó el “Bolívar Soberano”, se realizó en agosto de 2018. Desde 2008, el chavismo ha eliminado ocho ceros de la moneda y, con este nuevo cambio, ya son 14 ceros en total.

En el comunicado dado a conocer el pasado cinco de agosto se detalla que la medida implica que todo importe monetario “se dividirá entre 1.000.000” (esto implica la eliminación de seis ceros) y destaca que no afecta el valor actual del Bolívar, sino que “se llevará a una escala monetaria más sencilla para facilitar su uso”.

El ente emisor también subrayó que esta decisión surge en un momento en que “el país comienza el camino de la recuperación económica”.

El nuevo cono monetario que entrará en vigencia consta de cinco nuevos billetes (de 100, 50, 20, 10 y 5 bolívares).

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR