Arrestaron en Miami al piloto venezolano Alejandro Marín por sus vínculos con Tareck El Aissami, el ministro chavista buscado por narcotráfico en EEUU

Las autoridades estadounidenses lo acusaron de falso testimonio en una causa relacionada con un dinero de la industria criminal

Alejandro Javier Marín y Tareck El Aissami
Alejandro Javier Marín y Tareck El Aissami

Las autoridades estadounidenses arrestaron en Miami al piloto venezolano Alejandro Javier Marín por sus vínculos con Víctor Mones Coro, socio de Tareck El Aissami, ministro de Petróleo de Venezuela y hombre fuerte en la estructura de poder del régimen de Nicolás Maduro.

La periodista venezolana Maibort Petit, especialista en crimen organizado transnacional, confirmó a Infobae que Marín fue acusado en EEUU de falso testimonio. “Tiene tres cargos por mentirle al gobierno federal relacionado con un dinero de la industria criminal. Se trata de 140 mil dólares", detalló la comunicadora.

Marín, de manera deliberada, habría “falsificado, ocultado y encubierto hechos materiales usando trampas, planes y dispositivos como teléfonos celulares”, explicó Petit.

En enero de 2018, el piloto firmó un acuerdo para actuar como fuente confidencial de la agencia de Seguridad Nacional (HSI). Entre sus responsabilidades como fuente confidencial, se comprometió a ayudar en una investigación relacionada con transacciones ilícitas y otras actividades ilegales de co-conspiradores ubicados en los Estados Unidos y en el extranjero.

El piloto, de 46 años, dirige un negocio de vuelos fletados en el aeropuerto ejecutivo Opa Locka de Miami y está bajo la lupa por sus vínculos con Víctor Mones Coro, fundador de una firma de servicios de vuelos privados estadounidense, que supuestamente movilizó al ex vicepresidente de Economía de Venezuela, acusado de narcotráfico por Washington. En noviembre, el empresario se había declarado culpable de violar las sanciones de la Administración Trump.

Mones Coro, creador de American Charter Services (ACS), con sede en Florida, había sido acusado junto a El Aissami por fiscales federales en el Distrito Sur de Nueva York en marzo del año pasado por violar las sanciones bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act, por sus siglas en inglés) en 2017.

El Aissami, que actualmente ocupa el Ministerio del Poder Popular de Petróleo de Venezuela, fue acusado de usar ilegalmente los servicios proporcionados por ACS.

Víctor Mones Coro ha admitido que conspiró para eludir las sanciones estadounidenses con la finalidad de ayudar al ex vicepresidente venezolano Tareck El Aissami (…) a obtener transporte internacional en un avión privado”, dijo en su momento el fiscal federal de Manhattan, Geoffrey Berman, en un comunicado.

En julio de 2019, el Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE) de los EEUU incluyó a El Aissami en su lista de “más buscados”
En julio de 2019, el Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE) de los EEUU incluyó a El Aissami en su lista de “más buscados”

Tareck El Aissami, en la lista de más buscados de EEUU por narcotráfico

En febrero de 2017, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a Tareck Zaidan El Aissami “como narcotraficante especialmente designado por desempeñar un papel significativo en el tráfico internacional de drogas”. En julio de 2019, el Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE) de los EEUU lo incluyó en su lista de “más buscados” y difundió por las redes sociales el tradicional afiche.

En el comunicado, EEUU recordó que El Aissami fue nombrado Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela en enero de 2017, que anteriormente fue Gobernador del Estado Aragua de Venezuela de 2012 a 2017, así como Ministro del Interior y de Justicia de Venezuela a partir de 2008. “Facilitó los envíos de narcóticos desde Venezuela, para incluir el control de los aviones que salían de una base aérea venezolana y las rutas de la droga a través de los puertos de Venezuela”, acusó el ICE.

“En sus posiciones anteriores, supervisó o poseía parcialmente embarques de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluyendo aquellos con destinos finales en México y los Estados Unidos”, agregó.

El Aissami ha estado durante mucho tiempo en la mira de las autoridades estadounidenses. Fue imputado en una corte federal en Manhattan y hace tres años el Departamento del Tesoro lo sancionó después de investigar las acusaciones en su contra por trabajar con narcotraficantes.

Y, según un archivo secreto recopilado por agentes venezolanos, El Aissami y sus familiares han ayudado a introducir a militantes de Hezbollah en el país, han hecho negocios con un narcotraficante y han resguardado 140 toneladas de químicos que se cree fueron usados para la producción de cocaína, lo que ha contribuido a convertirlo en un hombre rico mientras el país se ha sumido en el caos.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Militares y piratas: el caso de los siete oficiales venezolanos acusados de ejecutar al capitán de un petrolero para robarle dólares

Senadores de EEUU exigieron a la Unión Europea que rechace el intento de Nicolás Maduro de celebrar “elecciones fraudulentas”

MAS NOTICIAS