Diosdado Cabello amenazó a Juan Guaidó tras el inicio del diálogo: “Tiene que pagar con México o sin México”

El número dos de la dictadura chavista tildó al opositor venezolano de “inepto” y “ladrón” en su primera intervención desde el comienzo de las negociaciones

Guardar

Nuevo

La amenaza de Diosdado Cabello a Juan Guaidó

Diosdado Cabello, diputado de la Asamblea Nacional, vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela y hombre fuerte del régimen de Nicolás Maduro, lanzó una dura amenaza contra el presidente interino y líder opositor, Juan Guaidó.

En su programa de televisión “Con el mazo dando”, Cabello describió a Guaidó como un “personaje de lo más triste de la política venezolana de todos los tiempos” y lo calificó como un “ladrón” que “algún día tiene que pagar con México o sin México”, haciendo referencia a los diálogos entre la dictadura y la oposición que comenzaron la semana pasada en ese país.

Este tipo va a pasar a la historia como el ladrón de los ladrones del país y algún día tiene que pagar con México o sin México. Eso es así, con México o sin México, porque es un ladrón”, disparó Cabello, para luego enfatizar: “Inepto y ladrón”.

Este fue el primer pronunciamiento del político chavista tras el inicio de la negociación entre el régimen y la oposición venezolana en México. El diálogo continuará el 3 de septiembre con un avance todavía incierto, pero se destaca el rol diplomático relevante de México tras albergar el inicio de los contactos.

La firma del memorando de entendimiento en México (Europa Press)
La firma del memorando de entendimiento en México (Europa Press)

El rol de México

Las conversaciones arrancaron el viernes en el Museo Nacional de Antropología de México con una mediática firma del documento entre el presidente oficialista de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela, representada por el abogado Gerardo Blyde.

Con este proceso, impulsado por Noruega, la oposición exige elecciones “libres” en los comicios regionales del próximo 21 de noviembre, mientras que Maduro pretende que se levanten las sanciones internacionales.

El Gobierno de México, del presidente Andrés Manuel López Obrador, aceptó ser sede como reflejo de su “visión latinoamericana y caribeña”, explicó este lunes a EFE el internacionalista Erik del Ángel Landeros, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Lo vuelve a posicionar como un actor internacional que procura la solución pacífica de controversias y la negociación, apegado a los principios constitucionales de política exterior, pero también a los principios universales que rigen el multilateralismo”, señaló.

Gerardo Blyde Pérez, el director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos, Dag Nylander, Jorge Rodríguez, y el canciller mexicano Marcelo Ebrard (EFE/Mario Guzmán)
Gerardo Blyde Pérez, el director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos, Dag Nylander, Jorge Rodríguez, y el canciller mexicano Marcelo Ebrard (EFE/Mario Guzmán)

¿Avances?

Tras un fin de semana de expectativas, la oposición y el régimen de Venezuela anunciaron en un breve comunicado conjunto que retomarán las negociaciones del 3 al 6 de septiembre tras sus “reuniones constructivas” en México.

Los dos sectores no aclararon cuáles fueron los resultados finales de este primer ejercicio ni precisaron si volverán a reunirse en la capital mexicana.

Pero tras la primera fase de este proceso, las autoridades de Venezuela liberaron el domingo al ex diputado opositor Freddy Guevara, un estrecho colaborador de Guaidó.

Stalin González, quien participó en las negociaciones, celebró este lunes el hecho como “una buena noticia”, al señalar que espera “la liberación de todos los presos políticos”.

“Millones han perdido la confianza en la política y por ello las negociaciones en México son un reto mucho mayor. Sin embargo, estamos comprometidos a darlo todo para dar fin a esta pesadilla. No descansaremos hasta lograrlo”, expresó en sus redes.

Con base en lo firmado, la agenda de las delegaciones incluye la negociación sobre “derechos políticos para todos”, garantías electorales y un cronograma para elecciones observables, según el memorando de entendimiento divulgado el pasado viernes.

También abarca el levantamiento de sanciones, la renuncia de la violencia, la reparación de las víctimas, protección de la economía nacional, medidas de protección social, y garantías de implementación, seguimiento y verificación.

“Construir acuerdos que nos permitan salir de la crisis que vivimos es fundamental y debe estar por encima de cualquier diferencia”, añadió González.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo