El régimen de Nicolás Maduro anunció que Venezuela producirá la vacuna cubana Abdala contra el coronavirus

La vicepresidenta chavista, Delcy Rodríguez, dijo que expertos cubanos visitaron la planta de la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos, donde verificaron las condiciones para la producción del antídoto

Delcy Rodríguez (REUTERS/Manaure Quintero)
Delcy Rodríguez (REUTERS/Manaure Quintero)

El régimen de Venezuela confirmó este jueves que la vacuna cubana anticovid Abadala, que se encuentra en período de prueba, se producirá en un laboratorio estatal en Caracas y con cuya fórmula espera conseguir la inmunización masiva de la población.

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo en unas declaraciones a través la televisión pública VTV que expertos cubanos visitaron la planta de la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio), donde verificaron las condiciones para la producción de la vacuna Abdala.

Rodríguez no informó cuándo espera Venezuela comenzar la producción de la vacuna cubana o cuántas dosis por mes espera desarrollar.

Pero el ministro de Salud, Carlos Alvarado, apuntó que la planta, que gestiona el Ejecutivo, debe sufrir algunos ajustes antes de comenzar la fabricación de vacunas.

Son algunas acciones que tenemos que tomar de inmediato para (...) lo antes posible comenzar la fabricación de vacunas en Venezuela”, explicó.

Trabajadores procesan las vacunas cubanas contra el COVID-19 en La Habana (Cuba). EFE/ Ernesto Mastrascusa/Archivo
Trabajadores procesan las vacunas cubanas contra el COVID-19 en La Habana (Cuba). EFE/ Ernesto Mastrascusa/Archivo

A finales de marzo pasado, el dictador venezolano, Nicolás Maduro, dijo que su país participará de la tercera fase de pruebas de los candidatos vacunales cubanos Soberana 02 y Abdala, dos antídotos con los que espera adelantar la inmunización masiva en el país sudamericano.

Pero la Academia Nacional de Medicina de Venezuela (ANM) ha alertado de que las fórmulas Soberana 02 y Abdala “no son vacunas” todavía, sino “productos experimentales que apenas han comenzado a evaluarse”.

“Venezuela sufre una grave epidemia del COVID-19 y, en vez de participar en pruebas de productos experimentales con características desconocidas, debe priorizar la traída al país de vacunas de reconocida seguridad y eficacia”, dijo la ANM en un comunicado de marzo pasado.

En ese texto, los académicos expresaron su preocupación por la efectividad que pudieran tener estos fármacos, ya que “no se conocen los resultados de la fase 1 y 2” de los ensayos, y por tanto no se sabe “si los productos son capaces de inducir en humanos un nivel y calidad de anticuerpos que pueda conferir protección contra el virus”.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: